¿Por qué mi perro me sigue al baño?

Mi perro me sigue al baño

Por mucho que nos encante estar con nuestro perro, a veces queremos estar a solas, sobre todo en los momentos íntimos, como es ir al baño. Pero en cuanto intentas cerrar la puerta tu peludo mete su hocico para poder entrar. Te contamos por qué tu can te sigue hasta el baño y qué trucos le puedes enseñar para que respete tu intimidad.

Esto está claro, ¡los perros no conocen la privacidad! No tienen ni la menor idea de que algunas situaciones son un poco embarazosas para ti, por lo que prefieres estar solo, tampoco tienen la necesidad de tener su propio espacio. Al contrario, los canes son animales de manadas y prefieren hacer todo con los miembros de esta, ya sea ir de caza, proteger el territorio, jugar o incluso hacer sus necesidades.

Tu perro te quiere proteger

Cuando tu perro te sigue al baño significa que para él eres parte de su manada, quiere hacerlo todo contigo y protegerte en todo momento. Si estás en la ducha o sentado sobre la taza del váter tu peludo entiende que estás distraído y por lo tanto eres más vulnerable a ser atacado. Tu protección es la prioridad de tu can en esta situación, pues en la manada se protegen unos a otros.

¿Intimidad? ¿Qué es eso?

A tu perro no se le ocurre que ser observado mientras estás en el baño pueda resultarte incómodo. La privacidad o la intimidad son algo desconocido para los cuadrúpedos. Al fin y al cabo, tú también lo observas a él cuando hace sus necesidades. ¿Alguna vez has visto que un perro se avergüence y no sea capaz de hacer sus cosas hasta que tú le des la espalda?

süße welpe

Tener la puerta del baño cerrada despierta la curiosidad del perro

Otro motivo por el que tu perro te sigue al cuarto de baño puede ser la curiosidad. Es muy probable que te haya observado varias veces cómo desapareces en el baño y cierras la puerta desde dentro. Esto despierta su interés: ¿qué pasa detrás de esa puerta? ¿Qué haces ahí dentro y por qué le prohíbes la entrada? Sobre todo, si tu perro está muy apegado a ti y sueles llevarlo a todos lados (a lo mejor incluso al dormitorio), le irrita que de repente le dejes fuera.

El baño es parte del territorio de tu perro

Es muy posible que tu perro sepa que no puede entrar en el supermercado o que tiene que esperar en la puerta de la panadería, pero eso no significa que se vaya a quedar tranquilo esperando fuera del baño. Al fin y al cabo, el baño está dentro de su casa y por lo tanto forma parte de su territorio.

Tu perro te ama sobre todas las cosas

Cuando tu perro te sigue a todos lados en casa significa que te quiere sobre todas las cosas, que quiere estar contigo y poder protegerte y defenderte en todo momento (no solo los perros guardianes hacen esto). No te enfades con él si se pone a aullar delante de la puerta del baño ni te lo tomes a mal la próxima vez que te mire mientras estás en la taza. Y no te preocupes, no quiere decir que tengas que llevarte a tu perro siempre al baño.

Los perros pueden aprender a esperar, incluso fuera del baño

A pesar de ser muy posible que tu can no entienda lo que significa respetar tu privacidad, sí que puede aprender a esperar y a perderte de vista un momento. Esto no solo se refiere al baño, sino también al supermercado. Una buena base para el entrenamiento de la espera es que tu perro ya domine las órdenes básicas («sit», «plas», «quieto», etc.). Al igual que con los comandos básicos que ha aprendido tu perro, el esperar debe estar relacionado con una señal específica como la orden «quédate» o «espera». Dado que los canes suelen hacer más caso a los gestos que a las palabras, es necesario acompañar el comando con un gesto claro, como por ejemplo apuntar con la mano plana de forma paralela al suelo hacia el suelo.

Si tu can no ha estado nunca solo y no ha aprendido que es normal que no te vea durante un rato, debes tener paciencia y actuar con cautela. Cualquier perro puede aprender a esperar, ya sea adulto o cachorro, a pesar de que a veces requiera algo de tiempo.

