Clydesdale

Clydesdale

El clydesdale está acostumbrado al clima riguroso de su patria, Escocia.

El clydesdale es una raza de sangre fría temperamental de origen escocés. En el pasado, se utilizaba como animal de tiro resistente. En la actualidad, este caballo tan simpático y eficiente también se utiliza mucho en los deportes de ocio.

Ficha del clydesdale

Breve presentación: Sangre fría fuerte de Escocia, diligente, simpático y muy dinámico
Alzada: 165-195 cm
Colores: Castaño; menos frecuentemente, negro con marcas
Tipo: Caballo de sangre fría
Marcha: Elegante y amplia
Origen: Escocia
Aptitud: Antiguamente, trabajo de carruaje y tiro; hoy día, también exhibición y paseo

Aspecto: sangre fría elegante

Junto con el gigante caballo shire, el clydesdale está considerado EL caballo de sangre fría de las islas británicas. En general, es un poco más pequeño, ligero y vivaracho que su hermano mayor.

Sin embargo, con su alzada de hasta 195 centímetros y su peso de hasta 1000 kilos, puede decirse justificadamente que es uno de los caballos de sangre fría más poderosos.

Sangre fría modélico

El clydesdale presenta una cabeza ancha y elegante con grandes orejas y ojos claros e inteligentes. La ancha frente discurre recta hasta una nariz grande. Esta raza no tiene cabeza de carnero. El lomo es corto y ancho, mientras que la larga y musculosa grupa revela un descenso marcado.

La cola de inserción alta se amputa en muchos países, una práctica prohibida en España.

Las fuertes patas, con los mechones típicos de los sangre fría, le confieren un paso seguro y una marcha estable. La larga distancia entre el corvejón y la cuartilla le proporciona una gran agilidad. Además, cuenta con una buena acción de rodillas y se mueve con gran dinamismo y expresividad.

Colores predominantes

El clydesdale suele ser castaño, tanto de tonos claros como oscuros. Es menos frecuente encontrarse con ejemplares negros y apenas se ven otros colores.

Todos los colores tienen en común que suelen contar con un lucero blanco en la frente y marcas claras.

Clydesdale © TammiMild / stock.adobe.com
El clydesdale es un caballo de carruaje y tiro excelente.

Carácter: simpatía y dinamismo

Los caballos de sangre fría se consideran estoicos y pasivos. El caballo clydesdale es la excepción. Presenta un temperamento cordial, pero intenso, y es bastante más enérgico de lo que parece a primera vista. Eso sí, no pierde su apego a las personas, lo que hace que el trato con él sea tan agradable.

Este caballo se crio para trabajar y cargar peso, algo que se refleja en su carácter. Su diligencia y su naturaleza afanosa y resistente son legendarias.

También cabe mencionar su serenidad y facilidad de comprensión. No obstante, no esperes una obediencia total por su parte. Estos caballos tan inteligentes piensan por sí mismos, son atentos y rebosan ingenio.

Club de fans La mayoría de clydesdales se encuentran en su patria, el Reino Unido, y otros países anglófonos, como EE. UU. y Australia.

Aptitud: caballo de paseo, exhibición y carruaje

Estos caballos aúnan fuerza, resistencia, agilidad y una buena dosis de inteligencia. Por eso, son aptos para las tareas más dispares. Gracias a su carácter tranquilo y su fuerza casi inagotable, se utilizan mucho para tirar de carros. Estos musculosos caballos tiran de los enormes vehículos sin esfuerzo y no se desbocan con las masas.

Mascota de Budweiser Muchos conocen estos imponentes caballos por los anuncios de cerveza Budweiser, donde salían enganchados a carros de cerveza.

Además, el clydesdale es un caballo de exhibición estupendo gracias a sus ganas de aprender. Su imponente exterior, su marcha elegante y sus matas de pelo en las patas causan sensación y entusiasman al público en las exhibiciones ecuestres.

¿Es apto como caballo de paseo?

El caballo clydesdale también es apto para jinetes aficionados, al menos para los que no se asustan con su tamaño. Estos caballos son estupendos para montar. Avanzan bien, son sensibles y atentos, les gustan los nuevos retos y participan en la diversión.

Puedes engancharlos a un carruaje, practicar lecciones de doma o hacer excursiones dilatadas en la naturaleza. A estos caballos tan cordiales y seguros les encantan estas actividades de ocio.

Solo los principiantes muy inseguros podrían tener problemas con su temperamento enérgico.

Tenencia

Como todos los caballos, el clydesdale necesita socializar. Asegúrate de que pueda tener contacto regular con otros caballos.

Además, no olvides que este caballo es muy grande. Por lo tanto, las condiciones espaciales deben estar adaptadas a sus dimensiones. El clydesdale necesita mucho espacio y libertad de movimiento para desarrollarse y ser feliz.

Tenencia en una cuadra abierta

Básicamente, el clydesdale es ideal para tenerlo en una cuadra abierta. No es muy sensible a la temperatura y es capaz de soportas fuertes brisas.

Sin embargo, hay que procurar que el suelo esté seco, sea estable y esté bien reforzado debido a sus largas matas de pelo y su elevado peso. De lo contrario, el suelo de la cuadra y la salud del animal podrían verse afectados.

