Criollo

Criollo

El caballo criollo es una raza dura y resistente que se las apaña en cualquier terreno.

El caballo criollo es un caballo sudamericano con nervios de acero que lleva siglos trabajando con los gauchos. En Europa también tiene un club de fans que no deja de crecer. Te explicamos qué hace que sea tan especial y cuál es la mejor manera de usarlo y cuidarlo.

Aspecto del caballo criollo

El caballo criollo es un animal de trabajo de arriba abajo, algo que también revela su aspecto. Hay varios tipos dentro de la raza, en algunos casos con diferencias notables. Aquí describimos el estándar de la raza que se persigue con la cría.

Pecho ancho y patas duras

El caballo criollo es un animal mediano y compacto con una altura ideal de entre 140 y 148 centímetros. La cabeza cuneiforme presenta un espacio retromandibular notable y dibuja una línea recta o ligeramente curvada hacia fuera. Los ojos tienen una mirada nítida y cordial.

Antiguamente, estos caballos solían tener un cuello muy corto de inserción alta. No obstante, esta característica ya no está tan marcada en la actualidad. El cuello moderadamente ancho y largo se prolonga hacia una cruz plana.

También es típico del caballo criollo el lomo largo y recto, y el pecho fuerte y ancho. Su cuerpo se asienta sobre patas extremadamente estables y resistentes que terminan en cascos duros.

Criollo mestizo Los ejemplares en los que se cruzó otra raza visiblemente y no cumplen el estándar se denominan criollos mestizos.

Peso

Este caballo musculoso pesa entre 400 y 550 kilos.

Colores

El caballo criollo puede ser de cualquier color, excepto moteado. Es indeseable que tenga zonas blancas extensas en el cuerpo. Los colores típicos de la raza son discretos y apagados, como bayo gris, bayo amarillo, alazán, marrón o grises ruanos.

Asombroso: en su patria, América del Sur, se conocen presuntamente 600 denominaciones cromáticas del caballo criollo.

¿Es un sangre templada?

El caballo criollo es de sangre templada. Esto significa que aúna las características de los sangre fría y los purasangre. Por eso, es un buen caballo de trabajo y ocio.

Criollo © Kais Ismail / stock.adobe.com
La dura vida del caballo criollo en la Pampa dio como resultado un caballo extremadamente resistente.

Carácter: nervios de acero y fiabilidad

El criollo es el caballo de los gauchos, que son los vaqueros sudamericanos. Estos lo apreciaban como animal de trabajo eficaz que podía recorrer largas distancias en la accidentada Pampa y posibilitaba el arreo del ganado vacuno gracias a su agilidad y nervios de acero.

Los trayectos de horas por malezas espinosas con poco más que un poco de hierba para comer y un trabajo de rancho enervante han dado forma al caballo criollo. A consecuencia, esta raza tiene un paso seguro y es extremadamente resistente y tenaz.

¿Por qué está considerado problemático y maleducado?

En las décadas de 1980 y 1990 llegaron los primeros criollos a Europa en barco. Los animales estaban trastornados por la traumática travesía y, como es lógico, eran difíciles de tratar. Se vendieron en el mercado como caballos baratos para principiantes, lo que dañó su imagen permanentemente.

Criollo © SobrevolandPatagonia / stock.adobe.com
El tenaz caballo criollo era un ayudante ideal de los gauchos sudamericanos.

Aptitud: codiciado en la monta americana y de ocio

Al igual que en su patria, en Europa también se usa al caballo criollo para arrear reses, pero muy poco para el mero sustento.

Se ven ejemplares en varios ámbitos de la monta americana y de la equitación de trabajo. Esta es una disciplina de competición en la que se fomenta la monta de trabajo tradicional. La extremada resistencia de estos caballos también les ha valido una buena reputación en las excursiones y el enduro ecuestre.