Siete trucos para que tu perro te deje ir solo al baño

Si tu perro conoce el comando «espera» y hace caso cuando le das la orden fuera de casa, puedes usarla para hacer que espere fuera del baño. Si aún no sigue la orden con seguridad es mejor practicarla antes de empezar con el entrenamiento del baño. Para ello pronuncia primero la orden «sit» y a continuación el comando «espera» y te alejas unos pasos, pero que aún te pueda ver. Una vez consiga mantenerse quieto le recompensas. El refuerzo positivo es la manera más rápida de que aprenda a escuchar tus órdenes y a esperar.

Cuando haya interiorizado esto puedes utilizar los siguientes siete trucos para que te deje tranquilo en el baño:

  • Dale a tu perro la orden de esperar delante de la puerta del baño, entra y cierra la puerta tras de ti durante un momento. Acostumbra a tu can poco a poco a esperar delante de la puerta cerrada. Es decir, no cierres la puerta durante media hora o más la primera vez, al principio quédate solo poco tiempo en el cuarto de baño.

 

  • Si tu perro tiene curiosidad o una gran necesidad de protegerte es de gran ayuda que entre un momento al baño, antes de que vayas a usarlo, para que pueda asegurarse de que todo está bien. Si sabe que estás solo en el cuarto de baño, que no puede entrar nadie y que no hay nada peligroso, puede protegerte desde fuera.

 

  • Mantén siempre la calma y muéstrale a tu perro que para los humanos ir solos al baño es lo más normal del mundo.

 

  • Si tu perro aúlla o rasca la puerta del baño, vuelve a salir, pero ignóralo. No intentes tranquilizarlo con palabras, pues solo has ido un momento al baño, o acariciándolo, eso solo reforzará su comportamiento.

 

  • Si tu perro consigue esperar tranquilo delante de la puerta, felicítalo cuando salgas recompensándole con una golosina. Poco a poco puedes aumentar el tiempo que pasas en el baño con la puerta cerrada.

 

  • Otro truco es distraer al can en el pasillo antes de ir al baño, pero esto solo funciona con aquellos peludos que no tienen un instinto de protección muy desarrollado. Puedes darle un juguete para perros o un hueso para que se entretenga mientras tú usas el baño.

 

  • Tómate las necesidades de tu perro en serio, es decir, pasa tiempo con tu fiel amigo canino y ocúpate de que tenga suficiente entretenimiento y ejercicio. Un perro ocupado aceptará que de vez en cuando necesites un momento solo para ti.

Ya verás que con un poco de entrenamiento y paciencia tu perro aprenderá que prefieres estar solo en el baño. Además, es mucho más agradable y divertido jugar con nuestro cuadrúpedo cuando no estamos agobiados y podemos disfrutar de un poco de tranquilidad.

Nuestros artículos más útiles

Mi cachorro muerde

Por muy adorables que sean, los cachorros pueden morder; en torno a las 6 semanas ya tienen unos 28 dientecitos listos para hincar. Aunque, al principio, esos pequeños alfileres tan solo molesten y apenas hagan daño, es necesario saber cómo enseñar a un cachorro a no morder.

Jadeo en perros: ¿por qué mi perro jadea de noche?

Los jadeos forman parte de un perro igual que lo es mover la cola, por lo que no suelen ser motivo de preocupación. Pero ¿qué pasa cuando mi perro jadea de noche tan fuerte que no puede descansar? Aquí descubrirás las posibles causas del jadeo en perros por las noches y qué puedes hacer para ayudarle.

Trucos para perros

Dar la pata, ponerse a dos patas o atrapar un snack en el aire... Con estos diez trucos para perros, tu perro y tú seréis populares. Lo mejor es que los trucos para perros no solo entretienen a quienes están cerca, sino que desafían a tu peludo física y mentalmente. Además, el entrenamiento fortalece el vínculo entre ambos.