Alimentación para labrador retriever

Alimentación para labrador retriever

El labrador retriever tiene fama de comer mucho y con gusto.

Alimentar correctamente a un labrador no sería ningún problema si pudiera decidir él mismo: lo importante es que haya mucha comida. En efecto, el labrador es una de las razas nada quisquillosas en lo que a alimentación se refiere. En este artículo te explicamos cuál es la mejor alimentación para labrador retriever y cómo evitar que coma demasiado. Además, te desvelamos los alimentos más adecuados para esta raza.

El labrador retriever se utilizaba originalmente como perro cobrador en la caza. Hoy día se considera un perro familiar ideal porque es cariñoso y bondadoso, y le gusta estar con las personas. La alimentación para labrador retriever debe adaptarse a su edad y nivel de actividad.

Cachorros: alimentación correcta desde el principio

El labrador retriever es una raza grande. Esto significa que no hay que darles comida excesivamente energética a los cachorros para que no crezcan demasiado rápido.

Las consecuencias de un exceso de energía sería un peso mayor del previsto y la aparición de huesos inestables. Estos no podrían soportar la tracción de los músculos ni la presión de un mayor peso, lo que podría traducirse en una mala alineación de las extremidades.

Aun así, la alimentación de un labrador joven debe ser rica en nutrientes que favorezcan el crecimiento. De hecho, estos perros alcanzan un peso de hasta 35 kilos en poco tiempo. Para que el cachorro se desarrolle correctamente, debes asegurarte de que reciba una cantidad de energía, minerales, oligoelementos y vitaminas equilibrada y adaptada a sus necesidades.

Comida especial para labrador retriever

Lo mejor es recurrir a comida especial para cachorros, ya que esta suele garantizar una composición nutricional equilibrada. Existen incluso productos de alimentación para labrador retriever en edad de cachorro.

La cantidad recomendada de comida para cachorros depende del peso actual del cachorro y del peso previsto cuando sea adulto. Como valor orientativo puedes usar el peso del padre o la madre, según cuál sea el sexo del cachorro. Además, la cantidad debe adaptarse al nivel de actividad del animal.

kilos gratis

Fin de la etapa de cachorro: alimentación para labrador retriever adultos

Cuando el labrador retriever haya crecido, deberás cambiar su alimentación por un producto para perros adultos. Para perros muy activos, la comida debe contener más carbohidratos para la producción de energía.

En cambio, si el perro es tranquilo, la proporción de carbohidratos debe ser moderada para prevenir el sobrepeso. Lo mismo se puede decir del contenido de grasas.

La cantidad adecuada

Para evitar el sobrepeso deberás asegurarte de que la cantidad sea adecuada. Nunca dejes que la decisión sobre cuánto debe comer el labrador la tome él. Este perro es muy glotón y comería mucho más de lo que le conviene a él y a su estómago. En realidad, la cantidad de comida que le conviene depende de la edad, el peso y el nivel de actividad.

En general, basta con darle una o dos comidas al día, siempre a la misma hora. Si le das chucherías entre horas, réstalas de la cantidad diaria que le pongas en el comedero.

Royal Canin Labrador Retriever Adult

  • Contenido de grasa adaptado y L-carnitina
  • Con ácidos grasos, zinc y biotina
  • Complejo de antioxidantes especial
  • Con condroitina y glucosamina
  • Ácidos grasos omega 3

Alimentación para labrador retriever: cómo elegir el mejor producto

¿En qué más hay que fijarse a la hora de elegir la alimentación para labrador retriever? Una alimentación equilibrada debe tener un alto contenido de carne, ya que esta es la fuente proteica principal del perro.

Las frutas y verduras, entre un veinte y un treinta por ciento, también aportan vitaminas y nutrientes. En cambio, los perros necesitan muy pocos cereales. Por lo tanto, un contenido elevado de cereales es indicativo de un alimento de mala calidad.

La elección entre comida húmeda o pienso depende de ti y de las preferencias de tu perro. Ambos alimentos tienen sus ventajas:

Ventajas de la comida húmeda

  • El perro ingiere agua con la comida, ya que estos productos contienen alrededor de un setenta por ciento de agua.
  • Suele ser más sabrosa que el pienso.
  • La proporción de agua hace que la cantidad de comida sea mayor, algo ventajoso en el labrador.
  • Tiene un contenido energético menor que el pienso. Esto puede ser beneficioso para perros propensos al sobrepeso.
  • Dura mucho y, gracias al calentamiento, no necesita conservantes.

Ventajas del pienso

  • Suele ser más barato que la comida húmeda.
  • Es más fácil de racionar y almacenar. Es ideal para cuando estés fuera o de viaje.
  • Garantiza un buen aporte energético a los perros activos.
  • Las croquetas grandes pueden mitigar la voracidad.
  • Las cantidades inferiores de material de embalaje en comparación con la comida húmeda cuidan el medio ambiente.
  • Suele contener aditivos para las articulaciones y otros componentes beneficiosos para la salud.

El ocaso en la vida del perro

Los cambios físicos asociados a la edad implican otros requisitos de alimentación para labrador retriever. La disminución de la actividad hace que también se reduzca la demanda energética. Por lo tanto, conviene reducir el aporte de energía en la comida para que el perro mayor no engorde.

Dado que hay perros en los que también empeora el sentido del olfato y el gusto, puede ser una buena idea cambiar a un alimento muy sabroso.

Descubre la selección de alimentación para labrador retriever de nuestra tienda.

Nuestros artículos más útiles
9 min

Alimentos prohibidos para perros

No todos los alimentos que las personas podemos comer sin problemas son buenos para nuestros perros. A veces, solo una cantidad pequeña ya es tóxica, mientras que con otros depende de cuánto tiempo los coman o cómo se cocinen. Sigue leyendo para saber cuáles son los alimentos prohibidos para perros y aquellos que son inocuos.
6 min

¿Es mala la comida de gatos para perros?

Si en tu hogar hay tanto perros como gatos, puede que te preguntes si les mala la comida de gatos para perros. La respuesta es clara: los perros y los gatos necesitan su propia comida. Si de vez en cuando tu fiel amigo canino prueba la comida de su compañero felino o viceversa, no es motivo de preocupación. Eso sí, ten en cuenta que el 90 % de las enfermedades de perros y gatos están causadas por una alimentación inadecuada.