Caracol gigante africano

Caracol gigante africano

El caracol gigante africano es uno de los caracoles terrestres más grandes que existen.

El caracol gigante africano (Achatina fulica) es uno de los caracoles terrestres más grandes que existen. Puede llegar a medir 30 cm de largo. Es oriundo de África y de muchos países tropicales, por lo que su hábitat natural es variado. Te lo puedes encontrar tanto en regiones secas como en áreas lluviosas y pantanos.

Aspecto: ¿cómo es el caracol gigante africano?

Estos animales nocturnos tienen una concha cónica de entre siete y diez centímetros de alto que acaba en punta. El color de la concha suele ser marrón rojizo, pero puede cambiar en función de la alimentación del animal. El cuerpo mide unos veinte centímetros de largo. En conjunto, puede llegar a pesar 500 gramos.

En la región sudamericana también se conoce a este caracol. Sin embargo, aquí es más pequeño, de unos diez centímetros de largo, y pesa unos 100 gramos. La concha es más o menos el doble de alta que de ancha y presenta espirales cónicas.

Los ejemplares jóvenes ya muestran las características típicas de la concha que tan reconocibles son en los adultos. El cuerpo del caracol gigante africano está dominado por un pie grande que le permite arrastrarse. En la cabeza tiene los tentáculos y la boca. La ingesta de alimentos tiene lugar con la rádula, que cuenta con una especie de lengua y dientes pequeños. Los órganos se encuentran en la concha.

Diversidad de especies: ¿qué especies y subespecies hay?

Los caracoles de la familia Achatinidae se clasifican en varios géneros. Estos se diferencian por el aspecto de la concha, es decir, por el tamaño, el color y la forma. En cada género, a la vez, se distingue entre numerosas especies y subespecies. Dos especies muy famosas son la Achatina achatina (caracol tigre gigante), de África occidental, y la Achatina fulica (caracol gigante africano), de África oriental. Otras subespecies populares son la Achatina immaculata, del sureste africano, y la Achatina reticulata, que habita principalmente Tanzania y Zanzíbar.

Caracol gigante africano
Como el nombre ya sugiere, el caracol gigante africano es originario de África.

Origen: ¿dónde habita?

El caracol gigante africano es originario de África y está extendido por todo el continente. En la actualidad, también habita muchos países tropicales. Los caracoles se protegen del calor extremo y la sequedad con un periodo de estivación. Este proceso tiene lugar en nuestros meses de invierno, donde allí hace mucho calor. Durante este periodo reposan con frecuencia durante días, están menos activos y apenas comen. Es frecuente que se forme una capa de cal en la concha y que los caracoles duerman hasta varios meses. La estivación es similar a la hibernación y su duración varía de una especie a otra. En el caso del caracol gigante africano, simplemente se reduce el nivel de actividad. Por su parte, el caracol tigre gigante estiva hasta diez semanas y el Achatina immaculata es el que más duerme, con una estivación de entre dos y cinco meses.

Alimentación: ¿qué come?

Estos animales nocturnos se van de excursión durante unas dos horas para buscar alimento, normalmente al inicio del crepúsculo. Se alimentan de plantas y carroña. No son muy tiquismiquis, ya que devoran casi cualquier cosa, ya sea fruta o verdura. Sin embargo, no deben comer cítricos porque los ácidos son dañinos para ellos.

Si se tiene a este animal en un terrario, se lo puede alimentar con pieles de plátano, diferentes frutas, verduras y carne de vacuno o comida para peces en copos como fuente de proteína animal. También se les puede dar comida para perros o gatos puesta en remojo, aunque hay que fijarse en los componentes. Este alimento no debe contener aditivos como la sal y el cobre. Como la concha necesita cal para desarrollarse, conviene favorecer la ingesta de cal suplementaria, por ejemplo, con huesos de sepia.

