Caballo islandés

Caballo islandés

Los caballos islandeses son fornidos y fuertes, y tienen un carácter manso y un peinado desenfadado.

Intrepidez, valentía y paso seguro: los caballos de los vikingos presentan todas estas cualidades aún en la actualidad. De hecho, el caballo islandés es una de las razas más puras y primigenias del mundo. Su talento natural para el tölt y la ambladura lo convierte en un caballo de silla muy especial.

Estos animales expresivos con la larga melena son el orgullo de Islandia, la patria de la raza homónima. A menudo, al caballo islandés (Equus islandicus) también lo llaman poni islandés.

kilos gratis

Aspecto: el de la melenaza

El caballo islandés es un animal muy fuerte y expresivo con una constitución fornida y un peso de 300-500 kilos. La melena, larga y abundante, y la cola son rasgos típicos de esta raza tan primigenia.

También destaca su pelaje tupido y resistente a la intemperie, que puede ser de casi cualquier color, excepto atigrado.

Así pues, los tres colores básicos, negro, zorruno y marrón, pueden presentar numerosos matices. Los islandeses están convencidos de que el color de este caballo también refleja su personalidad.

¿Es un poni?

El caballo islandés es un caballo con el tamaño de un poni. Con una alzada de entre 1,25 y 1,50 metros, la mayoría se encuentran por debajo de la alzada oficial del poni, de 1,48 metros.

Sin embargo, como en Islandia solo existe esta raza, se ha consolidado el nombre caballo islandés. En Islandia, los caballos se llaman hestar y la designación poni no existe.

Carácter y aptitud: la fuerza reside en la calma

Islandia es una isla de hielo y fuego. El paisaje natural único del país está salpicado de volcanes, géiseres, fuentes termales, glaciares, desfiladeros profundos y montañas gigantescas. El carácter del caballo islandés es igual de temperamental y polifacético que la naturaleza en la que vive aún hoy día en libertad en algunas épocas del año.

Estos caballos son animales gregarios por naturaleza y en Islandia siempre se tienen en grupos grandes. Por eso, se convierten en caballos seguros de sí mismos con una sociabilidad marcada.

Caballo islandés
El negro es uno de los colores básicos del caballo islandés, además del zorruno y el marrón.

Más que un caballo de trekking

El interior del caballo islandés se caracteriza principalmente por la resistencia y la audacia. Incluso en terrenos intransitables, no pierde la autoconfianza ni la paz interior. Es por eso que hoy día se siguen usando estos caballos para el trekking.

Además, son cariñosos, abiertos, sencillos y muy mansos, por lo que son ideales como caballos de silla.

Tölt y ambladura: cuarto y quinto pasos del caballo islandés

El caballo islandés es una de las pocas razas que tiene cinco pasos. Además de los conocidos (paso, trote y galope), también domina el tölt y la ambladura. Hay que decir que no todos los caballos islandeses tienen la predisposición para los cinco pasos.

¿Qué es el tölt?

El tölt es una marcha de cuatro tiempos en la que no hay fase de salto. Esto significa que al menos una pata permanece en el suelo. Esto hace que el jinete esté muy cómodamente sentado en la silla, incluso en terrenos intransitables.

El tölt puede ser muy lento o muy rápido, en función del caballo. Hay otras razas, como los caballos de paso o los saddlebreds americanos, que también caminan con esta marcha sin sacudidas.

¿Qué es el ritmo de vuelo?

El rey de los pasos equinos es la ambladura. En este paso, el caballo mueve a un tiempo la mano y el pie del mismo lado.

El ritmo de vuelo es un paso con fase de vuelo que se suele efectuar muy rápidamente, a hasta 45 kilómetros por hora, en tramos cortos de entre 100 y 250 metros. Para los inexpertos, parece como si el caballo apenas tocara el suelo con los cascos.

Tenencia: nada de cuadras calientes

En su patria, los caballos de Islandia viven totalmente en libertad en las condiciones climáticas más extremas, que no se pueden comparar con las nuestras. Pese a que no necesitan estar en una cuadra, o justamente por eso mismo, son tan robustos y resistentes.

La tenencia más acorde a la especie de un caballo islandés es tenerlo al aire libre la mayoría del tiempo. Una cuadra abierta grande en invierno puede ser el término medio perfecto para ofrecerle la protección climática necesaria. Así pues, la tenencia en un box no es en absoluto acorde a la especie. Esto solo debería sopesarse en caso de que el caballo esté enfermo.

Como todos los caballos, el islandés es un animal gregario que necesita contactos sociales para desarrollarse correctamente. Si le faltan estos contactos, pueden aparecer problemas de conducta graves. Así pues, los potros y caballos jóvenes nunca deben criarse sin la compañía de otros caballos.

