Parvovirosis en perros This article is verified by a vet

Parvovirosis en perros

Un chequeo general ofrece al veterinario los primeros indicios de una posible parvovirosis canina.

Los virus son uno de los muchos peligros para la salud de nuestros queridos peludos. Un ejemplar particularmente peligroso es el parvovirus canino. Descubre cómo se manifiesta la parvovirosis en perros, qué tratamientos hay y cómo puedes proteger a tu perro.

¿Hasta qué punto es peligrosa la parvovirosis en perros?

La parvovirosis en perros es una enfermedad infecciosa altamente contagiosa que va acompañada de síntomas muy pronunciados. La dolencia puede ser mortal particularmente para perros jóvenes y no vacunados. Sin embargo, si se inicia un tratamiento a tiempo, las probabilidades de supervivencia aumentan considerablemente.

Síntomas: ¿cuáles son los signos más importantes?

Directamente después de la transmisión, el perro puede tener fiebre y un cansancio generalizado. Tras un periodo de incubación de entre cuatro y siete días, la parvovirosis suele provocar vómitos fuertes y continuos.

A esto siguen diarreas acuosas y, con frecuencia, sangrantes que pueden ser muy malolientes. A causa de los trastornos del aparato gastrointestinal, el perro pierde mucho líquido, lo que le provoca deshidratación.

Además del aparato digestivo, el parvovirus ataca el corazón y el sistema inmunitario del perro. Como consecuencia, aparecen miocarditis e infecciones secundarias.

Los cachorros, los perros jóvenes no vacunados y los perros mayores son los más propensos a morir de parvovirosis canina. En este caso, la causa de la muerte suele ser un miocardio muy dañado.

Los principales síntomas del parvovirus son estos:

  • Fiebre y debilidad
  • Vómitos intensos y continuos
  • Diarrea acuosa, a menudo con sangre
  • Deshidratación
  • Debilitación del sistema inmunitario
  • Infecciones secundarias

Diagnóstico: ¿cómo se detecta la parvovirosis en perros?

Los vómitos y la diarrea pueden tener muchas causas diferentes. El veterinario buscará indicios mediante una sesión de preguntas exhaustiva al cuidador y un examen general.

Si existe la sospecha de una infección del parvovirus canino (CPV), a continuación realizará pruebas especiales. Con un análisis de sangre se suele detectar un déficit de eritrocitos, leucocitos y trombocitos. La parvovirosis también se conoce con el término panleucopenia, referido a un déficit de todos los glóbulos blancos (leucocitos).

Otro indicio del virus se puede hallar en las heces.

Parvovirosis en perros
El cansancio y la debilidad también son síntomas de parvovirosis canina.

Terapia: ¿qué tratamientos existen?

Si el veterinario detecta la parvovirosis a tiempo, muchos perros se pueden salvar. Los animales enfermos suelen recibir un tratamiento hospitalario intensivo. Aquí reciben los cuidados necesarios, que se orientan principalmente a contrarrestar los síntomas de la enfermedad, algunos muy graves.

Estas son las medidas terapéuticas recomendadas:

  • Goteo intravenoso contra la pérdida de líquido
  • Antibióticos para prevenir infecciones secundarias
  • Calor
  • Protectores de estómago
  • Fármacos contra las náuseas
  • Analgésicos

Pronóstico: ¿cuáles son las probabilidades de curación?

Si la parvovirosis en perros se detecta a tiempo y se inicia el tratamiento de inmediato, el pronóstico suele ser muy bueno, especialmente en perros adultos. Los primeros estadios de la parvovirosis son los más críticos. Si el perro ha superado los primeros cuatro o cinco días, las probabilidades de supervivencia vuelven a aumentar.

En cambio, la enfermedad es más peligrosa para perros jóvenes. Como el sistema inmunitario aún no está formado del todo en los cachorros, sus probabilidades de curación son más bajas. Los perros jóvenes no vacunados también corren un riesgo mayor de morir de la enfermedad.

Causas: ¿cómo aparece la enfermedad?

El patógeno de la parvovirosis en perros es el parvovirus canino 2. Existen diferentes variantes (a, b y c) que dan lugar a cursos de intensidades distintas.

El parvovirus canino 2b puede afectar también a los gatos. Es altamente contagioso y sobrevive mucho tiempo en el entorno.

Dado que los animales afectados sufren diarrea, el patógeno se propaga rápidamente, especialmente en grupos de perros numerosos. El contagio también puede ser indirecto, a través del contacto con objetos contaminados.

Dentro del cuerpo, los virus penetran en las células con un alto índice de división a través de la sangre. Estas son, principalmente, la mucosa estomacal e intestinal, las células del miocardio y el tejido linfático, como la médula. Esta propagación típica del virus en el cuerpo también explica los síntomas clásicos de la parvovirosis: vómitos, diarrea y debilidad.

Prevención: ¿cómo se puede prevenir la parvovirosis en perros?

Dado que la parvovirosis puede ser muy peligrosa para tu perro y, posiblemente, acabar con su vida, es importante prevenirla.

Vacuna

Existe una vacuna contra el parvovirus canino desde la década de 1970. Esta forma anticuerpos en el organismo del animal para que no enferme al entrar en contacto con el virus.

En España, la vacuna de la parvovirosis es obligatoria. Los perros jóvenes se vacunan por primera vez con ocho, 12 y 16 semanas de vida. Pasado un año, el veterinario repite la vacunación, con lo que se completa la inmunización básica. A continuación, se debe administrar una dosis de recuerdo cada tres años.

Medidas de protección en caso de enfermedad

Si tu perro se contagia, debes tomar medidas preventivas inmediatamente para evitar que otros perros se infecten.

Importante: Aísla al perro enseguida, ya que los animales infectados expulsan el virus con las heces durante aproximadamente una semana. Deja los objetos de la zona donde viva el perro en su sitio para evitar que se propague el virus.

Cuando toques al perro enfermo, ponte guantes desechables y quítatelos después del contacto. Elimina las heces de inmediato y desinfecta regularmente los comederos, juguetes, superficies y lugares donde haga sus necesidades.

Elige un desinfectante que sea eficaz contra el parvovirus canino, ya que no todos pueden combatirlo.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
10 min

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.
10 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?