Rata doméstica: consejos básicos de tenencia

Rata doméstica

Las ratas domésticas necesitan estar en contacto con otras ratas, por ejemplo, para acurrucarse.

Las opiniones sobre las ratas difieren: hay quienes las encuentran asquerosas, mientras que otros valoran su inteligencia y carácter despierto. Si quieres tener una rata doméstica, te explicamos los aspectos más importantes.

Summer sales

Aspecto

Una carita adorable con orejitas redondas y ojos de botón, patitas monísimas y carácter despierto: no es de extrañar que las ratas tengan su público.

La rata es un roedor (nombre científico: Rattus) que pertenece a la familia de los múridos. De las 65 especies que existen, de Europa solo son autóctonas la rata negra (Rattus rattus) y la parda (Rattus norvegicus).

La rata doméstica es una subespecie de la rata parda criada por las personas que puede tenerse en casa. La rata de laboratorio también proviene de la rata parda.

Mientras que las ratas pardas salvajes tienen el pelaje gris parduzco, la rata doméstica puede ser de color blanco, crema, champán, gris, marrón y negro. También hay ejemplares con manchas y albinos. Las ratas albinas no tienen pigmentación, por lo que tienen el pelo blanco puro y los ojos rojos.

Particularidad de la rata: cola sin pelo

Ni la cola ni las patas de las ratas tienen pelo. De hecho, la cola sin pelo es uno de los motivos por los que a algunas personas les dan asco. En realidad, no está desnuda, sino que cuenta con pequeñas escamas. Las ratas utilizan la cola, entre otras cosas, para equilibrarse al trepar.

Una rata doméstica adulta mide 22-26 centímetros desde la punta de la nariz hasta la base de la cola. Con unos 18-22 centímetros, la cola es casi igual de larga. Un macho adulto pesa entre 250 y 600 gramos y una hembra, entre 200 y 400 gramos.

Estos pequeños roedores tienen un oído fino y un buen sentido del olfato y el gusto. Son animales crepusculares, lo que significa que están más activos por la mañana y al caer la noche. Tienen los ojos adaptados para ver en la penumbra. Por eso, no toleran bien el exceso de claridad.

Rata doméstica
Las ratas son maestras escaladoras y necesitan ejercicio.

Carácter: listas y vivarachas

Las ratas son animales inteligentes y dinámicos que necesitan variedad. Por muy bien amueblada que tengan la jaula, si tienen que pasarse todo el día encerradas se aburren enseguida. Por eso, conviene dejarlas corretear por el piso durante al menos una hora al día.

Recuerda que las ratas son roedores, por lo que es de suponer que roerán algún que otro mueble. Además, asegúrate de que no tengan acceso a ningún cable. Los accesorios de la jaula, si son de madera, también sucumbirán a sus afilados dientes.

Dado que son activas por la mañana y al anochecer, las ratas son animales perfectos para los que trabajan fuera. Cuando llegues de trabajar, tendrás tiempo para pasar tiempo de calidad con tus peluditas. Con un poco de paciencia, la mayoría de ratas se pueden domesticar.

Solo para niños grandes

Las ratas solo son aptas para niños hasta cierto punto porque, entre otras cosas, quieren estar tranquilas durante el día. Además, la motricidad fina de los niños pequeños todavía no está suficientemente desarrollada para tratar con roedores. Si los cogen con poca maña sin querer o los hacen sentir acosados, pueden incluso morder.

A partir de los ocho años, los niños ya pueden ayudar a cuidarlas e incluso jugar solos con ellas. Antes de esa edad, siempre debe haber un adulto presente.

Tenencia de ratas: siempre en grupo, ¡nunca solas!

Las ratas son seres extremadamente sociales y nunca deben vivir solas. Para ser felices, necesitan estar en contacto con otras ratas. Quieren jugar entre ellas, acurrucarse y acicalarse el pelaje mutuamente.

Una tenencia acorde a la especie requiere al menos tres ratas, pero puede haber más en el grupo. Eso sí, debes contar con suficiente espacio y tiempo para ocuparte de ellas.

Además, las ratas son animales muy apegadas a su territorio y a su grupo. Nunca coloques una nueva rata doméstica sin más en la jaula con las demás. Si lo haces, el grupo podría mostrarse agresivo con la recién llegada. Las ratas que no se conocen deben acostumbrarse unas a otras gradualmente.

Gran fertilidad

A partir de las seis semanas de vida, aproximadamente, las ratas alcanzan la madurez sexual. Una hembra puede traer al mundo hasta 20 crías ¡por camada! Y lo que es aún más sorprendente: una rata puede tener crías varias veces al año.

Es lógico pensar que no podrás dar tantas crías en adopción. Por tanto, para evitar camadas no deseadas, deberás tener animales del mismo sexo o castrar a los machos.

