Cómo hacerse paseador de perros

paseador de perros

Hace mucho tiempo que el dogwalking es tendencia en EE. UU. La gente que tiene perro, pero no tiempo para sacarlo, contrata a un paseador de perros que cobra por ello. Suena a dinero fácil, ¿no? Craso error. Quien quiera ser paseador de perros no solo necesita una correa y un buen calzado, sino muchos conocimientos y experiencia para guiar grupos de perros.

¿Qué hace un paseador de perros?

Los perros necesitan mucho ejercicio para agotarse física y mentalmente. De hecho, la falta de ejercicio y el aburrimiento suelen traducirse en comportamientos indeseados. Sin embargo, hay mucha gente que no satisface esta necesidad de ejercicio y atención de su perro. Esto se debe a que tienen una vida profesional o privada ajetreada o que su físico no se lo permite. Aquí es donde un paseador de perros puede ayudarlos. Por un sueldo acordado previamente, sacan al perro de sus clientes y lo llevan al parque o a la naturaleza.

¿Es una profesión?

En las ciudades grandes, en particular, donde conviven muchas personas y perros, se puede ganar dinero con este trabajo. Muchos urbanitas con perro agradecen que un paseador canino profesional saque al perro en su lugar. Así, pueden trabajar en el centro mientras su peludo se desfoga de lo lindo en el parque o el campo. A diferencia de EE. UU., donde existen muchos paseadores profesionales, en Europa sigue sin ser una profesión reconocida. Sin embargo, la demanda no deja de crecer. En nuestro país cada vez hay más personas que ofrecen sus servicios como paseadores de perros. Unos lo hacen como segundo trabajo y otros como empresa independiente. Además, las escuelas de adiestradores, las empresas de servicios caninos y los centros educativos también han visto el filón y ofrecen cursos y formaciones pensados para profesionalizar esta labor.

kilos gratis

¿Se necesita formación?

Si solo quieres pasear al perro del vecino, no necesitas sacarte ningún certificado. En cambio, si quieres ofrecer tus servicios como paseador de perros profesional, deberías contar con suficientes conocimientos caninos. Un paseador de perros no solo tiene que guiar a un labrador manso que permanece dócil a su lado. De hecho, suele llevar un grupo de entre cinco y ocho perros de las razas y caracteres más dispares. Esta es una gran responsabilidad de la que el paseador debe ser absolutamente consciente.

En grupo, los perros se comportan de una manera diferente que cuando van solos. Si un macho muestra de repente una conducta dominante ante otro perro del grupo o se pone agresivo, debes saber reaccionar para recuperar el control de la situación lo antes posible. La experiencia con el perro propio o el del vecino no suele ser suficiente. Los paseadores deben ser expertos en el trato con perros. Además, deben avenirse con distintos caracteres caninos y saber lo que les espera al pasear diferentes perros.

Ser consciente de la responsabilidad

Leer libros especializados, tener práctica con varias razas y hablar con adiestradores expertos es indispensable para meterse en este mundo. Aunque no exista ninguna formación profesional en el sentido clásico, conviene sopesar las opciones que ofrecen varias organizaciones o instituciones. Un paseador de perros no necesita ningún certificado para ejercer su profesión, como los que trabajan en residencias caninas. Sin embargo, un diploma, un justificante de participación o una licencia causan buena impresión y dan cierta seguridad al paseador. Para tener éxito como paseador de perros, necesitarás tener una buena reputación. La mejor manera de ganársela es saber lo que haces y demostrar en el trato con los clientes y los perros que has elegido esta profesión por una razón.

¿Qué se aprende en un seminario para paseadores de perros?

El contenido, la duración y el coste de un seminario, curso o formación para paseadores dependen de quien los ofrezca. Un curso serio debería incluir una parte práctica, aparte de la teórica. En la parte teórica no solo se aprenden las normas más importantes de la tenencia de perros. También se enseñan las respuestas a las preguntas legales sobre leyes vigentes y seguros. A continuación, estos conocimientos se deben aplicar y profundizar en la práctica. No se trata de aprender a adiestrar y enseñar las órdenes básicas más importantes a un perro; esto ya se da por sentado. Más bien se trata de aprender a entender a los perros en grupo. ¿Cómo cambia el perro en un grupo con otros perros? ¿Qué caracteres encajan y se pueden llevar juntos sin problemas? ¿Cómo influye el comportamiento de un perro en el de los otros?

Además de una mejor comprensión del comportamiento canino, estos cursos enseñan a adoptar una postura de superioridad en la práctica. Además, muestran cómo enseñar a los perros a obedecer de buena gana. Los perros deben atender a tus señales y no despistarse con los estímulos del entorno. En diferentes situaciones, se comprueba si los paseadores pueden tener a todo el grupo controlado aun con acontecimientos imprevistos. Además, se aprende a juntar a los perros de la mejor manera posible y las posibles rutas a tomar. También se enseñan las medidas de urgencia y, por ejemplo, cómo transportar a los perros en coche de forma segura.

paseador de perros

Cosas que un paseador de perros en ciernes debe tener en cuenta

Además de los conocimientos que mencionábamos y la experiencia con perros y grupos de perros, quien quiera trabajar de esto debe reunir otros criterios y formalidades. Según la legislación de cada país, existen normativas sobre las que hay que informarse de antemano. Si quieres ganar dinero paseando perros, debes elegir entre pedir trabajo en agencias, hacerlo como segundo trabajo o hacerte autónomo/a. Según lo que elijas, deberás hablar con la agencia tributaria o con la empresa que te contrate. Además, infórmate sobre los seguros que necesitas como paseador canino. Al fin y al cabo, pasear perros ajenos siempre va asociado a ciertos riesgos, no solo para el perro y para ti, sino para terceros. Nunca se sabe cuándo un perro del grupo podría atacar a alguien. Un seguro de responsabilidad civil amplio y, quizá, un seguro de defensa jurídica te ayudarán a limitar el riesgo financiero.