Cuando la humedad es relativamente alta y la temperatura supera los 24 grados, es decir, con lluvia ligera y sin radiación solar directa, en la naturaleza también van a buscar comida durante el día. De lo contrario, les gusta esconderse bajo tierra y descansar. Un dato interesante es que son capaces de acordarse de las zonas donde hay comida. Si ya las han visitado una vez, vuelven de forma recurrente para averiguar si vuelve a haber algo para comer.

Caracol gigante africano
El caracol gigante africano se alimenta principalmente de plantas y carroña.

Tenencia del caracol gigante africano

El terrario

Lo ideal es tener a estos animales en un terrario. El tamaño idóneo del terrario y la temperatura dependen de la especie y el origen del caracol. Debido a su gran tamaño, el Achatina achatina necesita bastante espacio. Cuantos más ejemplares se tengan, más espacio se necesitará. Con una población de cinco caracoles, el terrario deberá tener un tamaño mínimo de 80 x 50 x 50 cm. La temperatura durante el día debe rondar los 29 °C y por la noche no debe bajar de 24 °C. El Achatina fulica puede vivir en un grupo de hasta ocho ejemplares en un terrario de 80 x 50 x 50 cm. En este caso, la temperatura debe ser de unos 25 °C durante el día y de 22 °C por la noche.

Para mantener constantes las temperaturas diurnas y nocturnas, puedes integrar esterillas térmicas y lámparas caloríficas. Debes controlar las temperaturas regularmente para evitar fluctuaciones, que podrían devenir peligrosas para los caracoles. Además, procura que la humedad del terrario sea adecuada, por ejemplo, humedeciéndolo con un pulverizador. Lo ideal sería que instalaras un higrómetro, que es un instrumento que mide la humedad. Estos valores también varían en función de la especie y la procedencia de los animales. Por ejemplo, un caracol tigre gigante adulto necesita una humedad de entre el 85 y el 90 %. En cambio, el caracol gigante africano requiere el 80 %.

El suelo se puede cubrir con tierra o humus fino. Además, es recomendable añadir ramas y plantas al terrario. Puedes usar ramas de corcho, maderas de diferentes tipos y musgo. Los caracoles mordisquearán las plantas, por lo que tendrás que cambiarlas regularmente para que puedan usarse más tiempo. Lo ideal sería colocar un cuenco de agua para que los animales beban y se bañen.

Socialización

El caracol gigante africano siempre debe vivir con otros caracoles. Aparte de sus congéneres, no conviene que los Achatinidae convivan con otros animales en el acuario, como ranas. Los caracoles comen de todo, por lo que las probabilidades de que la rana viva mucho tiempo son escasas.

¿Cuánto vive?

En un terrario, el caracol gigante africano vive unos diez años. Goza de una salud de hierro y, con una comida y una atención adecuadas, es fácil de cuidar.

Compra: ¿dónde se puede conseguir?

Para empezar, debes saber que la tenencia del caracol gigante africano está prohibida en España por ser una especie invasora. En cambio, hay otras especies de caracoles terrestres gigantes que sí que puedes tener. Las encontrarás en internet y en algunos criaderos. El precio depende del tamaño, la edad y la especie del animal.

Nuestros artículos más útiles
10 min

Las tortugas

Lo fascinante de tener una tortuga como mascota es que son una de las especies vivas más antiguas. A pesar de no ser animales cariñosos, con una tenencia adecuada te pueden acompañar durante muchos años. En este artículo encontrarás toda la información sobre las tortugas y la correcta crianza en casa.
10 min

Camaleón

No hay un reptil que cree más fascinación que el camaleón. Parece un ser maravilloso similar a los dragones de un pasado lejano. De hecho, colonizaron la tierra hace 60-100 millones de años. Su habilidad para llamar la atención y casi desaparecer de su hábitat mediante el camuflaje hace que sean algo muy especial en cada terrario. Aprende más sobre estos transformistas únicos y su exigente tenencia.
9 min

Salamanquesa común

La salamanquesa común es una artista de la escalada. Gracias a las protuberancias laminares adhesivas bajo sus pies puede trepar por los cristales o incluso moverse boca abajo por el techo. Aprende más sobre este gecko nocturno y las recomendaciones para tenerlo en un terrario.