Boa constrictor: ¿la boa ideal para casa?

Boa constrictor

Puede que la boa constrictor no sea un animal doméstico clásico, pero, sin duda, es uno de los más imponentes. Pero ¿es muy difícil tenerla en un terrario? En este artículo te ofrecemos la información más importante sobre el cuidado de esta serpiente. Además, te explicamos por qué, en el fondo, es un habitante del terrario sencillo.

Nombre y género

La boa constrictor pertenece a la variada familia de los boídos (Boidae). Las boas son serpientes constrictoras que matan a su presa envolviéndolas con su cuerpo. De ahí procede el término latino constrictor, que ha permanecido invariable en español. Algunas de las serpientes más grandes del mundo, como la anaconda, también pertenecen a la familia de las boas.

¿Dónde vive la boa constrictor?

Su región de distribución natural se extiende desde el norte de México, pasando por toda América Central hasta Sudamérica. Las boas se han asentado en diferentes hábitats. Habitan selvas tropicales húmedas como la jungla amazónica, sabanas secas, matorrales y bosques de montaña tropicales. Normalmente, la boa constrictor vive cerca de cuerpos de agua.

Ficha

  • Longitud del cuerpo: 1,5-4,5 metros
  • Peso: hasta 30 kg
  • Esperanza de vida: 20 años o más
  • Tamaño del terrario a partir de 2,30 metros de largo: 180 x 80 x 80 cm (longitud x anchura x altura)
  • Tenencia: sola o en pareja
  • Temperaturas: 24-30 °C (día), 20-23 °C (noche)
  • Solárium: 30 °C o más
  • Humedad del aire: 70 %
  • Sustrato: madera granulada
  • Equipamiento: escondites, bañeras, ramas para trepar y superficies de descanso
  • Alimentación: animales, como ratas y ratones
  • Particularidades: activa al anochecer y por la noche; amante del agua
  • Origen/distribución: Centroamérica y Sudamérica
  • Hábitat: selva tropical, sabana y semidesierto
  • Dificultad de la tenencia: alimentación con animales vivos

¿Qué subespecie de boa es la mejor para el terrario?

Hay diez subespecies de boa constrictor, por ejemplo, la mexicana y la nebulosa. Las subespecies se diferencian entre ellas por sus diferencias ópticas y de comportamiento.

Para el terrario hay dos especies muy populares: la Boa constrictor imperator (boa común) y la Boa constrictor constrictor (boa de cola roja). Las dos son muy fáciles de cuidar y alimentar. Con una tenencia acorde a la especie, pueden vivir hasta 20 años. Si decides adoptar una boa constrictor, probablemente te acompañará muchos años.

Importante: No es obligatorio registrar la boa constrictor común ni la de cola roja en España. No obstante, hay que tener un certificado de nacimiento y la factura, si se ha comprado en un comercio. Es importante asegurarse de que el criador sea serio. Además, la documentación requerida varía en función de si el país de procedencia está adherido al CITES o no.

Boa constrictor
La boa común (Boa constrictor imperator) es una subespecie muy popular para el terrario.

Tamaño y aspecto de la boa constrictor

¿Te lo puedes creer? La boa constrictor es la más pequeña de las boas. Entre las subespecies hay grandes diferencias de tamaño. Por ejemplo, la boa común mide aproximadamente un metro, mientras que la de cola roja puede alcanzar los cuatro metros. En función del tamaño, un ejemplar puede llegar a pesar 30 kilogramos.

Una peculiaridad de la boa constrictor es la cabeza grande y ancha, que discurre en forma cuneiforme hasta el morro. Las mandíbulas superior e inferior no están unidas. De este modo, la serpiente puede desencajarlas para engullir a sus presas.

¿Qué colores y dibujos existen?

El dibujo expresivo y los diferentes colores de las boas son fascinantes. Pueden ser de color crema, gris pardo y matices de negro. Otra característica de las boas son las manchas parduzcas con marco oscuro en el lomo. En algunas especies, adquieren un tono rojo intenso en la zona de la cola. De ahí viene el nombre de la boa de cola roja.