Salud: ¿es muy delicado?

El clydesdale no es muy propenso a enfermedades. Sus puntos débiles —problemas cutáneos bajo las matas de pelo y desgaste articular— se deben a su físico.

Si eliges este caballo, deberás practicar una buena prevención en este sentido para evitar males mayores.

Matas de pelo largo: preciosas, pero difíciles de cuidar

El punto débil de este caballo son sus largas matas de pelo. Cuando están secas son maravillosas, pero mojadas pueden causar grandes problemas.

Los gruesos pelos tardan mucho en secarse, ablandan la piel y favorecen las infecciones. La consecuencia son eccemas, dermatitis y erupciones, que debe tratar el veterinario. Además, la humedad permanente provoca el reblandecimiento de los cascos.

Chequeos periódicos obligatorios

El clydesdale es un sangre fría musculoso, macizo y voluminoso. En comparación con otros caballos, sus articulaciones soportan una carga mucho mayor. De hecho, deben resistir un peso de unos 1000 kilos.

Las cargas incorrectas pueden provocarle daños articulares permanentes fácilmente. Para evitarlo, ten en cuenta su estatura y habla con el herrador, un osteópata equino y el veterinario regularmente.

Suelos húmedos prohibidos

Como el clydesdale tiene largas matas de pelo y se hunde en el suelo por su peso, la humedad se convierte fácilmente en un factor de riesgo. Los cascos se ablandan con la humedad y la piel se inflama. Debido al reblandecimiento de los cascos, la estática del caballo cambia y las articulaciones se sobrecargan enormemente. Por eso, asegúrate de que el suelo siempre esté seco.

Esperanza de vida

El caballo clydesdale puede vivir fácilmente veinticinco años o más.

Alimentación: ¿qué le doy de comer?

El clydesdale es un animal de trabajo y quiere que lo pongan a prueba físicamente. Por lo tanto, necesita desfogarse de forma acorde a la especie y una buena ración de comida para caballos. La paja y el heno constituyen la mayor parte, complementada con pienso mineral para cubrir la demanda de minerales.

Ten en cuenta esto:

  • La comida altamente energética, como el muesli, solo es recomendable en cantidades pequeñas y cuando el esfuerzo físico la requiera.
  • Lo mejor es que distribuyas la ración en varias tomas a lo largo del día. Así, el estómago del caballo siempre estará trabajando.
  • Evita los pastos ricos en proteínas. Básicamente, este caballo debe pastar lentamente. Complementa su comida en esta fase con paja y heno.

Origen del clydesdale

El clydesdale es un sangre fría escocés con raíces en el sur del país, cerca del río Clyde (de ahí su nombre).

Antiguamente, este caballo se utilizaba como animal de trabajo robusto y fuerte. Demostraba su eficacia tanto tirando de carros pesados como arando tierras densas.

Más tarde, empezaron a exportarlo a todas las regiones de las islas británicas por su gran resistencia. La Clydesdale Horse Society, la asociación de cría oficial, se fundó en 1877.

Compra y precio

Según la formación y el estado de salud del animal, un clydesdale puede costar entre 2000 y 6000 euros. Puede que no parezca muy caro en comparación con otras razas, pero los gastos de mantenimiento probablemente sean muy superiores.

Los accesorios para caballos normales suelen ser demasiado pequeños para la raza. El cabestro, la silla, las herraduras, las mantas, etc., tienen que ser de talla XL. De hecho, probablemente tendrás que pedir modelos especiales.

Encontrar a un criador de clydesdale en Europa es muy fácil. En efecto, esta raza disfruta de una gran fama desde el siglo XIX. Está extendido en todo el mundo y, gracias a su simpatía y versatilidad, es muy popular. Sin embargo, la cría de caballos de tiro en España no es tan común. Por lo tanto, seguramente deberás buscar caballos de importación.

Conclusión: gran caballo con un gran corazón

El clydesdale es una raza muy popular, y con razón. Su carácter enérgico, pero también fiable y atento, lo convierte en un animal de silla y carruaje estupendo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta su tamaño, los cuidados intensivos y los gastos de mantenimiento.

Nuestros artículos más útiles
6 min

Caballo frisón

El caballo frisón es uno de los caballos más antiguos de Europa y también uno de los más caros. Sus elegantes movimientos convierten a este majestuoso holandés en un caballo de carruaje y doma codiciado. Sin embargo, su asombrosa estatura hace que no sea apto para principiantes.

6 min

Caballo appaloosa

El caballo appaloosa es famoso por ser una raza de caballo india. Además de la apasionante historia de su origen, este caballo moteado tiene otras particularidades. Sigue leyendo para conocer estos animales únicos y saber por qué son caballos de ocio y familiares tan populares.

6 min

Caballo cuarto de milla

El caballo cuarto de milla es la raza más extendida del mundo. De hecho, muchos caballos famosos de películas son de esta raza. Dos ejemplos son Black Beauty, de la película homónima de 1994, y Pilgrim, de El hombre que susurraba a los caballos. Además, este caballo ágil, rápido y versátil no solo da la talla delante de la cámara.