La mejor alimentación para perros senior

Alimentación para perros senior

Aparecen las primeras canas y sus movimientos se vuelven más lentos: ¡tu perro se hace mayor! Esto es ley de vida para los perros, al igual que lo es para los humanos. Sin embargo, puedes hacer mucho para que viva esta etapa de una manera más fácil. Una dieta adaptada a las necesidades de los perros mayores le ayudará a conservar su salud y vitalidad. Te contamos cuál es la mejor alimentación para perros senior.

Propensos a las afecciones

Hoy en día existen muchas comidas ya preparadas para perros adultos. Pero, ¿es realmente necesario un alimento específico para perros de edad avanzada? Sí, ya que durante este periodo los perros experimentan diversos cambios y dolencias. Apenas queda de esos cachorros juguetones, ya que estos se vuelven más tranquilos y se mueven menos. Además, la digestión se hace más lenta y el rendimiento del intestino disminuye, lo que puede desencadenar problemas digestivos como el estreñimiento, la distensión abdominal o la diarrea. A esto se puede añadir el dolor de los dientes al masticar y un menor sentido del gusto. Aparecen otras enfermedades propias de la edad, como la artritis, u otras relacionadas con las articulaciones. El envejecimiento no viene acompañado de muchas cosas buenas, pero no te preocupes: una dieta adecuada puede ayudar a contrarrestar los achaques de la edad mencionados anteriormente. De esta manera tu perro se mantendrá en forma y sano ¡incluso en la vejez!

Más nutrientes, menos calorías

Al haber una reducción de movilidad por la edad, la demanda energética de estos perros desciende hasta un 20 %. Esta disminución de la actividad física también tiene consecuencias sobre el metabolismo: el alimento no se transforma en músculo, sino en grasa, por lo que el sobrepeso puede aparecer. De manera que, un menú para perros senior deberá contener menos calorías que uno destinado a perros adultos. Pero, ¿cómo se pueden reducir las calorías de la comida? Lo más fácil sería disminuir la cantidad de alimento y servirle raciones más pequeñas. ¡Esto es un error enorme! En este caso no solo estarás reduciendo las calorías, sino también los nutrientes esenciales para tu perro, como las vitaminas y los minerales.

Vitaminas B, C y E

La L-carnitina y los antioxidantes, tales como las vitaminas C y E, fortalecen el sistema inmunitario de tu perro. Estos también atrapan los radicales libres, los cuales se consideran una de las causas del envejecimiento. La vitamina E se encuentra en el aceite de girasol o en el de maíz. Si decides prepararle la comida tú mismo, podrás mezclarlos fácilmente con la carne o las verduras. Las vitaminas hidrosolubles, como las del grupo B, deben estar presentes en los alimentos para perros senior. No obstante, se debe tener especial precaución con la vitamina A liposoluble, ya que un exceso de esta puede conducir a una sobrecarga del hígado. Dado que a muchos perros les gusta comer a menudo hígado o, incluso, beber aceite de hígado de bacalao, es posible que tengan un exceso de vitamina A en lugar de una carencia de esta vitamina.

Ácidos grasos omega-3 y omega-6

La sequedad de la piel, la pérdida de pelo y el aumento de las infecciones cutáneas son bastante frecuentes entre los perros de edad avanzada. Un alto aporte de ácidos grasos omega-3 y omega-6 favorece la salud de la piel y ayuda a mantener el pelo brillante. El omega-6 se puede encontrar en el aceite de lino. También es muy beneficioso el omega-3 que posee el aceite del pescado, como el del salmón. El aceite omega-3 no solo ayuda al buen estado del pelo, sino también al de las articulaciones. Diversos estudios clínicos han demostrado que un mayor contenido de omega-3 en la comida del perro puede llevar a la reducción del número de medicamentos para el dolor articular.

 Mejillón de labio verde, glucosamina y sulfato de condroitina

La condroitina y la glucosamina también tienen un efecto muy positivo sobre las articulaciones y los huesos. Estas se encuentran, por ejemplo, en el mejillón de labio verde. Estas sustancias pueden aliviar los síntomas de la artritis, incluso cuando esta ya se padece, o también los de la displasia de cadera.

 Proteínas

Durante la etapa senior de los perros, la proteína sigue siendo su fuente más importante de energía. La carne se considera una fuente de proteínas de alta calidad, por lo que debe constituir la base de la dieta de tu perro. Para ello, es necesario que la carne sea de calidad. Esta carne fresca no solo ofrece un mejor sabor, sino además aporta un mayor número de beneficios al organismo. La carne magra y las vísceras, como el corazón, se digieren mejor que los tendones fuertes o los cartílagos.

