Grillo doméstico (Acheta domesticus)

Grillo doméstico

Si quieres alimentar a tus reptiles de forma apropiada a la especie, no tienes otra opción que hacerte con insectos comestibles. El alimento vivo está al principio de la lista de la comida favorita de los reptiles que ingieren insectos. El grillo doméstico es uno de los animales de alimentación más populares del terrario, es fácil de cuidar y extremadamente nutritivo. Lee más sobre la tenencia de grillos aquí.

Aspecto

El grillo doméstico (Acheta domesticus) es una ensifera de la familia de los gríllidos (Gryllidae). Todas las especies de grillos tienen un cuerpo compacto con un abdomen redondeado y patas de salto traseras largas y fuertes. Las hembras de los grillos se reconocen por el ovipositor. Con este apéndice las hembras ponen los huevos en la tierra. Los grillos machos sexualmente maduros se reconocen por su fuerte chirrido, el cual hacen sobre todo por las noches y al atardecer. Estos chirridos se originan con el frotar de las alas. Al hacerlo, el grillo golpea con una de sus alas delanteras sobre el borde estridente de la otra, generando así una vibración de las membranas (timbales).

El cuerpo del grillo doméstico es de color marrón claro con franjas oscuras, que en las larvas se condensan en una raya trasera oscura, con una banda marrón oscura entre los ojos y las antenas. Los animales adultos alcanzan una longitud de 18-23 milímetros, las hembras suelen ser un poco más grandes que los machos. Los huevos del grillo son blancos, estrechos y miden unos 2 milímetros de largo.

Desarrollo de los huevos y las larvas

Una hembra llega a tener unas 200-300 crías en el transcurso de su vida (12 semanas).

Tiempo de desarrollo de los huevos

Temperatura Tiempo de desarrollo
20 °C Aprox. 21 días
25 °C Aprox. 14 días
30-35 °C 9-10 días

El crecimiento de las larvas

Temperatura Desarrollo después de
25 °C 5-6 semanas
30-35 °C 4 semanas

La presencia del grillo doméstico

Los grillos se pueden encontrar en todo el mundo y les gusta estar cerca de los humanos. De hecho, el nombre Acheta domesticus sugiere el comportamiento y la forma de vida de los grillos: Acheta viene del griego y significa cantante, la palabra latina domesticus significa doméstico. Entre las más de 100 especies de grillos, al grillo doméstico le gusta habitar cerca de las casas. De ahí su nombre.

Tener grillos domésticos

Cuando adquieres grillos domésticos en una tienda especializada, estos vienen dentro de un envase plástico que solo sirve para el transporte de los animales. Una vez en casa debes cambiarlos a un contenedor más grande y adecuado a su especie. Para esto son apropiados todo tipo de envases con paredes lisas de al menos 25-35 centímetros de altura: por ejemplo, acuarios de plástico o vidrio, cajas y contenedores (fauna box) que se han desarrollado específicamente para mantener a los insectos comestibles y facilitar el poder sacar a los grillos. En cualquier caso, debes procurar que la tapa pueda cerrarse bien y que los grillos no puedan escapar. Si cubres al menos la mitad de la tapa con una malla de alambre fino tienes garantizada una buena ventilación.

Para asegurar la salud y la vitalidad de los grillos, se necesita una caja de 50 x 20 x 25 cm (LxAnxAl) para unos 500 ejemplares. Para la base se recomienda una capa fina de arena o aserrín. Los grillos domésticos se sienten seguros y cómodos cuando tienen opciones para esconderse. Si colocas unos cuantos rollos de cartón y bolas de papel arrugado, los animalitos estarán encantados de esconderse ahí. Además, hay que dejar espacio para la caja de almacenamiento de los huevos y para el comedero. Los grillos no tienen exigencias especiales en cuanto a la iluminación. Prefieren un calor seco con una temperatura de unos 25 °C. Por la noche, los grillos toleran bien la temperatura ambiente. Debes limpiar el hogar de los grillos domésticos una vez a la semana. Para ello recomendamos que coloques los grillos en otra caja bien cerrada hasta haber terminado con la limpieza.

Qué hacer cuando un grillo doméstico se ha escapado

Los grillos domésticos son muy activos y pueden saltar bastante alto y lejos. Incluso las larvas pueden saltar unos 30 centímetros sin problema. Además, a los animales adultos, sobre todo a las hembras, les gusta volar. A pesar de que los grillos no causan mucho daño, se consideran una plaga doméstica. Sobre todo, los machos pueden resultar bastante molestos por sus fuertes chirridos. Por lo tanto, es aconsejable tener especial cuidado al limpiar el contenedor, al cambiarles la comida o al coger los grillos para dárselos a tus animales de terrario. Si se te ha escapado un grillo búscalo en el suelo, a oscuras y con una linterna. También puedes atraer al grillo doméstico con una almohada térmica y un trozo de manzana como cebo. Si se han escapado muchos grillos, lo mejor es colocar trampas para cucarachas.

