Shivering en caballos

Shivering en caballos

Por desgracia, el shivering en caballos es incurable, pero se pueden aliviar los síntomas.

El shivering en caballos es una enfermedad incurable, pero ¿qué puedes hacer para aliviar el sufrimiento de tu caballo? Este artículo te revela la información más importante sobre este tema y mucho más.

¿Qué caballos suelen padecer shivering?

Por lo general, el shivering se presenta en caballos de entre tres y cinco años de edad. Además, hay varios factores que aumentan el riesgo de contraer la enfermedad, como la raza o el sexo.

Los caballos pesados (p. ej., de sangre fría o caliente) y los castrados enferman más que las yeguas o los ponis. Los caballos deportivos también son propensos a desarrollar shivering.

Síntomas: ¿cuáles son los signos del shivering en caballos?

Los temblores musculares recurrentes (intermitentes) en las patas traseras y el maslo son la característica principal del shivering en caballos. Solo en raras ocasiones se ven afectadas también las patas delanteras.

En función de la evolución y la gravedad del trastorno, pueden darse dos posturas diferentes de los miembros posteriores:

  • Estiramiento excesivo (hiperextensión)
  • Flexión excesiva (hiperflexión) con desplazamiento lateral simultáneo del miembro (abducción)

Esto va acompañado de temblores musculares involuntarios en los cuartos traseros e incluso de bajo rendimiento y atrofia muscular. Como consecuencia, los caballos afectados solo pueden ir hacia atrás y ponerse en pie sobre tres patas (p. ej., durante el cuidado de los cascos) de forma limitada.

Los calambres musculares no suelen doler. Sin embargo, los caballos afectados por shivering suelen sufrir una fuerte tensión muscular. Debido a este cuadro clínico, muchos cuidadores de caballos confunden el shivering con el arpeo, que tiene un curso similar.

Diagnóstico: ¿cómo se diagnostica?

Para detectar el shivering, el veterinario estudia la concentración de varios minerales en la sangre del caballo tras una detallada entrevista contigo y un examen general.

Por tanto, debes dejar de complementar la alimentación del caballo con minerales aproximadamente una semana antes del análisis de sangre. Los caballos con shivering muestran muy a menudo una deficiencia de manganeso y, con menos frecuencia, también de magnesio. Una concentración de manganeso demasiado baja perjudica el metabolismo muscular.

Además de la concentración de nutrientes, el veterinario también se fijará en los valores hepáticos. Como órgano metabólico central, el hígado está estrechamente relacionado con los músculos.

Shivering en caballos
Un análisis de sangre permite al veterinario diagnosticar una posible deficiencia de manganeso.

Tratamiento: ¿cómo se trata?

Desgraciadamente, en la actualidad no existe cura para el shivering en caballos. Sin embargo, hay medidas que pueden reducir su sufrimiento:

Evitar el estrés

Se sabe que el estrés influye en muchas enfermedades y afecta negativamente al sistema inmunitario. Por lo tanto, es importante que tu caballo se exponga a la menor cantidad posible de situaciones estresantes. Además, dale la oportunidad de hacer suficiente ejercicio.

Optimizar la alimentación

El sobrepeso (obesidad) sobrecarga las articulaciones y, además, impide que tu caballo se mueva con normalidad. Por lo tanto, hay que prestar atención a una dieta equilibrada y a un contenido energético adaptado en cada ración. El azúcar y el almidón deben ser mínimos, mientras que las vitaminas (p. ej., B y E) y los nutrientes como el magnesio o el manganeso favorecen los músculos y el sistema nervioso.

Para no excederse, la administración de nutrientes y otros suplementos solo debe hacerse bajo supervisión veterinaria.

Entrenamiento y fisioterapia

La mayoría de caballos que padecen shivering dejan de ser aptos para la monta. No obstante, necesitan hacer ejercicio a diario, así que no deben pasarse el día en el box. También es importante que den paseos por el campo y tengan suficiente espacio en el box. Los masajes de fisioterapia son recomendables para aliviar la tensión muscular.

Shivering en caballos
El shivering en caballos es una enfermedad neurodegenerativa. Los nervios del caballo aparecen aquí marcados en amarillo.

Causas: ¿qué desencadena el shivering en caballos?

El nombre de esta enfermedad neurodegenerativa es una palabra inglesa que significa temblor. Por eso, en otros idiomas también se la denomina enfermedad del temblor equino.

La ciencia aún no ha encontrado el origen de estos temblores musculares. Sin embargo, se sospecha que las llamadas células de Purkinje de la corteza cerebelosa están implicadas en el shivering.

Estas contribuyen al aprendizaje motor y al control fino de los movimientos musculares enviando estímulos inhibidores y activadores. Si no funcionan bien, el movimiento del caballo enfermo también se ve alterado.

Si tu caballo padece shivering, las células de Purkinje, probablemente alteradas, producen un deterioro de la inhibición del tono muscular. Sin embargo, aún no está claro qué es lo que las daña. Además de lesiones (traumatismos), factores genéticos y enfermedades neurológicas, los investigadores también barajan las enfermedades musculares como posibles causas.

Pronóstico: ¿cuáles son las probabilidades de curación?

El shivering no tiene cura y, en general, es progresivo. No obstante, puedes aumentar la calidad de vida del caballo evitando déficits nutricionales y fortaleciendo los músculos mediante ejercicio controlado.

Nuestros artículos más útiles
6 min

Tos en caballos

Wenn das Pferd hustet handelt es sich nicht immer um eine Infektion. Oft sind die eleganten Vierbeiner auch allergisch.