Equitación de paseo

El caballo criollo es inteligente, modesto y, en general, obediente. En su patria lo tienen como caballo de servicio que, sencillamente, tiene que funcionar. Aquí no hay lugar para paternalismos.

No obstante, esto no significa que, si las condiciones son correctas, no pueda avenirse y entablar amistad con las personas. Estos son los mejores requisitos para los jinetes de ocio que buscan un animal fiable y tranquilo para la familia.

Actividades: el caballo criollo quiere trabajar

Da igual si te compras un caballo criollo para tu tiempo de ocio o para competir: ofrécele suficiente ejercicio y entretenimiento. Debido a su historia, este caballo tiene un dinamismo gigantesco. Por lo tanto, quiere que lo pongan a prueba tanto física como mentalmente.

No es un simple animal para tener como una planta en el prado. También deberás adiestrarlo con cariño para poder superar el día a día entre el establo, los coches y las personas.

Prueba de fuego dura En Sudamérica, el caballo criollo se somete a la marcha, que es una prueba de resistencia y capacidad de recuperación. La marcha implica 14 días (incluido uno de descanso), 750 kilómetros, un jinete de 90 kilos y cero pienso concentrado. Los caballos no tienen que superar antes ningún entrenamiento especial.

¿Sirve para soportar peso?

El caballo criollo tiene un lomo largo, pero, gracias a su musculatura fuerte, no tiende a combarse. Por eso, es ideal para soportar peso y puede tolerar más carga que muchas otras razas.

Salud de hierro

Si buscas un caballo realmente sano y sencillo, este es ideal para ti. El corazón, los pulmones y el aparato locomotor apenas presentan problemas.

Los cascos duros hacen frente a cualquier condición climática y ni siquiera suelen necesitar herraduras. Sin embargo, las vacunas y los chequeos en el veterinario son imprescindibles.

Enfermedades típicas de la raza

Cuando un caballo criollo enferma, esto suele tener que ver con una tenencia y alimentación desfavorables. Una hierba demasiado grasa y otros alimentos ricos en proteínas combinados con un ejercicio insuficiente provocan sobrepeso rápidamente.

También pueden observarse casos de síndrome de Cushing. Además, algunos caballos se ven afectados por la dermatitis estival equina, sobre todo los importados.

Esperanza de vida

El caballo criollo puede vivir más de treinta años. Esto lo hace particularmente longevo, incluso para un caballo pequeño.

Tenencia y alimentación ideales

En América del Sur, el caballo criollo trabaja codo con codo con los gauchos. Aquí tiene que soportar lo suyo: después de una semana de esfuerzo continuo, los vaqueros cambian los animales y los colocan en el pasto. Estos robustos caballos apenas necesitan más cuidados.

¿Qué necesita?

En un establo con tomas de pienso concentrado regulares y poco ejercicio, estos caballos no son felices. Es mejor que te orientes por las condiciones de su país de origen:

  • Ponlo en un prado magro o en un potrero amplio. Aunque el calor y el frío no le afectan, es conveniente instalar un cobijo.
  • Dale poco o ningún pienso concentrado y ajusta los suplementos de minerales a sus necesidades reales. Hacerle análisis de sangre periódicamente te ayudará a detectar déficits.
  • Cepíllalo y lávalo con moderación. Los lavados con champú deberían ser excepcionales.
  • Haz que se mueva regular y generosamente.
  • Aunque los cascos no necesitan herraduras, sí que requieren atención. Examínaselos, recórtaselos y mantén su forma.

Historia: abandonado y rescatado

Cuando los colonos españoles ocuparon Argentina en el siglo XVI, trajeron caballos consigo. No obstante, tuvieron que abandonar Buenos Aires en 1540 y dejaron algunos de sus caballos atrás.

El caballo criollo original proviene de estos caballos ibéricos, algunos de ellos andaluces. Los caballos se reprodujeron durante cuarenta años, totalmente por su cuenta y en las condiciones más extremas.