En resumen:

  • No dejar a los grillos en la caja para su transporte
  • Los contenedores adecuados para grillos domésticos son los acuarios, las fauna boxes,
  • Para 500 animales adultos se necesita un contenedor de 50 x 20 x 25 cm
  • Es importante que la tapa se pueda cerrar bien
  • Deben tener suficiente ventilación
  • Usar aserrín o arena para cubrir el suelo
  • Hacer escondites con rollos de cartón y bolas de papel arrugado
  • Tener espacio para la caja para los huevos y para el comedero
  • La temperatura debe ser de unos 25 °C y el clima ha de ser seco
  • El contenedor ha de limpiarse cada semana
  • Los grillos domésticos prefieren una combinación de alimento seco y húmedo

Alimentación para grillos domésticos

Los grillos domésticos se alimentan tanto de plantas como de animales. La comida puede ser tanto seca como húmeda. Los copos de avena o el germen de trigo, por ejemplo, son adecuados como alimento seco. Pero también puedes comprar comida especial para grillos en las tiendas de animales. Ofréceles a tus grillos domésticos siempre solo la cantidad de comida que ingieren durante el día y reemplaza la comida vieja por comida nueva con regularidad. La fruta, las verduras y las lechugas se ofrecen como alimento húmedo. Las frutas y verduras frescas son suficientes para la ingesta de líquidos de los grillos. En principio, cuanto mayor sea la calidad de la comida de los grillos, mayor será la calidad del grillo como comida para los habitantes de su terrario.

Los grillos domésticos como alimento

Los grillos domésticos son manjares llenos de vitaminas y minerales para numerosos insectívoros. Incluso los reptiles más pequeños tienen pocos problemas para atrapar grillos vivos en el terrario. Ofrece solo tantos insectos vivos como los que los habitantes de tu terrario puedan comer de inmediato o en poco tiempo.

Consejo: en general, es conveniente enfriar a los grillos ágiles una media hora antes de alimentar a tus animales de terrario con ellos. Esto hace que los insectos sean más lentos y resulten más fáciles de coger.

Comprar un grillo doméstico

Puedes adquirir grillos domésticos en una tienda de animales o por internet. Dependiendo de la necesidad y del apetito de los habitantes de tu terrario, los grillos están disponibles en paquetes de insectos de diferentes tamaños y etapas de desarrollo. Lo que debes tener en cuenta es que deben proceder de una cría seria y controlada con una tenencia adecuada a la especie. Además de ser alimento vivo, son seres vivos. Si los pides por internet asegúrate de elegir un distribuidor que confirma realizar un envío respetuoso con los animales. Los grillos domésticos suelen llegar a tu casa en una caja de plástico. Esta caja de transporte es demasiado pequeña para mantener a los insectos a la larga y de forma adecuada a la especie.

Conclusión: insectos nutritivos

Los grillos domésticos son populares entre los animales y los cuidadores de terrario por igual. Los grillos bien cuidados de alta calidad son ricos en nutrientes y vitaminas importantes. Si tienes a tus grillos domésticos de una manera simple puedes asegurarte tener siempre comida viva y saludable para tus reptiles y otros animales de terrario, lista para ser alimentada de inmediato. No obstante, el cuidado de los grillos también requiere algo de tiempo. Debes alimentar a los insectos con regularidad, cada 1-2 días. Si limpias el contenedor una vez a la semana los grillos casi no darán olor, pero sí que harán ruido. El fuerte chirrido de los machos sexualmente maduros puede ser bastante molesto. Atención: ¡los grillos son ágiles y se pueden escapar con rapidez!

Nuestros artículos más útiles

Salamanquesa común

La salamanquesa común es una artista de la escalada. Gracias a las protuberancias laminares adhesivas bajo sus pies puede trepar por los cristales o incluso moverse boca abajo por el techo. Aprende más sobre este gecko nocturno y las recomendaciones para tenerlo en un terrario.

Gecko leopardo

El gecko leopardo es la especie de gecko más popular y frecuente en un terrario. Con sus grandes ojos y fascinantes patrones a menudo en varios colores espectaculares, este atractivo gecko hace que los amantes de los reptiles queden hechizados. La naturaleza tranquila y curiosa del gecko leopardo hace que esta especie de reptil sea casi dócil. Si quieres comprarte un terrario, los geckos leopardo son ideales para principiantes. Descubre más sobre la tenencia y los cuidados de estos reptiles, así como sobre la instalación adecuada del terrario.

Camaleón

No hay un reptil que cree más fascinación que el camaleón. Parece un ser maravilloso similar a los dragones de un pasado lejano. De hecho, colonizaron la tierra hace 60-100 millones de años. Su habilidad para llamar la atención y casi desaparecer de su hábitat mediante el camuflaje hace que sean algo muy especial en cada terrario. Aprende más sobre estos transformistas únicos y su exigente tenencia.