Mal aliento en perros This article is verified by a vet

Mal aliento en perros

Si la boca de un perro huele mal, a las personas nos resulta muy desagradable. Sin embargo, a veces puede ser signo de enfermedades subyacentes de la cavidad bucal. Para que tanto tú como tu peludo podáis respirar tranquilos, hemos reunido los datos más importantes sobre el mal aliento en perros.

A mi perro le huele la boca: ¿cuáles son las causas?

La halitosis en perros puede tener varias causas; las más frecuentes son:

Mal cuidado dental

No solo las personas necesitamos una buena higiene bucal, sino también nuestros perros. Para frenar la formación de placa, sarro y gingivitis es recomendable lavarles los dientes puntualmente con un cepillo especial.

Los movimientos mecánicos y los componentes de las pastas dentífricas para perros ayudan a eliminar la placa mucosa. Esta contiene proteínas y azúcares, por lo que es la fuente de nutrientes perfecta para las bacterias causantes de la halitosis.

Comida de mala calidad

Algunos alimentos tienen un sabor y olor muy intensos. Por ejemplo, las chucherías de panza o cuero cabelludo de vacuno pueden causar mal aliento a los perros. No obstante, este desparece al poco tiempo.

Otra causa del mal aliento asociada a la alimentación es la comida con componentes de mala calidad o mucho azúcar. Estos favorecen la aparición de bacterias en la boca, que ingieren el azúcar y producen gases causantes del mal olor.

Cuerpos extraños

Es frecuente que en la mucosa bucal o entre los dientes se queden enganchados cuerpos extraños. Por ejemplo, aristas (filamentos ásperos de algunas plantas) o astillas. Estos también son un foco de bacterias.

Por lo tanto, es conveniente inspeccionar la boca del animal de vez en cuando. En la mayoría de casos, los cuerpos extraños se pueden extraer con cuidado con los dedos o un objeto puntiagudo. Si no es así o si la mucosa ya se ha inflamado mucho, deberá hacerlo el veterinario.

Mal aliento en perros
Si los dientes de tu perro están sueltos o incluso se han caído, los gérmenes pueden entrar en la mucosa de la boca más profundamente. Esta es una de las causas del mal aliento en los perros.

Dientes sueltos

Los dientes del perro están sueltos en dos fases de su vida. Por un lado, en la fase del cambio de dientes en edad de cachorro y, por otro, en edad avanzada.

Si un diente está suelto, los gérmenes pueden penetrar más hondo en la mucosa. En los huecos profundos de los dientes se forma un entorno perfecto para las bacterias. De este modo, se pueden reproducir intensamente en poco tiempo y provocar halitosis.

Enfermedades graves

El mal aliento en perros se suele deber a un poco de sarro o gingivitis. Solo en algunos casos puede ser la consecuencia de enfermedades de otros sistemas de órganos. Por ejemplo:

  • Fuertes inflamaciones de la boca y la faringe (p. ej., amigdalitis)
  • Enfermedades renales o hepáticas
  • Tumores en la boca, la faringe o la garganta (p. ej., carcinoma espinocelular)
  • Enfermedades del aparato digestivo
  • Infestación de hongos en la mucosa bucal
  • Enfermedades metabólicas (p. ej., diabetes mellitus)
halloween zooplus article banner

Enfermedades que provocan halitosis en perros

Si el mal aliento es más fuerte y persistente, es conveniente acudir al veterinario. Antes de examinarle la cavidad bucal al perro, le mide las constantes vitales (pulso, frecuencia respiratoria, estado de las mucosas...). Así, puede valorar su estado de salud general. En combinación con una anamnesis exhaustiva, se pueden descartar algunas causas del mal aliento. A continuación, se lleva a cabo un examen en profundidad de la cavidad bucal.

Lo primero que observa el veterinario es la parte anterior de la cavidad. Esta incluye, además de la parte delantera de la lengua y las encías, los incisivos, los caninos y los premolares. Si no detecta ninguna anomalía, examina la parte posterior de la cavidad, la faringe y la entrada de tráquea y esófago.

Examen con anestesia

Para que el perro esté lo más tranquilo posible durante el chequeo y el veterinario esté protegido de sus afilados dientes, normalmente hay que ponerle anestesia.

Una vez introducida la anestesia, el veterinario ya puede abrir del todo la boca del perro y evaluarla tranquilamente. Para presionar la lengua utilizará un depresor lingual. Para descartar cuerpos extraños o anomalías en la faringe, también puede emplear un laringoscopio. Este instrumento médico cuenta con una lámpara que permite observar con precisión la laringe y las estructuras circundantes.

Para diagnosticar enfermedades dentales subyacentes, también se puede hacer una radiografía de la boca. Si se sospecha de un tumor, se puede tomar una muestra de tejido. En algunos casos, también hay que sacarle sangre al perro para analizarla en busca de células inflamatorias, entre otras cosas.

Mal aliento en perros
Para evitar que tu perro tenga mal aliento, puedes cepillar sus dientes regularmente.

¿Cómo se puede prevenir el mal aliento en perros?

La mejor protección contra el mal aliento es una higiene bucal exhaustiva con productos especiales y controles regulares de los dientes para mantenerlos sanos.

Para que tu perro respire aire fresco, también puedes utilizar estos remedios caseros y consejos:

Artículos para masticar con efecto limpiador de dientes (p. ej., snacks dentales o pienso).
Cepillos de dientes especiales y pastas dentífricas contra los restos de comida podridos.
La comida de calidad sin azúcar contribuye a combatir el mal aliento.
Evita la comida húmeda viscosa.
El perejil también ayuda a contrarrestar el mal aliento en perros.

Franziska G., veterinaria
Franziska G.

Me formé como veterinaria de forma íntegra en la Universidad Justus-Liebig Gießen en Alemania, donde pude adquirir experiencias en diversas áreas como medicina para roedores y animales pequeños, animales grandes y animales exóticos, así como farmacología, patología e higiene de los alimentos. Desde entonces, además de trabajar como autor veterinario, he estado trabajando en mi tesis doctoral de carácter científico. Mi objetivo es conseguir proteger mejor a los animales de los patógenos bacterianos que causan las enfermedades. Además de mis conocimientos veterinarios, también comparto mi propia experiencia como cuidadora de mi perro, por lo que puedo entender y aclarar miedos y problemas, así como otras cuestiones importantes sobre la salud de los animales.


Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
10 min

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.
10 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?