Además, presentan una línea clara desde la frente hasta el morro. En las sienes cuentan con manchas oscuras que se extienden desde la punta del morro hasta los lados del cuello.

¿En qué se diferencian los machos y las hembras?

Las hembras y los machos de boa constrictor son muy parecidos, aunque hay algunos rasgos que los distinguen. En las serpientes adultas, el tamaño puede ser una pista. Los machos suelen ser entre 30 y 40 centímetros más pequeños que las hembras.

También pueden ayudar a distinguirlos los espolones pélvicos, que se encuentran a cada lado de la cloaca. Parecen dos garras pequeñas y los machos suelen tenerlos más marcados.

De todos modos, es bastante difícil diferenciar el sexo de las serpientes. Si no estás seguro, pregunta a un veterinario especializado en reptiles.

Comportamiento: ¿cuáles son las particularidades de la boa constrictor?

La mayoría de subespecies de la boa constrictor viven en el suelo. Sin embargo, a las serpientes jóvenes les gusta estar en las ramas de los árboles. Con el aumento de tamaño y peso, las boas acaban trasladando su hábitat a las zonas del suelo.

Además, a la boa constrictor no le gusta demasiado moverse y pasa casi todo el tiempo escondida en su guarida. Solo sale de vez en cuando a tomar el sol para calentarse. Al ser un animal de sangre fría, no puede regular la temperatura corporal por sí sola. Por eso, es esencial que instales varias zonas de calor en el terrario.

¿Pone huevos?

La boa constrictor es un animal vivíparo, por lo que no pone huevos. De 100 a 120 días después del apareamiento nacen entre cinco y 40 crías. En la naturaleza, estas crías, totalmente desarrolladas, ya se valen por sí solas. En el terrario conviene trasladarlas a un terrario pequeño o una fauna box directamente después de nacer.

Si te planteas hacerte criador de boas, infórmate antes en la oficina veterinaria competente. Además, ten en cuenta que la oferta de boas comunes y de cola roja es relativamente grande.

¿Cada cuánto muda la piel?

Las boas crecen a lo largo de toda su vida y mudan la piel regularmente. En animales jóvenes sanos, esto sucede cada seis u ocho semanas. Las serpientes más mayores lo hacen cada entre tres y seis meses. Si observas que la piel se torna pálida y los ojos se le enturbian, la muda es inminente. Pulverízala regularmente con agua tibia para facilitarla la tarea.

¿La boa constrictor es peligrosa para las personas?

La boa constrictor no es un animalito de peluche. Por eso, como todos los reptiles, solo hay que observarla en el terrario. Nunca subestimes la fuerza y la rapidez de una boa constrictor adulta. Un simple mordisco ya puede ser muy doloroso. Aparte de esto, la boa constrictor suele ser un animal pacífico.

¿Es venenosa?

No, la boa constrictor no tiene colmillos venenosos, por lo que no produce veneno. Lo que hace es estrangular a su presa con su musculatura asombrosamente fuerte. Al ser un animal nocturno, la boa constrictor sale a cazar al anochecer. Si detecta a su presa, la somete en cuestión de segundos, la estrangula y se la traga entera.

¿Cuál es la tenencia correcta de una boa constrictor?

El microclima, el tamaño y equipamiento del terrario... En este apartado encontrarás los consejos más importantes para una tenencia acorde a la especie.

¿Qué clima debe haber en el terrario?

La boa constrictor prefiere una temperatura diurna de entre 27 y 30 °C. El terrario debe contar con varias zonas de calor. Puedes crear soláriums a temperaturas de 30 °C o más con lámparas de calor especiales. Las zonas elevadas que se encuentren más cerca de la fuente de luz y calor proporcionan otras zonas climáticas.

Por la noche, la temperatura no debe bajar de 20 °C. La humedad de aproximadamente el 70 % se consigue pulverizando el terrario y los accesorios una o dos veces al día. Para un ritmo día-noche regulado, la iluminación diurna debe ser de unas doce horas.

Boa constrictor
La boa constrictor es un animal de sangre fría. Por eso, el terrario debe disponer de lámparas de calor para tomar el sol.

