Ardilla coreana

Ardilla coreana

Tenencia de la ardilla coreana

La ardilla coreana se está convirtiendo en un animal doméstico muy popular. Su carácter vivaracho, sus ojitos pequeños y su aspecto encantador cautivan cada vez a más gente. Sin embargo, la tenencia de estos pequeñuelos es más exigente de lo que puede parecer a primera vista.

Información interesante sobre la ardilla coreana

La ardilla coreana tiene una esperanza de vida de unos siete años en cautiverio. Este roedor no es apto para niños porque no es un animal que se pueda abrazar y acariciar.

La ardilla coreana procede de China, el norte de Japón, Mongolia y Siberia. Habita principalmente bosques mixtos y de coníferas ricos en sotobosque, donde vive en madrigueras. Cuenta con un territorio propio que defiende de sus congéneres. Solo admite a otras ardillas coreanas en su territorio durante un breve espacio de tiempo para el apareamiento.

Invierte la mayor parte del tiempo en buscar comida, que consiste principalmente en brotes y semillas regionales. Las proteínas animales las ingiere en forma de insectos.

La ardilla coreana, que también se conoce como ardilla siberiana, es una buena trepadora. Para ello utiliza los pulpejos y las garras, y la cola le sirve de apoyo.

Tras la hibernación empieza la época de apareamiento, en la que la hembra indica su disposición al macho mediante silbidos. Tras una gestación de entre 29 y 31 días nacen de tres a ocho crías. Pasadas unas ocho semanas, las ardillas se independizan de su madre.

Los depredadores naturales de la ardilla coreana son aves de presa, martas, zorros, gatos monteses y linces.

Ardilla coreana

Alimentación

En las tiendas de animales se ofrecen varias mezclas preparadas para la ardilla coreana. Además, le gusta el mijo, el cártamo, las semillas de alpiste, el lino, la avena... en forma de espigas. Estos no solo sirven para variar el menú, sino también para la ejercitación.

También hay que darles dos o tres nueces diferentes al día. Como alimento proteico, se le pueden dar gusanos de la harina, grillos o zophobas. Dos veces a la semana hay que hacer un día sin proteína.

También debe comer fruta o verdura a diario, pero no col ni lechuga, ya que le provocan gases y le alteran la digestión considerablemente.

Para garantizar el aporte de minerales hay que darle una piedra mineral y un hueso de sepia. Para el agua, basta con ponerle un bebedero y llenarlo con agua fresca cada día. Pero cuidado, ya que no todas las ardillas coreanas conocen los bebederos. Por eso, es conveniente ponerle un cuenco con agua, especialmente en el periodo de adaptación.

Ardilla coreana

Comportamiento

La ardilla coreana es un animal diurno muy individualista que no tolera a otros congéneres. Tarde o temprano, en una sociedad de varios ejemplares acaban produciéndose peleas mortales.

En otoño, la ardilla coreana almacena sus existencias. Esto puede ir acompañado de un comportamiento agresivo hacia el cuidador. Los mordiscos y arañazos no son infrecuentes en esta época. En invierno, muchas ardillas coreanas hibernan o hacen un descanso invernal. Salen muy poco y el tiempo que pasan fuera de la jaula o la habitación son cada vez más breves. Algunas duermen en el nido durante varias semanas, tiempo en el que no se las debe molestar. Su metabolismo se ralentiza y cualquier alteración podría debilitarlas innecesariamente.

Tenencia de la ardilla coreana en una jaula

El dinamismo de estos animalitos es enorme. Cuando se tenga a estos animales en cautiverio, la jaula debería medir al menos 1 x 1 m de base y 2 m de altura. Una jaula para ardillas coreanas puede volverse pequeña rápidamente, pero nunca ser demasiado grande.

Equipamiento de la jaula

Coloca dos o tres nidos para periquitos como dormitorio o refugio. Tampoco deben faltar ramas para trepar de tres o cuatro centímetros de diámetro. La pared trasera de la jaula se puede embellecer con esteras de cáñamo o coco. Además, a estos animales les gustan los escondites, p. ej., nidos de hierba sin alambres, maceteros, ánforas pequeñas, tubos de corcho, troncos... Como plataforma de observación para descansar o comer se pueden instalar tablas. Algunas ardillas coreanas tienen un sitio fijo para hacer sus necesidades, que puede ser un cuenco con lecho o arena para chinchillas. Esto facilita la limpieza.

Para cuidarse el pelo y satisfacer su instinto de abrir túneles y cámaras, el animal necesita una bañera de tierra. Esta puede ser un acuario pequeño o un florero grande. Para la tierra se puede utilizar, p. ej., tierra para plantas sin fertilizante o un bloque de fibra de coco.

Tiempo en libertad

Tras un periodo de adaptación de entre cuatro y seis semanas, no puede faltar el tiempo en libertad por la estancia. No obstante, la ardilla siberiana debe estar suficientemente domesticada como para que no se esconda con cualquier movimiento. Estas excursiones deben ser de al menos una hora, aunque siempre es mejor que duren más. Antes hay que eliminar las fuentes de peligro, como plantas tóxicas, cables, lugares poco accesibles, productos de limpieza, medicamentos, etc.

Nuestros artículos más útiles
10 min

Hámster

Los hay de diferentes tamaños y colores: hámsteres dorados, sirios, enanos, etc. Su adorable aspecto y su diminuto cuerpo hace que estos animales domésticos sean muy populares. Pero los hámsteres no son tan cariñosos como parecen. Estos pequeños roedores son bastante delicados y tienen unas necesidades bastante exigentes que no puedes pasar por alto.
3 min

Hurones

Los hurones no son animales domésticos comunes, por lo que, antes de hacerte con uno, debes tener en cuenta unas cuantas cosas.
12 min

Conejo enano

Su tamaño pequeño, su aspecto adorable, su carácter sociable y la posibilidad de tenerlo en el exterior hacen que el conejo enano sea muy popular como animal doméstico. Si te planteas hacerte con uno debes tener en cuenta que los animales pequeños también pueden tener necesidades grandes. Cuáles son, cómo tener un conejo enano o toy de forma adecuada a la especie y todo lo que necesitas saber sobre estos adorables orejudos lo puedes leer aquí.