¿Los gatos quieren a sus dueños?

¿Los gatos quieren a sus dueños?

Es evidente que estos dos se gustan mucho. Pero ¿los gatos sienten amor?

Los gatos ronronean cuando los acariciamos, se acurrucan contra nosotros o se restriegan por nuestras piernas. Nosotros interpretamos esto como un signo de afecto, pero ¿los gatos quieren a sus dueños? Un estudio sobre el comportamiento de apego de los gatos y las personas arrojó resultados interesantes.

Animales y sentimientos: ¿los gatos quieren a sus dueños?

Durante siglos, los animales se consideraban cosas sin sentimientos en el mundo occidental. Incluso se dudaba de su capacidad de sentir dolor. El filósofo René Descartes (1596-1650) comparaba a los animales con máquinas con las que se podían hacer experimentos sin anestesia.

Por suerte, hoy en día hemos progresado. A mediados del siglo XIX empezó a instaurarse el conocimiento de que los animales también sufren y no hay que torturarlos.

La mayoría de científicos coincide en que los animales son perfectamente capaces no solo de sentir dolor, sino también emociones, como miedo y alegría. En cambio, todavía no está claro hasta qué punto sienten tristeza o amor.

¿Qué es el amor?

Mucha gente inteligente se ha roto los sesos intentando explicar lo que es el amor. Una definición simple es que es un sentimiento de cariño y aprecio profundos que no tiene por qué ser mutuo. Si has estado enamorado/a alguna vez, sabrás de lo que hablamos.

En el sitio web de la revista científica Quarks aparece esta definición del amor:

«Expresado de manera científica y nada romántica, el amor es un estado emocional afectivo. Existen diferentes tipos de amor que dependen de la relación, como en una pareja sentimental o entre padres e hijos».

Lectura recomendada: Encontrarás más información sobre la manera de querer felina en el magazine de zooplus.

¿Los gatos quieren a sus dueños?
Si tu gato se acurruca contra ti, esto es un signo de afecto.

Demostrado por un estudio: los gatos quieren a sus dueños

Se dice que los gatos son animales independientes y que están más apegados a la casa que a la persona. Pero ¿es esto verdad?

Un estudio de la Universidad Estatal de Oregón demostró que los gatos están más unidos a sus cuidadores de lo que la gente cree.

El experimento era similar a los ensayos para estudiar la relación entre padres e hijos. En este caso, el experimento trataba de gatitos de entre tres y ocho meses, y sus cuidadores.

Para el ensayo se metía al gatito y a su cuidador/a en una estancia desconocida equipada con cámaras. Los dos podían jugar juntos y el gatito podía explorar el nuevo entorno. Pasados dos minutos, la persona abandonaba la sala y dejaba al gatito solo. Otros dos minutos después, volvía a la sala.

Comportamiento de apego similar al de los niños

La mayoría de gatitos estaban visiblemente estresados y maullaban mucho. Sin embargo, en cuanto la persona regresaba, se volvían a calmar. Paraban de maullar y volvían a explorar el entorno.

La capacidad de volver a calmarse es un indicio de un vínculo sólido. El 64,3 por ciento de los gatitos estudiados mostraron este vínculo con su cuidador/a.

Los gatos con un vínculo inseguro (el 37,5 por ciento) seguían estresados al regresar el cuidador/a. Se aferraban a él/ella, no mostraban interés o alternaban entre contacto y rechazo.

Estas cifras son sorprendentemente similares a las de distintos experimentos sobre el vínculo de los niños. Como promedio, el 65 por ciento de los niños mostraron un vínculo sólido y el 35 por ciento presentaron inseguridad.

Sales August 1

Conclusión: ¿los gatos quieren a sus dueños?

El estudio estadounidense muestra claramente que los gatos sienten algo por sus cuidadores. Cuando están cerca de ellos, se sienten seguros, incluso en un entorno desconocido.

¿Significa eso que los gatos sienten amor? Si se puede llamar amor a este tipo de vínculo es algo que está por ver. Quizá afecto sería una palabra mejor para describir una relación satisfactoria entre un gato y una persona. Pero claro, todo depende siempre de la definición.

Nuestros artículos más útiles
6 min

¿Mi gato es feliz?

Cuando queremos a alguien deseamos que sea feliz y hacemos lo que está en nuestras manos para alimentar la felicidad de esa persona. Lo mismo sucede con nuestros fieles bigotudos, con los que compartimos el día a día. Al fin y al cabo, ellos también nos hacen felices a nosotros. Puedes estar seguro de lo siguiente: si le proporcionas a tu adorado minino una vida adecuada, conforme a su naturaleza y necesidades, estás haciendo un gato feliz. Esto incluye entretenimiento adecuado con juguetes idóneos, correspondientes a la inteligencia de la respectiva raza o naturaleza del gato en sí. Asimismo, una alimentación de buena calidad es muy importante Para tener un gato feliz también se necesita un rascador para que afile sus uñas y pueda marcar su territorio, así como uno o varios lugares para retirarse como una cueva para gatos. También las salidas diarias aportan bienestar al animal, según la raza o la naturaleza, el felino necesita de más o de menos salidas. ¡Y algo que da un extra de felicidad a la mayoría de los mininos son los mimos! Si le das todo esto a tu bigotudo estás bien encaminado para que este esté muy bien. Para tener más claridad sobre si tu felino es feliz le hemos preguntado a varios susurradores de gatos cualificados sobre cuáles son los signos de felicidad de nuestros gatitos. Las respuestas son las siguientes:
6 min

¿Es una buena idea dormir con el gato?

Entre los amantes de los gatos, es habitual dejar que nuestros mininos duerman en la cama. Sin embargo, existen opiniones contradictorias acerca de que los gatos compartan el lecho con las personas. En este artículo queremos exponerte los pros y los contras de dormir con el gato para que reflexiones con qué punto de vista simpatizas más y elijas el modo de actuar con tu pequeño tigre.
6 min

Tipos de arena para gatos

Lo primordial para que tu minino se sienta cómodo y decida usar su arenero es la arena para gatos. A continuación, descubrirás los diferentes tipos de arena para gatos y sus ventajas e inconvenientes.