Prebióticos y probióticos para perros

Prebióticos y probióticos para perros

Los prebióticos y probióticos para perros pueden reforzar el funcionamiento natural del microbioma intestinal.

¿Tu perro tiene la flora intestinal alterada? En ese caso, los prebióticos y probióticos para perros pueden reforzarla. Te explicamos qué son estas sustancias y qué debes tener en cuenta al dárselas.

¿Qué son los prebióticos y los probióticos?

Los prebióticos y probióticos para perros son un tipo de complementos alimenticios. En función del producto concreto, pueden influir directa o indirectamente en la microflora del aparato digestivo.

En pocas palabras: influyen positivamente en la flora bacteriana del intestino grueso. Cómo sucede esto es algo que depende del tipo de sustancia:

Prebióticos para perros: sustancias no digeribles

Los prebióticos son componentes alimentarios que las enzimas propias del cuerpo no pueden digerir. Suele tratarse de ciertos hidratos de carbono, como la inulina o los fructo-oligosacáridos. Estas fibras proporcionan nutrientes al microbioma intestinal, por lo que pueden favorecer el crecimiento de las bacterias intestinales buenas.

Los prebióticos naturales se encuentran en muchos tipos de pienso o comida húmeda de calidad. Se suelen procesar a partir de plantas como zanahorias, raíces de achicoria o alcachofas. También se puede utilizar tupinambo, manzanas o pulpa de remolacha.

kilos gratis

Probióticos para perros: microorganismos vivos

Los probióticos para perros son complementos alimenticios con microorganismos vivos o viables. Si un perro recibe las bacterias en forma de complementos con la comida, estas pueden equilibrar la flora intestinal.

Existen alimentos que contienen cepas bacterianas probióticas por naturaleza. Los alimentos fermentados, como el chucrut o el yogur elaborado con cultivos iniciadores, contienen pocas bacterias probióticas. Por eso, sus posibles efectos positivos en la flora intestinal están muy cuestionados.

En cambio, los complementos probióticos contienen gran cantidad de bacterias. Además, estas suelen estar protegidas de la destrucción por parte de los ácidos gástricos. Existen varias combinaciones de distintas cepas bacterianas.

Por cierto:
La combinación de prebióticos y probióticos se conoce como simbióticos. Estos productos aúnan las propiedades positivas de ambas sustancias. Con frecuencia es conveniente aprovechar esta combinación, ya que los suplementos alimenticios se suelen complementar.

No son remedios

Los efectos de las distintas cepas bacterianas en la salud humana y animal han sido objeto de numerosos estudios. La flora intestinal tiene una relación compleja con otras influencias externas, como la salud intestinal, la actividad física, la alimentación y la salud física.

Por eso, los prebióticos y probióticos para perros nunca deben verse como remedios, al igual que otros complementos alimenticios. Se deben elegir individualmente y dar como refuerzo.

Prebióticos y probióticos para perros
La imagen muestra bacterias intestinales saludables en el intestino grueso.

¿Qué funciones tiene una flora intestinal sana?

En el intestino del perro, de casi diez metros de largo, hay muchas bacterias, como las enterobacterias (p. ej., Escherichia coli). Estas son muy importantes para la salud intestinal del perro.

Las bacterias del microbioma intestinal tienen los cometidos siguientes, entre otros:

  • Ingesta y producción de nutrientes (por ejemplo, vitaminas B2, B12 y K)
  • Refuerzo de la digestión
  • Defensa contra gérmenes patógenos
  • Fortalecimiento de las defensas
  • Separación de las partículas alimenticias no digeribles
  • Transformación de medicamentos (activación, inactivación o toxificación)

¿Cuándo son convenientes los prebióticos y probióticos para perros?

Hay muchos factores dentro y fuera del cuerpo que influyen en la flora intestinal. Las influencias negativas pueden conducir a la muerte de las bacterias intestinales. Una posible consecuencia serían alteraciones en la función del intestino grueso.

Si la flora intestinal de tu perro está alterada por trastornos digestivos u otras enfermedades intestinales, puedes reforzar su microbiota con prebióticos y probióticos.

Uso de antibióticos

Los veterinarios también suelen recomendar estos productos cuando los perros toman antibióticos durante varios días a causa de infecciones bacterianas. Como los antibióticos no solo matan bacterias patógenas, se utilizan prebióticos o probióticos para proteger la microbiota de manera preventiva.

Habla con el veterinario

En general, los complementos como los probióticos o prebióticos para perros solo deben utilizarse si la situación lo requiere y siguiendo el consejo del veterinario.

Si tu perro tiene fuertes problemas digestivos u otras enfermedades, también es recomendable que lo examine un veterinario a fondo.

Advertencia: La elección de un alimento dietético o un complemento alimenticio adecuados puede favorecer las funciones físicas naturales del perro. No obstante, recuerda que una comida de dieta no puede curar ni prevenir enfermedades. Además, la alimentación correcta del perro es un tema que siempre hay que hablar con el veterinario. En la tienda online de zooplus encontrarás alimentos dietéticos especiales.

¿Cuánto tiempo hay que darle prebióticos y probióticos al perro?

El tiempo de uso de los prebióticos y probióticos para perros depende del motivo por el que se usen. Si las heces de tu perro cambian temporalmente o tiene diarrea, suele bastar con darle complementos para reforzar la flora intestinal durante unos días o hasta dos semanas.

Para enfermedades intestinales crónicas (p. ej., enfermedad inflamatoria intestinal crónica o IBD), deberás dárselos durante varias semanas.

Habla siempre sobre la duración y el tipo de administración de antemano con el veterinario.

¿Pueden tener efectos secundarios?

Los probióticos para perros son cepas bacterianas vivas. En función del estado de salud y del estado de la flora intestinal, pueden tener distintos efectos en el perro.

Estos efectos no siempre son buenos para su salud. Se debe evitar un uso excesivo o el uso de cultivos probióticos inadecuados. De lo contrario, podrían provocar fermentaciones anómalas y dolor de vientre, entre otras cosas.

Los prebióticos para perros pueden utilizarse con confianza porque son las bacterias buenas las que se nutren de ellos principalmente. Sin embargo, un uso excesivo de algo bueno siempre puede tener consecuencias negativas. Si hay demasiadas fibras fermentables en el intestino del perro, podrían provocarle gases y diarreas.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
11 min

Castrar a un perro

Hace mucho tiempo que la castración es una intervención rutinaria en las clínicas veterinarias. Pero ¿castrar a un perro siempre es una buena idea? ¿Qué diferencia hay entre la castración y la esterilización? ¿Cuánto cuesta el procedimiento? Te contamos todo lo que necesitas saber y los pros y contras de castrar a un perro.
11 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?