Alimentos digestibles

Las digestiones de los perros de edad avanzada son mucho más sensibles que las de los perros adultos activos. La actividad intestinal se vuelve más lenta, lo que puede causar estreñimiento. A menudo, la comida no se encuentra bien masticada debido a los problemas dentales que pueda tener el perro, por lo que los intestinos, con ya ciertas dificultades, deben digerir estos grandes trozos de alimento. Además, a causa de los cambios del equilibrio bacteriano en los intestinos, los perros suelen sufrir de gases. Un cambio en el tipo de comida en el que se introduzcan alimentos más fáciles de digerir no solo le ayudará a que su sistema digestivo funcione mejor, sino que además habrá un mejor ambiente en tu hogar. La carne magra, el pollo (cocido brevemente), el corazón, el huevo, un poco de arroz, el queso bajo en grasa, la cuajada o el queso cottage, son solo algunos ejemplos de los alimentos que pueden ser adecuados para ayudar a la digestión. En cambio, se deben evitar los hidratos de carbono, los huesos y los alimentos sólidos con cartílago. Para los estómagos sensibles, es más recomendable no dar la comida directamente de la nevera, mejor a temperatura ambiente. Para cuidar el estómago, no debes cambiar de repente el tipo de comida que le das a tu perro. Hay que acostumbrarlo poco a poco al nuevo alimento, para ello al principio se puede mezclar con un poco de la comida que ya conoce. Hasta que tu perro se habitúe a la nueva comida puede pasar hasta una semana.

Mucha agua

Tal y como también sucede con los humanos, con la edad, los perros tienden a beber menos. Sin embargo, para que una dieta sea saludable es imprescindible que se beba una cantidad de agua suficiente. Puesto que los perros senior beben menos, es más recomendable el alimento húmedo que el seco, ya que con el húmedo el perro adquiere líquidos junto con la comida.

Para que tu perro vuelva a aumentar sus ganas de beber, un consejo es añadir un poco de sabor al agua, por ejemplo, con una cucharada de caldo de ave, el de la cocción de las salchichas u otro caldo ligeramente salado. Consulta todas tus dudas al veterinario acerca de los hábitos que tiene tu perro a la hora de beber, tanto si bebe poco, como si bebe mucho, ya que un exceso de sed puede ser causa de otro problema más grave.

¿Comida ya preparada o cocinada por ti mismo?

Lo esencial es que la comida de tu perro senior sea de calidad. Si preparas el alimento para tu perro tú mismo habrás podido observar qué alimentos le sientan mejor y cuáles le gustan más. Además, con este tipo de alimentación podrás comprobar si los alimentos son de calidad o no, por ejemplo, esta será mayor si adquieres alimentos frescos. La carne fresca aporta una alta cantidad de proteínas y las verduras proporcionan una ingesta de vitaminas necesarias.

Por otro lado, no te preocupes si prefieres comprar la comida ya preparada, ya que igualmente le estarás aportando todo aquello que necesita en esta etapa de su vida. En la actualidad existen muchos tipos de comida para perros de edad avanzada, pero, por desgracia, sus diferencias en cuanto a calidad son muy grandes. Aquellos alimentos de mayor calidad no solo se pueden distinguir por su precio, sino además por su lista de ingredientes, la cual está detallada con mayor precisión. Asegúrate de que su contenido de carne sea de calidad y se sitúe por delante de todos los demás componentes de la lista. En cambio, el azúcar no debe encontrarse entre los ingredientes que consuma tu perro senior, ya que es extremadamente dañino para estos perros mayores que suelen padecer problemas dentales. Desafortunadamente, todavía existen muchos alimentos para perros en los estantes de las tiendas que contienen azúcar. Aunque a veces sean mucho más económicos, ¡déjalos ahí por el bien de tu perro! Evita también darle golosinas en exceso, pese a que te suplique con su mirada fiel de ojos marrones. Alimentarle con golosinas constantemente puede desencadenar obesidad y perjudicarle la salud. No obstante, esto no significa que deba renunciar por completo a los snacks, siempre que se preste atención a la cantidad y que no se conviertan en un hábito diario. Del mismo modo, los perros mayores deben consumir huesos con moderación, ya que son difíciles de digerir al tener los intestinos más sensibles. Además, es más recomendable la comida húmeda para los perros senior que el pienso.

La comida para perros mayores debe ser de alta calidad, de fácil digestión, rica en nutrientes, baja en calorías y con humedad. De esta manera ayudarás a que tu perro se mantenga en forma y sano a medida que envejece y que continúe disfrutando del aire fresco en los paseos diarios. Los perros que sufren de ciertas enfermedades, con sobrepeso o con bajo peso por la pérdida del apetito pueden optar por aquellas comidas especialmente elaboradas para ayudar a reducir sus dolencias. Pregúntale a tu veterinario para saber más acerca de qué comida es la más adecuada para tu leal amigo.

¡Le deseamos a tu perro senior buen provecho!

Nuestros artículos más útiles
Cuando piensas en alguna raza de perro alemana seguro que la primera que te viene a la mente es el pastor alemán. Esto seguro que se debe no solo a su tamaño y a su llamativa presencia, sino también a que nos lo encontramos a diario desempeñando sus funciones como perro de trabajo o compañía. Antes de contarte todo sobre la alimentación para pastores alemanes te revelamos algunos datos importantes sobre esta raza: A finales del siglo XIX se fundó la asociación de perros pastores alemanes, la cual, desde entonces, fija el estándar de cría de esta raza. El pastor alemán es el resultado de la cría de los perros pastores del centro y del sur de Alemania: se intentaba conseguir un perro de trabajo con un alto rendimiento.