Qué hacer si te encuentras un pájaro herido

Qué hacer si te encuentras un pájaro herido

Si te encuentras un pájaro herido en la calle, primero debes sacarlo de la zona de peligro.

Las aves silvestres viven rodeadas de peligros: choques contra ventanas, encuentros con gatos o caídas del nido. Es muy frecuente encontrarse un pájaro herido o muy débil. Pero ¿cuál es la mejor manera de proceder? Te explicamos qué hacer si te encuentras un pájaro herido.

Reconozcámoslo: las probabilidades de supervivencia de un pájaro gravemente herido son pocas. Los pájaros tienen un metabolismo elevado y relativamente poca sangre en el cuerpo. Por eso, no resisten mucho tiempo con heridas abiertas. A esto se añade el peligro de los gatos, las martas o los zorros. Por eso es tan importante fijarse bien y ayudar a un pájaro herido lo antes posible. Pero ¿qué hacer si encuentro un pájaro herido?

Hemos resumido los consejos más importantes sobre qué hacer si te encuentras un pájaro herido. Las tres medidas de primeros auxilios siguientes te ofrecen una idea de lo más esencial en caso de emergencia:

10% dto zooplus

Primeros auxilios para pájaros heridos

  1. Observar al pájaro: ¿qué tipo de herida tiene?
  2. Proteger al pájaro: coger al pájaro cuidadosamente con una toalla y colocarlo en una caja de cartón con papel de cocina y respiraderos
  3. Pedir ayuda: llevar al pájaro a un veterinarioespecializado o informar a un centro de rehabilitación de fauna salvaje (https://www.grefa.org/)

Observar al pájaro

Antes de ponerte a buscar una caja en la que colocar al pájaro malherido, asegúrate primero de que realmente necesita ayuda sanitaria. Con lesiones visibles, como heridas, mordiscos o huesos rotos, la situación suele estar clara. En este caso, pasa directamente al paso 2 «Proteger al pájaro».

En cambio, con los pájaros débiles sin heridas visibles, la cosa cambia. Distinguir un pájaro enfermo de uno sano es bastante difícil para alguien sin experiencia. Si no estás seguro, es mejor que lo dejes donde estaba y lo observes un rato.

¿Puede caminar? ¿Se tambalea o se cae? ¿Puede volar? Los pájaros son animales asustadizos y suelen echar a volar cuando una persona se les acerca demasiado. Si permanece sentado o tumbado en el suelo con aspecto débil, lo más probable es que necesite ayuda.

Vuelos contra las ventanas

Una de las lesiones más comunes de los pájaros son los traumatismos craneoencefálicos causados por un choque contra una ventana. Con suerte, el pájaro solo tendrá una pequeña conmoción cerebral y podrá volver a volar tras una breve recuperación.

Si descubres un pájaro tumbado boca arriba en la terraza o el balcón, no lo toques directamente; de momento, limítate a observarlo. Los pájaros no están acostumbrados a que los toquen. Si lo coges o acaricias con la mano, le provocarás un estrés innecesario que debes evitar en una situación así. Espera y obsérvalo para ver si realmente está herido.

Si al mirarlo más atentamente descubres heridas en el cuerpo, el pico, los ojos o las alas, deberías llevarlo al veterinario para que lo examine, si es posible (lee los apartados 2 y 3).

Caso especial: polluelos

En primavera, particularmente, es muy frecuente encontrarse polluelos desnudos o casi desnudos que se han caído del nido. En estos casos, la mejor opción es devolverlos al nido, siempre que no estén heridos.

Si encuentras el nido en el árbol de al lado, coge al pájaro delicadamente con la mano y devuélvelo al nido con mucho cuidado. Observa el nido durante un rato y espera para ver si los padres vuelven para alimentar a su cría. Si es así, todo va bien y el rescate ha sido un éxito.

Si no encuentras o no alcanzas el nido o bien los padres no vuelven durante mucho tiempo, deberás llevar al pajarito a un centro de fauna silvestre o a un veterinario. Ten en cuenta que los pájaros implumes o con pocas plumas se enfrían enseguida. Así pues, mantenlo caliente durante el transporte (con una toalla o en las manos).

¿Lo sabías? No te preocupes por que los padres rechacen a su cría porque la has tocado. El olor humano no molesta a los pájaros, ya que estos no tienen un sentido del olfato sensible.

Qué hacer con un polluelo con plumas

Si el pájaro que has encontrado es un polluelo con todo el plumaje, probablemente ya habrá abandonado el nido. En este caso, devolverlo al nido no es una opción.