¿Qué debe saber hacer un paseador de perros?

El perfil de un paseador de perros no se limita ni de lejos a los paseos. Si quieres tener éxito y ganar dinero con esta profesión, debes contar con estas cualidades:

  • Te encantan los animales y te llevas muy bien con los perros.
  • Dispones de suficientes conocimientos sobre el trato con perros y su adiestramiento.
  • Tienes una buena capacidad de reacción y puedes responder rápida y adecuadamente al comportamiento de un perro en situaciones de conflicto.
  • Tienes aplomo y la capacidad de imponerte. No te pones nervioso/a ni tienes miedo en situaciones imprevistas, sino que te muestras relajado/a y confiado/a ante los perros. Eres cariñoso/a, pero perseverante al tratar con perros.
  • Te gusta trabajar al aire libre, aunque haga mal tiempo.
  • Estás en forma y puedes pasar varias horas al día paseando o caminando con los perros.
  • Te muestras abierto/a y asertivo/a con los animales, pero también con las personas, y das una impresión de confianza. Al fin y al cabo, los clientes quieren saber que dejan a su peludo en buenas manos.
  • Has contratado un seguro de responsabilidad civil y estás protegido/a ante los posibles peligros de la profesión.
  • Tienes flexibilidad horaria y puedes tener en cuenta los deseos de tus clientes.
  • Si quieres trabajar como autónomo/a, tienes conocimientos básicos de gestión de oficinas y contabilidad para llevar tu pequeño negocio.
  • Cuentas con el equipamiento necesario, concretamente ropa para el mal tiempo y calzado cómodo e impermeable para caminar tramos largos.

¿Cómo me convierto en un paseador de perros experto?

¿Te ves reflejado/a en la descripción del perfil laboral y crees que tienes las cualificaciones requeridas? ¡Estupendo! En ese caso, reúnes los requisitos necesarios para convertirte en un paseador de perros experto. Sin embargo, pasará un tiempo hasta que ganes suficiente dinero como para vivir de esta profesión. Al fin y al cabo, debes encontrar suficientes clientes y convencerlos de tus cualificaciones. Esto requiere paciencia, perseverancia y, naturalmente, una buena captación de clientes.

Acumular experiencia

Vamos por partes: en primer lugar, debes comprobar en la práctica si este trabajo realmente es para ti. Pregunta en una protectora de tu zona o en el vecindario si te dejan pasear a los perros sin cobrar.

Cuando hayas adquirido suficiente experiencia, puedes pasar a la fase siguiente. Busca cursos de paseador de perros por tu zona. Aunque no exista ninguna formación en el sentido clásico, un certificado o un justificante de participación en un curso pueden ser muy útiles. Esto no solo te servirá para adquirir conocimientos, sino también para captar clientes.

¿Cómo consigo clientes?

Una vez aprobados los cursos y adquirido la experiencia necesaria, empieza la parte más importante y más difícil para muchos: conseguir clientes. Imprime folletos y repártelos por el vecindario, las clínicas veterinarias o las escuelas caninas. Promociónate en Facebook, Instagram, etc. y pon anuncios en el periódico local o en un portal de vecinos de internet. Hay muchas opciones y canales en los que puedes ofrecer tus servicios como paseador de perros.

¿Se puede ganar dinero?

Un paseador de perros suele cobrar por horas y el precio de una hora es generalmente de 10-15 euros. Lo que puedes llegar a ganar con este trabajo en realidad depende de varios factores. Una amplia captación de clientes, experiencia, una buena reputación y un entorno al que le atraiga tu oferta son elementos decisivos. Lógicamente, esto no se consigue de un día para otro. A veces se necesita tiempo para convencer a la gente de tus servicios y experiencia. No te desanimes y persiste. Si tu negocio no funciona como trabajo principal enseguida, prueba a hacerlo gratuitamente o como segundo trabajo al principio. En las ciudades grandes hay agencias que pueden anunciar tus servicios. Esto no solo te aportará experiencia, sino también contactos importantes que pueden servirte en el futuro. Si te lo montas bien, puedes ganar entre 800 y 1600 euros brutos al mes como paseador de perros.

Nuestros artículos más útiles
9 min

Jadeo en perros: ¿por qué mi perro jadea de noche?

Los jadeos forman parte de un perro igual que lo es mover la cola, por lo que no suelen ser motivo de preocupación. Pero ¿qué pasa cuando mi perro jadea de noche tan fuerte que no puede descansar? Aquí descubrirás las posibles causas del jadeo en perros por las noches y qué puedes hacer para ayudarle.
14 min

Trucos para perros

Dar la pata, ponerse a dos patas o atrapar un snack en el aire... Con estos diez trucos para perros, tu perro y tú seréis populares. Lo mejor es que los trucos para perros no solo entretienen a quienes están cerca, sino que desafían a tu peludo física y mentalmente. Además, el entrenamiento fortalece el vínculo entre ambos.
4 min

Cómo enseñarle a un cachorro a no morder

Por muy adorables que sean, los cachorros pueden morder. En torno a las 6 semanas ya tienen unos 28 dientecitos listos para hincar. Aunque, al principio, esos pequeños alfileres tan solo molesten y apenas hagan daño, es necesario saber cómo enseñarle a un cachorro a no morder.