Cómo crear un acuario marino: guía en siete pasos

acuario marino

Con un acuario de agua salada tendrás el fascinante mundo submarino en casa.

El acuario marino es la disciplina reina de la acuariofilia. Aunque el trabajo y los costes son mayores que con un acuario de agua dulce, la recompensa es un lujoso mundo submarino en casa. Con una preparación concienzuda, incluso los principiantes pueden crear un acuario marino sin problemas.

Cómo crear un acuario marino paso a paso

Colores relucientes, peces exóticos e imágenes fascinantes del mundo submarino: con un acuario marino, te sumergirás del sofá a tu propio arrecife de coral cuando quieras. Gracias a los avances en la tecnología de acuarios y al número creciente de aficionados dispuestos a ayudar, meterse en el mundo de la acuariofilia marina es hoy día más fácil que nunca.

Informarse de los costes de antemano

La mayor diferencia entre un acuario de agua dulce y uno de agua salada son los costes. De hecho, el equipamiento técnico básico y los gastos de mantenimiento son más altos en un acuario marino. Por eso, es importante que te informes bien antes de empezar.

Los foros de internet sobre acuariofilia marina, los asesores y los libros relacionados son puntos de partida estupendos. Para que te orientes un poco, te presentamos los fundamentos más importantes y accesorios prácticos para crear un acuario marino.

Consejo: muchas asociaciones de acuariofilia comparten sus conocimientos con sus miembros. Además, los aficionados se ayudan unos a otros con la instalación. A la hora de elegir la tecnología, esto puede ahorrarte mucho tiempo y dinero.

kilos gratis

Imagínate el acuario de tus sueños

Un acuario marino puede ser tan único como tú. A la hora de diseñarlo, tu imaginación prácticamente no tiene límites. Existen meros acuarios de peces, pero la mayoría son acuarios de arrecife inspirados en los arrecifes de coral del mar. Aquí se pueden tener corales y distintas especies de animales.

Primero debes pensar en qué peces de agua marina quieres tener en el acuario. Esto afecta al tamaño y otros factores, como la concentración de nutrientes, la luz y la intensidad de la corriente.

acuario marino
La elección de las especies de peces determina en gran medida el diseño de las peceras de agua salada. Por ejemplo, una buena opción para principiantes es el Gramma loreto.

Elección del acuario

En las tiendas hay un montón de recipientes de cristal para montar un acuario marino. El tamaño va desde los nanoacuarios, con un volumen máximo de 54 litros, hasta acuarios enormes con más de mil litros.

Básicamente, cuanto más grande sea el acuario, más a gusto estarán los peces. Un buen tamaño para empezar es un volumen de entre 300 y 500 litros.

Además, el tamaño y el emplazamiento del acuario dependen de sus habitantes. Si el edificio es antiguo, asegúrate de que el suelo resista el peso. Si vives de alquiler, informa de antemano al seguro del hogar sobre tu nueva afición.

Por cierto: aunque sea pequeño, un nanoacuario no es apto para principiantes que quieran montar un acuario marino. Son acuarios muy exigentes que no admiten errores porque en un espacio tan reducido es difícil mantener el equilibrio biológico.

Planificación del equipamiento técnico básico

Independientemente de para quién montes el acuario marino, la base de la tecnología que necesitarás se compone de lo siguiente:

1. Iluminación: la luz perfecta para el acuario marino

En la acuariofilia marina se suelen utilizar lámparas de haluro metálico (HQI) o fluorescentes T5.

La luz del acuario no solo garantiza unas vistas preciosas, sino que también desempeña funciones biológicas. Para las zooxantelas, responsables de la formación de los arrecifes, necesitarás suficiente luz solar para la fotosíntesis. La luz natural que le falte al acuario se puede reemplazar por luz artificial.

El color y la intensidad de la luz deben asemejarse todo lo posible a las circunstancias naturales. Para imitar la luz solar puedes utilizar luminarias con una temperatura de color de al menos 5200 K (mejor de 10 000).

La duración de la iluminación debe ser de entre ocho y doce horas, en función de los habitantes del acuario.

2. Filtración: buena visibilidad

Los habitantes del mar necesitan que el agua siempre esté limpia, para lo que necesitarás filtros para agua marina.

En las peceras de agua salada se utilizan espumadores de proteínas o skimmers. Estos mantienen el agua pura y filtran los residuos orgánicos e inorgánicos. Para reforzar el efecto del skimmer se emplean rocas vivas, que actúan como filtros naturales.

3. Corriente: movimiento para el acuario

La mayoría de habitantes submarinos están acostumbrados a las corrientes intensas. Estas aportan suficiente oxígeno al agua y la mantienen libre de metabolitos de los corales.

Las bombas de recirculación para acuario marino simulan las corrientes marinas en todo el recipiente. Con una rejilla de protección evitarás que aspiren a los peces. Limpia las bombas periódicamente para evitar que pierdan rendimiento.

Si instalas los componentes técnicos en un recipiente aparte, necesitarás una bomba de trasiego para transportar el agua al acuario. La bomba de recirculación es la única que debe permanecer en el acuario.

Consejo: la potencia de circulación de la bomba debe ser de entre diez y quince veces el volumen del acuario por hora. Esto significa que, con un acuario de 300 litros, la potencia debe ser de entre 3000 y 4500 litros por hora.