Si el pájaro parece sano, obsérvalo durante al menos una hora. Al hacerlo, mantén una distancia prudencial para que los padres se atrevan a acercarse para alimentarlo. Si el pájaro se encuentra en una zona de peligro, puedes colocarlo en una zona verde segura cercana.

Normalmente, los polluelos llaman a sus padres y los guían hasta ellos. Si el pájaro lleva más de una hora ahí sin que los padres vengan a alimentarlo, deberás llevarlo a un veterinario especializado en pájaros o a un centro de salvamento de aves. Por ejemplo, en el sitio web del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat encontrarás una lista de centros.

Lleva al pajarito siempre a alguien con experiencia y nunca intentes alimentarlo y criarlo personalmente. La cría y reintroducción en el hábitat de pájaros jóvenes son misiones complicadas que se deben dejar solo a profesionales.

Qué hacer si te encuentras un pájaro herido
Una caja de cartón con respiraderos rellena de papel de cocina es un buen método para proteger al pájaro herido y transportarlo al veterinario o un centro especializado.

Proteger al pájaro

Si el pájaro necesita atención de un veterinario o un centro de salvamento, cógelo con cuidado y ponlo en una caja de cartón con toallas o papel de cocina. Haz lo siguiente:

  • Para cogerlo, tiende una toalla o manta sobre el pájaro. De este modo, podrás levantarlo del suelo más fácilmente y evitarás que te haga daño. Los pájaros heridos pueden arañar o pellizcar con el pico por miedo. Con las aves de presa hay que tener especial cuidado.
  • Cuando lo sujetes, procura no apretarlo mucho. Si le presionas demasiado el pecho o el vientre, podrás provocarle problemas respiratorios mortales. Por eso, solo debes tocarlo para colocarlo en la caja. Sostenerlo demasiado tiempo o acariciarlo, aunque sea con buenas intenciones, solo hará que asustarlo.
  • Para transportarlo y prestarle los primeros auxilios puedes usar una caja de cartón. Llénala de toallas, rollos de papel de cocina o varias páginas de papel de periódico. Así, las heces del pájaro quedarán recogidas y él estará caliente, cómodo y protegido. Importante: La caja de cartón debe tener agujeros para respirar y un tamaño suficiente.

Cómo llevar al pájaro al veterinario o a un centro

El traslado hasta el veterinario o un centro de salvamento supone un gran estrés para el pájaro herido. Si lo llevas tú mismo al veterinario o a una clínica especializada, asegúrate de que esté estable para el transporte. Si no estás seguro de qué hacer si te encuentras un pájaro herido, primero puedes llamar al centro de salvamento o al veterinario para pedir consejo.

También hay servicios de paquetería que realizan transportes de aves. No obstante, el tiempo hasta la recogida puede ser muy largo en función de la hora, el lugar y el día de la semana. Si lo transportas en coche, fija la caja de cartón con el cinturón de seguridad y conduce con precaución.

¿Dar de comer al pájaro?

Si el traslado es muy largo (más de una hora), puede ser necesario darle agua y comida. Si está muy débil y no puede comer granos por sí solo, puedes darle una solución de glucosa. La clara de huevo cocida también sirve como alimento de emergencia para todas las especies de aves (incluidas las jóvenes).

Atención: Heridas abiertas o hemorragias agudas

Si el pájaro herido tiene heridas abiertas con hemorragias intensas, debes intentar curárselas de inmediato. Tapónale la herida con un paño seco y suave y, si puedes, aplícale un desinfectante. También puedes usar un disco de algodón ligeramente presionado para parar la hemorragia.

Conclusión: vale la pena observar

Se puede ayudar a muchos pájaros heridos si se encuentran y cuidan a tiempo. Los huesos rotos, heridas en las alas, traumatismos craneoencefálicos, mordiscos y enfermedades infecciosas puede tratarlos un veterinario especializado en aves.

Si las lesiones son demasiado graves, el veterinario sacrificará al pájaro para acabar con su sufrimiento. En cambio, si los cuidados han surtido éxito, un centro de salvamento se encargará de su recuperación y estabilización. El ave se preparará para una vida independiente en la naturaleza y, bajo supervisión profesional y con un poco de suerte, pronto podrá volar en libertad.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Qué hacer si te encuentras un pájaro herido

Las aves silvestres viven rodeadas de peligros: choques contra ventanas, encuentros con gatos o caídas del nido. Es muy frecuente encontrarse un pájaro herido o muy débil. Pero ¿cuál es la mejor manera de proceder? Te explicamos qué hacer si te encuentras un pájaro herido.