Dormir con el perro

dormir con el perro

¿Es malo dormir con perros?

Sobre si es bueno dormir con el perro existen muchas opiniones. Te explicamos los pros y contras para que tú mismo/a puedas decidir si quieres dormir con tu perro o no.

Pros: argumentos a favor

Todo quien tenga perro conoce la imagen de un grupo de cachorritos acurrucados muy juntos en su camita. Los perros son animales gregarios y les encanta el contacto físico. Así pues, no es de extrañar que la mayoría quieran retomar esta costumbre con su cuidador humano. Básicamente, el contacto físico beneficia tanto al perro como a la persona.

Dormir con el perro tiene un efecto calmante para la persona y disminuye el estrés. Además, hay estudios que afirman que provoca una sensación de seguridad y protección al cuidador.

Sentimiento de felicidad

Se libera oxitocina, la hormona de la felicidad, que tiene un efecto positivo en el bienestar de la persona y del perro. Además, mitiga la agresión y favorece la empatía.

Científicos estadounidenses descubrieron en otro estudio que las personas que duermen con el perro concilian antes el sueño. Y no solo eso, sino que, además, se despiertan más felices.

Sales August 1

Contras: argumentos en contra

Uno de los argumentos más importantes que afirman que es malo dormir con perros es la higiene. Dejando de lado los pelos en la cama, el perro rara vez se dará una ducha antes de acostarse. Por lo tanto, dejará suciedad en la cama.

Esto se puede contrarrestar cambiando las sábanas más a menudo. Por desgracia, no siempre es suciedad y pelos lo que se queda en la cama. Algunos perros también traen huevos de gusano o ectoparásitos, como garrapatas y pulgas, de sus excursiones. Así pues, si vas a dormir con el perro, debes desparasitarlo periódicamente y practicar una buena profilaxis antiparasitaria.

Dormir con el perro: cuidado con los celos y la agresividad

Algunos perros que duermen con su cuidador también desarrollan un instinto protector exacerbado. Esto hace que, entre otras cosas, reaccionen con celos y agresividad a la pareja de su cuidador.

Esto lo manifiestan echando a la pareja de la cama o ni siquiera dejándola meterse. En cuanto tu perro muestre esta conducta, no deberías dejarlo dormir más en la cama.

Además, por muchos que sean los efectos positivos en el sueño, también puede haberlos negativos si el perro está inquieto. Otro estudio estadounidense incluso demostró que la calidad del sueño es aún mejor si el perro duerme en la misma estancia, pero no en la cama.

Dormir con el perro
Los perros necesitan muchas horas de sueño y una cama cómoda.

¿Cómo le quito la costumbre a mi perro de dormir en mi cama?

En el mejor de los casos, ya le habrás prohibido al perro dormir en tu cama desde el principio. Al fin y al cabo, los arrumacos tan necesarios se pueden hacer en el sofá o en el sillón.

Si tu perro podía dormir contigo hasta ahora y tienes que quitarle la costumbre, ante todo necesitarás paciencia. Al principio, al peludo no le hará ninguna gracia la nueva situación. Desde su punto de vista, lo estarás desterrando de su lugar habitual y, probablemente, reaccionará con aullidos y gimoteos. Las primeras noches sin dormir con el perro serán bastante intranquilas para todos los implicados.

La mejor opción es prohibirle entrar en el dormitorio. Si no te ves capaz, una camita acogedora en el dormitorio es una buena alternativa. Sin embargo, corres el peligro de que el perro se cuele en la cama otra vez en cuanto te duermas.

Encontrarás más información sobre adiestramiento canino en el magazine de zooplus.

La mejor alternativa a dormir con tu perro: una cama para perros cómoda

Aparte de la rutina nocturna, los perros duermen hasta trece horas al día. Por eso, necesitan un lugar cómodo en el que acurrucarse. Pero ¿cómo es la cama para perros ideal? Ten en cuenta esto al elegirla:

  • Tamaño: el perro debe tener suficiente libertad de movimiento en su cama.
  • Comodidad: en función de lo blanda que sea la cama, a muchos perros les gusta tener una manta adicional encima.
  • Ubicación: al perro le gustará estar cerca de su cuidador. Por lo tanto, elige un lugar tranquilo, pero no muy apartado. Lógicamente, debes evitar las corrientes de aire y el contacto directo con un radiador.

Independientemente de qué decidas, os deseamos a los dos una convivencia maravillosa.

Nuestros artículos más útiles
6 min

¿Cómo saber si mi perro es feliz? 10 signos de felicidad canina

¿Cómo puedo estar seguro de que mi perro es feliz? ¿Lo estoy haciendo bien y le estoy dando una vida con la que esté satisfecha? Todos nos hemos planteado estas preguntas alguna vez. La probabilidad de que tu peludo sea feliz es bastante alta, si disfruta de su tiempo. Puedes conseguir esto haciendo actividades con él como jugar o practicar deporte. Además —y esto no nos cansaremos de recordarlo—, es importante que le des comida de calidad, para que tenga una buena salud física y mental, que le hará estar de buen humor. Hoy se sabe también que la felicidad de los perros está muy ligada a sus hormonas.
7 min

Adoptar un perro: ¿macho o hembra?

Lo tienes claro: quieres adoptar un can. Pero aún no has decidido si quieres un perro macho o hembra. Muchas personas que adoptan un animal por primera vez tienen esta duda. Te damos consejos para que te resulte más fácil tomar esta decisión.

5 min

Tener dos perros en casa

A diferencia de los conejos o de los loros, los perros no tienen por qué tener necesariamente un compañero de su misma especie, pues tú ya eres su principal apoyo. No obstante, es cierto que muchos adoran convivir con otro perro o incluso con varios. La ventaja de tener más de un can en la familia es evidente: tu peludo siempre tendrá a alguien con quien jugar. Si están bien educados, pasear dos perros no supone un problema ni tampoco su alimentación ni sus cuidados. Sigue leyendo para saber los pros y los contras de tener dos perros en casa y la mejor manera de crear una buena relación entre ellos.