Masajes para perros: aprende a relajar a tu peludo

Masajes para perros

Los perros también disfrutan con un buen masaje relajante.

No hay nada mejor que un masaje para relajarse a tope. ¡Para los perros también! Además, da igual si tu perro está enfermo o no. Descubre cómo hacerle un masaje a un perro y por qué los masajes para perros son buenos para su salud.

¿Qué se consigue con un masaje para perros?

Ya hace tiempo que se sabe que los masajes para perros tienen efectos positivos para su salud. No solo se hacen en consultas veterinarias, sino que también se pueden hacer en casa.

Con una presión específica en la musculatura se pueden relajar tensiones dolorosas y mejorar los trastornos circulatorios. Esto último aumenta el aporte de oxígeno al cuerpo, lo que, p. ej., tiene un efecto antiinflamatorio.

También se pueden aliviar las enfermedades neurológicas con un masaje, ya que los nervios se estimulan mecánicamente mediante los movimientos. Al mismo tiempo, esto conduce a la relajación del cuerpo a través del estímulo de las fibras nerviosas parasimpáticas.

Sales August 1

Cómo hacerle un masaje a un perro: guía paso a paso

Los pasos siguientes te enseñarán a hacer masajes relajantes para perros en un periquete:

  1. Antes del masaje, crea un ambiente relajado y acogedor. Háblale a tu perro con calma y coloca una manta blandita sobre una base lisa. La base (p. ej., una mesa estable) debe quedarte a la altura de la cadera para que no fuerces la espalda demasiado durante el masaje.
  2. Coloca al perro de lado y acarícialo con las manos planas, empezando por la cabeza. Seguirás por la nuca y la espalda hasta llegar a las piernas y las patas.
  3. Masajéale la cabeza ejerciendo una suave presión sobre la frente y las mejillas con movimientos circulares. Fíjate en todo momento en el comportamiento de tu perro. Si parece inquieto, reduce la presión.
  4. Después vienen las orejas. Masajéaselas con cuidado realizando movimientos circulares.
  5. Cuando llegues a la nuca y la espalda, aquí puedes ejercer más presión en los músculos. Como el perro no llega a estas zonas, puedes masajeárselas a fondo. Intenta masajear todos los grupos de músculos evitando las protuberancias óseas, como la columna vertebral.
  6. Las tensiones en las piernas pueden deshacerse pasando la mano suavemente sobre la musculatura y los tendones de arriba abajo. Aquí notarás muchos huesos, por lo que deberás proceder con especial cuidado.
  7. Dado que las patas de los perros son muy sensibles al tacto, hay que agarrarlas con precaución. Intenta masajearle las almohadillas cada vez con más presión y estirar las articulaciones con prudencia. No te olvides de las zonas entre los dedos.
Masajes para perros
Los masajes para perros pueden ayudar en muchos casos.

¿Cuándo necesita mi perro un masaje?

En general, los masajes relajantes para perros pueden darse en cualquier momento, independientemente de su edad y estado de salud. Sin embargo, en los casos siguientes son particularmente útiles:

Estrés

Los perros también se estresan y, cuando lo hacen, se les agarrotan los músculos. Para deshacer estas dolorosas tensiones se pueden masajear las zonas afectadas y movilizar las articulaciones de forma controlada. Además, los masajes para perros los ayudan a relajarse y a desestresarse.

Deporte de alto rendimiento

La musculatura de los perros muy deportistas está particularmente castigada. Para protegerlos de las dolorosas tensiones y lesiones, conviene hacerles masajes antes y después del deporte.

Enfermedades articulares y musculares

En la medicina veterinaria, los masajes para perros se utilizan frecuentemente para tratar enfermedades de las articulaciones, tendones y músculos. Estos son los motivos más frecuentes por los que se prescribe un masaje:

  • Retracción y atrofia muscular
  • Acortamientos, adherencias e inflamación de los tendones
  • Enfermedades reumáticas
  • Parálisis
  • Enfermedades articulares (p. ej., artrosis) en perros jóvenes y mayores con o sin síntomas clínicos

Posoperatorios

Después de una operación invasiva, los perros suelen tener una movilidad limitada durante varios días o incluso semanas. Esto pasa, por ejemplo, después de una intervención abdominal o de rotura del ligamento cruzado. Durante este tiempo, están casi siempre tumbados y se les forman puntos de presión y tensiones musculares dolorosos.

Para evitar esto y reforzar la musculatura, la fisioterapia es un recurso muy útil. Si tu perro está ingresado, normalmente le harán el tratamiento in situ un veterinario o un auxiliar especializado. Para que la fisioterapia no pierda sus beneficios al abandonar la clínica, conviene seguir con los masajes en casa.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
11 min

Castrar a un perro

Hace mucho tiempo que la castración es una intervención rutinaria en las clínicas veterinarias. Pero ¿castrar a un perro siempre es una buena idea? ¿Qué diferencia hay entre la castración y la esterilización? ¿Cuánto cuesta el procedimiento? Te contamos todo lo que necesitas saber y los pros y contras de castrar a un perro.
11 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?