En 1580, los nuevos colonos se encontraron con unos 12 000 caballos criollos asilvestrados en la región de Buenos Aires. A estos animales resistentes y fortalecidos los había formado su entorno y procedían de una selección natural.

Evolución de la cría moderna

A partir de este momento, se acabó el capítulo aislado de la historia del caballo criollo. Los cruces y la cría incontrolada hicieron que la raza prácticamente se extinguiera con el paso de los siglos.

El argentino Dr. Emilio Solanet inició una campaña de rescate a principios del siglo XX. Buscó los ejemplares más primitivos en las regiones rurales apartadas de la Patagonia y elaboró el libro de cría en 1923. Además, fundó una asociación de cría del caballo criollo. Así pues, el caballo criollo que conocemos hoy es parcialmente un taxón reconstituido.

Compra y precio

El precio del caballo criollo depende de la edad.

  • Un potro mestizo cuesta unos 1500 euros.
  • Un potro de un año vale alrededor de 3000 euros.
  • Los ejemplares adultos de pedigrí puro pueden costar tranquilamente 10 000 euros.

Hay criadores de este caballo en toda Europa. Antes de comprarlo, vale la pena echar un vistazo a anuncios de internet e incluir países vecinos en la búsqueda.

Importación de Argentina: ¿se puede hacer?

¿Te gustaría importar un caballo directamente desde Argentina? En ese caso, pide asesoramiento a la asociación de cría para garantizar un transporte adecuado. Los transportes por barco y avión poco serios pueden causar daños físicos y mentales a los animales.

Además, recuerda que este caballo necesita hasta un año y medio para acostumbrarse a las condiciones climáticas de nuestras latitudes.

Conclusión: raza fantástica para jinetes con las cosas claras

El caballo criollo es tan legendario como su reputación. Ninguna otra raza carga con tanto, rinde tanto a largas distancias ni resiste condiciones tan extremas. Esto lo convierte en un compañero codiciado para todos aquellos que sueñen a lo grande. Da igual si lo quieres para hacer excursiones privadas o para hacer una carrera profesional en la monta americana.

El afán de trabajo de esta raza tan resistente a menudo se subestima. El caballo criollo necesita mucho ejercicio y le gusta que lo pongan a prueba tanto física como mentalmente. Antes de que te compres este caballo, asegúrate de que puedes y quieres ofrecerle esto a largo plazo.

Ficha del caballo criollo

Particularidades: Caballo de los gauchos tenaz y longevo que se adapta a cualquier terreno y es muy resistente
Tipo: Caballo pequeño
Alzada: 138-150 cm
Colores: Todos los colores, menos el moteado; se prefieren los tonos oscuros y bayos.
Marcha: Fluida, ligera y segura
Esperanza de vida Aprox. 30 años
Aptitud: Equitación de paseo, trabajo con reses y enduro ecuestre
Precio: A partir de 1500 €
Origen: América del Sur
Nuestros artículos más útiles
6 min

Caballo frisón

El caballo frisón es uno de los caballos más antiguos de Europa y también uno de los más caros. Sus elegantes movimientos convierten a este majestuoso holandés en un caballo de carruaje y doma codiciado. Sin embargo, su asombrosa estatura hace que no sea apto para principiantes.

6 min

Caballo appaloosa

El caballo appaloosa es famoso por ser una raza de caballo india. Además de la apasionante historia de su origen, este caballo moteado tiene otras particularidades. Sigue leyendo para conocer estos animales únicos y saber por qué son caballos de ocio y familiares tan populares.

6 min

Caballo cuarto de milla

El caballo cuarto de milla es la raza más extendida del mundo. De hecho, muchos caballos famosos de películas son de esta raza. Dos ejemplos son Black Beauty, de la película homónima de 1994, y Pilgrim, de El hombre que susurraba a los caballos. Además, este caballo ágil, rápido y versátil no solo da la talla delante de la cámara.