Entrenamiento de caballos

Entrenamiento de caballos

Lo que muchos no saben es que el entrenamiento de caballos comienza en los humanos. La consistencia y la paciencia son claves en para el éxito aquí.

El comportamiento de un caballo

Lo que desconocen muchos amantes de los animales es que la educación de los caballos comienza con el humano. Solo este puede cambiar la relación con su animal de forma positiva. Los caballos no son perspicaces como las personas, no diferencian entre un comportamiento bueno o uno malo y no saben lo que es la moral. No siguen a alguien porque les gusta, todo lo contrario.

El entrenamiento de caballos comienza en el primer encuentro

Mientras lo primero que hacemos las personas es observar y juzgar el tamaño, el color del pelaje y la larga y bonita crin del caballo, este animal con tendencia a huir se fija sobre todo en nuestro lenguaje corporal. ¿Somos un depredador peligroso, un alfa dominante o una persona de bajo rango? En las manadas de caballos existe una jerarquía clara. Así, el animal también nos clasifica como humanos de rango superior o inferior. Una persona de bajo rango tiene que subordinarse y una persona de alto rango es subordinada. Por otra parte, es más probable que se confíe en una persona de rango mayor que en una de rango menor que no puede ofrecer ninguna protección en situaciones peligrosas.

En la práctica, siempre es más difícil cambiar una jerarquía estancada que establecerse como animal alfa desde el principio. Por lo tanto, los amantes de los caballos deben prestar atención a su lenguaje corporal y al manejo consecuente del caballo desde el primer contacto.

Ejemplos de consecuencia en los pequeños, pero importantes, gestos

  • No permitas que te empuje. ¡Si el caballo quiere pasar tendrá que hacerlo por un lado! No dejes que te empuje. Cada vez que lo intente debes empujar al caballo hacia dónde estaba
  • Cuando el caballo no se deja amarrar o te pellizca, no debe ser recompensado, pues esto tiene el efecto contrario
  • Por muy bonito que sea permitir que el caballo decida el camino a través del bosque, como animal de rango superior, el hombre tiene el mando y, por lo tanto, es quien elige el camino a seguir. Por supuesto, esto también se aplica al trabajo en el campo de equitación.
Artículos relacionados
Recomendaciones de productos

Nuestros artículos más útiles

Susurrador de caballos

Un susurrador de caballos es una persona que se comunica bien con los caballos y que puede manejar casos desesperados o caballos problemáticos.