¿Qué tecnología necesito?

Las serpientes se sienten atraídas por el calor, algo que puede resultar peligroso. No es infrecuente que se quemen en el terrario. Para que tu boa constrictor no se haga daño, debes asegurarte de que el sistema eléctrico esté bien protegido y de que ella no lo pueda alcanzar. Tu terrario debe disponer de la tecnología siguiente:

  • Techo radiante de infrarrojos como fuente de calor (existen alternativas)
  • Radiador de luz concentrada sobre los soláriums
  • Varios termómetros distribuidos por el terrario
  • Higrómetro
  • Fluorescente como fuente de luz
  • Temporizador

¿Cuál debe ser el tamaño del terrario?

La boa constrictor es un animal solitario que se puede tener solo en un terrario. En general, los terrarios de cristal son adecuados para la tenencia de serpientes.

No obstante, recuerda que los requisitos en cuanto al tamaño cambian en función de la edad y longitud de la boa constrictor. Guíate por estas medidas a la hora de elegir el terrario:

Longitud de la serpiente Dimensiones mínimas del terrario
< 2,3 m 120 x 60 x 60 cm (longitud x anchura x altura)
> 2,3 m 180 x 80 x 80 cm (longitud x anchura x altura)

¿Cuál es el equipamiento ideal?

La boa constrictor se mueve poco y se retira a su refugio durante el día. Por eso, debe tener varios escondites a su disposición. Existen cuevas de serpiente especiales en las tiendas. Además de estas, puedes utilizar cuencos de plástico, cajas de madera, cortezas de corcho o macetas. Para el sustrato del terrario puedes usar gránulos de madera finos.

Cuanto más grande y pesada sea la boa, menos sitios para trepar necesitará. En cambio, a las serpientes jóvenes les encanta trepar. Por eso, no pueden faltar algunas ramas sólidas para trepar. Los animales más mayores prefieren las plataformas para tumbarse, que puedes fijar a las paredes laterales y trasera.

Además, a las boas les encanta bañarse. Por lo tanto, es importante que instales una bañera amplia y que cambies el agua a diario. La limpieza integral del terrario la debes realizar una vez al mes.

Alimentación: ¿qué come la boa constrictor?

La boa constrictor se alimenta de vertebrados que ingiere vivos, principalmente ratones y ratas. Asegúrate de que la alimentación se corresponda con su edad y dásela a estos intervalos:

  • Serpientes jóvenes: cada 5-7 días
  • Con uno o dos años de edad: cada 10-14 días
  • Boas constrictor adultas: cada dos o tres semanas

Te deseamos mucha felicidad con tu boa constrictor, un animal fascinante y precioso.

¿Crees que la boa constrictor no encaja contigo? En ese caso, echa un vistazo a nuestro magazine de reptiles, donde presentamos nuevos animales regularmente. Si prefieres un perro, gato o pez, en el magazine zooplus también encontrarás muchos artículos interesantes sobre estos animales. Además, en nuestra tienda online puedes comprar de todo para el bienestar de tu animal.

Nuestros artículos más útiles
10 min

Las tortugas

Lo fascinante de tener una tortuga como mascota es que son una de las especies vivas más antiguas. A pesar de no ser animales cariñosos, con una tenencia adecuada te pueden acompañar durante muchos años. En este artículo encontrarás toda la información sobre las tortugas y la correcta crianza en casa.
10 min

Camaleón

No hay un reptil que cree más fascinación que el camaleón. Parece un ser maravilloso similar a los dragones de un pasado lejano. De hecho, colonizaron la tierra hace 60-100 millones de años. Su habilidad para llamar la atención y casi desaparecer de su hábitat mediante el camuflaje hace que sean algo muy especial en cada terrario. Aprende más sobre estos transformistas únicos y su exigente tenencia.
9 min

Salamanquesa común

La salamanquesa común es una artista de la escalada. Gracias a las protuberancias laminares adhesivas bajo sus pies puede trepar por los cristales o incluso moverse boca abajo por el techo. Aprende más sobre este gecko nocturno y las recomendaciones para tenerlo en un terrario.