Caballo islandés
El caballo islandés suele vivir en libertad en Islandia, pese a las malas condiciones climáticas. No es de extrañar que sea tan robusto.

Consejos para los cuidados del caballo islandés

Aunque el caballo islandés se tiene de una manera muy primitiva, no se debe descuidar su cuidado corporal. Con unos cuidados y una tenencia correctos, estos caballos pueden vivir entre 25 y 40 años.

Practica los cuidados siguientes regularmente:

  • Control de los dientes, los cascos y la piel
  • Cuidados de los cascos
  • Dos tratamientos antiparasitarios al año: uno en junio y otro en otoño
  • Cortar un poco la cola si la longitud molesta al caballo
  • Almohazar antes de ensillar para prevenir heridas y roces provocados por la silla de montar

Dato interesante: como los caballos de Islandia son adultos a los siete años, no deben montarse hasta los cuatro o cinco años. Es frecuente que estos robustos caballos se puedan montar hasta edades avanzadas.

Alimentación acorde a la especie

Un caballo islandés que se tenga en un prado come el pasto que ahí crece. Lógicamente, no todos los prados son iguales.

Los prados de Islandia son áridos y contienen musgo, liquen y hierbas que aportan vitaminas, minerales y oligoelementos.

En cambio, nuestros prados se componen principalmente de hierba y son mucho más ricos en proteínas. Esto hace que el caballo se vuelva propenso a eccemas de verano e infosuras.

Por eso, asegúrate de cubrir su demanda de minerales, vitaminas y oligoelementos. Si es necesario, puedes darle suplementos. Además, el caballo siempre debe tener a su disposición forraje en forma de heno de calidad, así como agua limpia.

Si quieres darle golosinas, dáselas en cantidades moderadas como recompensa después del entrenamiento.

Origen: los caballos de los vikingos

Con los primeros colonos, los vikingos y los celtas, también llegaron los primeros caballos a Islandia allá por el 900 d. C. Estos caballos constituyeron el origen de los caballos islandeses actuales, que llevan más de 1000 años criándose específicamente.

Esto debería seguir siendo así, ya que el caballo islandés es una de las razas más puras del mundo. Por eso, solo se puede llamar caballo islandés a un ejemplar con antepasados de pura raza y cuyo origen se remonte a Islandia sin lugar a dudas. Después de comprobar esto, el caballo ya se puede inscribir.

Caballo islandés: libre de enfermedades equinas

Gracias al aislamiento geográfico de Islandia, hay muy pocas enfermedades equinas allí. Para prevenir contagios y proteger a los animales, existen condiciones estrictas y no se pueden importar caballos a la isla.

Y, por si esto no bastara, ningún caballo islandés que abandone la isla tiene permitido volver.

Animales de cría populares en Alemania

Actualmente, hay unos 300 000 caballos islandeses en el mundo. La mayoría de ellos, unos 78 000, viven en Islandia. Además, en Alemania hay unos 65 000 ejemplares. Aquí los crían de forma acorde a la especie para conservar las características típicas en cuanto a exterior, interior y marcha.

¿Lo sabías? Por tradición, todos los caballos islandeses reciben un nombre islandés combinado con el nombre de la finca o el criadero. El nombre se une con la palabra frà, que significa algo así como de.

Conclusión

El caballo islandés tiene el tamaño de un poni, pero es fuerte como un caballo. Por eso, no solo lo montan los niños, sino también los adultos. Puede que lo más impresionante sea la tranquilidad y simpatía de estos preciosos y primigenios caballos.

Además, estos robustos y resistentes animales son muy polifacéticos. Son excelentes caballos de trekking y también destacan en la equitación. Y es que, como caballos ambladores que son, no solo dominan el paso, el trote y el galope, sino también el tölt y la ambladura.

Nuestros artículos más útiles
6 min

Caballo cuarto de milla

El caballo cuarto de milla es la raza más extendida del mundo. De hecho, muchos caballos famosos de películas son de esta raza. Dos ejemplos son Black Beauty, de la película homónima de 1994, y Pilgrim, de El hombre que susurraba a los caballos. Además, este caballo ágil, rápido y versátil no solo da la talla delante de la cámara.
6 min

Caballo belga de tiro (brabante)

Caballo belga de tiro o brabançon: los brabante son una raza de caballos con muchos nombres, que también tiene mucho que ofrecer en otros aspectos. Estos impresionantes «musculitos» procedentes de Bélgica son una de las razas de caballo más influyentes y fuertes. Puede leer más sobre sus características en nuestro retrato de la raza.
6 min

Caballo appaloosa

El caballo appaloosa es famoso por ser una raza de caballo india. Además de la apasionante historia de su origen, este caballo moteado tiene otras particularidades. Sigue leyendo para conocer estos animales únicos y saber por qué son caballos de ocio y familiares tan populares.