4. Regulación de la temperatura: calentador para la temperatura de bienestar

En general, los habitantes del acuario marino estarán cómodos con temperaturas de entre 24 y 26 grados. Con un calentador y un termómetro no te costará mantener la temperatura ideal en el acuario.

En verano, procura que las temperaturas no suban mucho orientando un ventilador a la superficie del agua.

Tecnología adicional para el acuario de agua salada

Para que el agua del acuario marino siempre tenga la mejor calidad, es recomendable comprar un sistema de ósmosis para agua marina y un rellenador.

El agua marina es muy pura, mientras que el agua del grifo suele tener concentraciones de nitritos y nitratos. Una cantidad excesiva de estas sustancias favorecería el crecimiento de algas y dañaría a los peces. Un sistema de ósmosis inversa genera agua pura saludable a partir de agua del grifo.

El rellenador, a su vez, mantiene siempre el nivel de agua ideal en el acuario. El agua se va evaporando del acuario, dejando sedimentos de sal. Una concentración de sal demasiado alta alteraría el equilibrio del minimundo submarino. Por eso, siempre se debe ir rellenando agua dulce.

Con un densímetro podrás observar el nivel de sal y un medidor de pH te permitirá controlar el pH del agua.

Lista de la compra del equipamiento técnico básico:

  • Iluminación
  • Bomba de recirculación
  • Bomba de trasiego
  • Espumador de proteínas (skimmer)
  • Termómetro
  • Calefacción
  • Densímetro y medidor de pH
  • Sistema de ósmosis y rellenador

Cuando tengas estos componentes técnicos, ya no te faltará nada para montar tu reino submarino.

Cómo crear un acuario marino: empieza la parte creativa

Si ya has encontrado el emplazamiento ideal para el acuario, ya puedes limpiar el recipiente con agua caliente y empezar a equiparlo con los aparatos técnicos. Si vas a utilizar un recipiente técnico aparte, el acuario necesitará un sumidero.

La iluminación y la bomba de recirculación se montan al final para crear la corriente ideal y facilitar el llenado.

¿Funciona todo? Para averiguarlo, lo mejor es que realices una marcha de prueba con agua del grifo.

Ahora viene la parte creativa: la decoración. En las asociaciones encontrarás inspiración de los acuaristas que muestran orgullosos sus reinos submarinos.

Por ejemplo, puedes crear cuevas, columnas y barrancos con rocas de arrecife. Deja espacio para más o menos la misma cantidad de rocas vivas. Para fijarlo todo puedes usar pegamento subacuático no tóxico. Lo importante es que los seres vivos del acuario disfruten de las condiciones ideales y tengan suficiente espacio.

acuario marino
Deja volar tu imaginación a la hora de decorar tu acuario marino.

Vierte el agua

Para llenar el acuario necesitarás agua osmótica. La puedes comprar ya preparada o elaborarla personalmente a partir de agua del grifo con un sistema de ósmosis. A continuación, añade unos 35 gramos de sal marina por litro.

Controla en todo momento la densidad del agua. Esta indica el contenido de sal del agua y debe situarse entre 1,022 y 1,024 gramos por mililitro a 25 grados centígrados.

Cómo crear un acuario marino: cubre el suelo con sustrato

Cuando montes un acuario marino, el sustrato no debe faltar. Este también depende de quién vaya a vivir en el acuario. Hay habitantes marinos, como los lábridos, que necesitan zonas arenosas para enterrarse por la noche.

Para la mayoría de peces puede utilizarse una capa de unos tres centímetros de alto de grava coralina con una granulación de un milímetro. No pongas la arena debajo de las piedras para que no se formen focos de putrefacción.

Lo último que debes hacer es lo que se conoce como inocular el acuario con rocas vivas. En estos trozos de rocas de arrecife viven organismos vegetales y animales, ¡los primeros habitantes del acuario! Tras colocar las rocas vivas, pon en marcha la iluminación.

Dale tiempo a tu mundo submarino

Antes de introducir más habitantes en el acuario, debes tener paciencia. El acuario marino necesita una fase de rodaje de unos tres meses, en la que se produce su equilibrio biológico.

Cuando el contenido de nitrito se encuentre por debajo de 0,1 y el amonio/amoníaco como máximo en 0,05 miligramos por litro, puedes empezar a introducir los primeros caracoles comedores de algas. Después, ya puedes colocar peces y, para acabar, corales.

Nuestros artículos más útiles
3 min

El primer acuario

El que por fin ha cumplido su sueño de tener su primer acuario y ya ha dejado atrás lo que parece un periodo de tiempo demasiado largo para la puesta en marcha, arde en deseos de poblarlo con peces lo antes posible. Pero a la hora de comprarlos también hay que elegir aquellos que se adecúen a las características del acuario (parámetros del agua, etc.) y, por supuesto, que sean compatibles entre sí. Para ello, es fundamental documentarse mediante fuentes especializadas como libros o un experto en acuarios.
2 min

Alimentación para peces de acuario

Alimentar a los peces de acuario de manera natural y adecuada a sus necesidades, no debería suponer ningún problema si se siguen unas sencillas indicaciones. Te contamos cómo debe ser la alimentación para peces de acuario.
5 min

Paludario: acuario y terrario en uno

¿No te decides entre tener animales terrestres o acuáticos en tu casa? En ese caso, un paludario es la solución ideal, ya que combina las ventajas de los acuarios y los terrarios. Descubre quién puede vivir en él y que necesitas para instalar uno.