La jaula

Las ratas domésticas pasan la mayor parte del tiempo en la jaula. Por eso, esta debe ser suficientemente grande como para ofrecer espacio para dormir, comer, trepar y jugar. Cuanto más grande, mejor. Por ejemplo, la asociación alemana de amantes y cuidadores de ratas recomienda una superficie mínima de 0,5 metros cuadrados por rata.

Importante: La ubicación idónea de la jaula

Para el bienestar de la rata doméstica, la ubicación de la jaula es decisiva. Esta no se debe colocar en el jardín, en el balcón ni en el garaje, ya que las ratas son muy sensibles a los cambios de temperatura. También se debe evitar la luz solar directa.

El lugar ideal debe ser un poco elevado, tranquilo y protegido de las corrientes de aire, pero también interesante. Al fin y al cabo, a estos animalitos les encanta que el entorno sea variado. Lo mejor es instalarla en la estancia en la que dejes a las ratas salir a corretear.

Además, las ratas son animales limpios que se lavan a menudo. Deberás limpiar la jaula regularmente, cada dos o tres semanas.

En general, suele bastar con agua caliente, que puedes mezclar con un chorro de vinagre o un poco de lavavajillas. No utilices productos corrosivos ni con olores fuertes, ya que no sientan bien al fino olfato de la rata doméstica. Los lechos perfumados también están prohibidos.

Equipamiento básico de la jaula

Para que el grupo se sienta bien en la jaula, esta debe estar equipada de manera acorde a la especie. Esto incluye varios sitios para dormir, esconderse y retozar. Una opción es instalar una hamaca para los momentos de relax.

Los comederos deben ser suficientemente pesados y estables, ya que las ratas suelen apoyarse en el borde en grupo. Muchas utilizan aseos para ratas. Para ello, busca un cuenco plano, llénalo con lecho y colócalo en una esquina de la jaula.

Esto es lo que necesitarás para el equipamiento básico:

En la tienda online de zooplus encontrarás jaulasjuguetes y accesorios adecuados.

La alimentación adecuada para ratas domésticas

Las ratas son omnívoras, lo que significa que comen tanto alimentos vegetales como animales. El componente principal de su dieta son los granos, pero también deben comer fruta y verdura regularmente. Además, puedes darles requesón, gusanos de la harina o huevos duros.

Prueba con varios manjares, ya que las ratas son muy suyas en cuanto a la comida. Lo que a unas les gusta puede que a otras, no tanto.

Además, procura que siempre tengan suficiente agua fresca a su disposición. Para ello, lo mejor es utilizar bebederos. Algunas ratas también beben de un cuenco.

En la tienda online de zooplus encontrarás varios tipos de comida para ratas.

Rata doméstica
Las ratas tienen un sentido del gusto muy refinado.

Problemas de salud

Por desgracia, la esperanza de vida de la rata doméstica no es muy alta. Como mucho, viven dos o tres años. Si tienes hijos, conviene que les expliques con delicadeza que sus amiguitas no vivirán mucho.

Algunas enfermedades aparecen a la edad de un año y medio. Los tumores mamarios y las enfermedades respiratorias son muy frecuentes en ratas.

Además, estos animales tienden a ocultar sus dolencias. Esto es una herencia de su época salvaje, cuando una rata enferma se convertía rápidamente en víctima de un depredador. Si tu rata doméstica parece enferma, llévala al veterinario lo antes posible.

Los siguientes pueden ser síntomas de una enfermedad:

  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso
  • Cansancio y flojera
  • Cambios en el pelaje (bultos y calvas)
  • Adherencias en las heces

Importante: Busca a un veterinario de antemano.
No todos los veterinarios tienen la misma experiencia con ratas que con gatos o perros. Por eso, asegúrate de encontrar a un buen veterinario para tus peluditas a tiempo.

Dónde comprar ratas domésticas

¿Te ha encantado la rata doméstica y te gustaría tener un grupito en casa? En ese caso, te recomendamos que preguntes en la protectora de tu zona. Aquí siempre hay un montón de bebés de rata indeseados.

En los anuncios clasificados y en internet también se ofrecen ratas. La gente que vende sus animales por estos canales suele buscar dinero rápido. Por eso, el alojamiento adecuado a la especie y la asistencia sanitaria son para ellos temas secundarios. Por lo tanto, ¡mejor ni preguntar!

Conclusión

La tenencia de ratas domésticas es relativamente exigente. Para que sean felices, necesitan la compañía de otras ratas y mucha variedad. Si quieres tenerlas como animales domésticos, debes contar con suficiente tiempo para ocuparte de ellas.

Los problemas de salud también pueden complicar las cosas. Ten en cuenta que deberás llevarlas a menudo al veterinario cuando sean más mayores. Sería conveniente que ahorres un poco cada mes para posibles tratamientos.

Si, a pesar de todo, quieres lanzarte a la aventura, se te recompensará con compañeras de vida encantadoras. Lo que está claro es que con un grupito de ratas domésticas no te aburrirás.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Hámster

Los hay de diferentes tamaños y colores: hámsteres dorados, sirios, enanos, etc. Su adorable aspecto y su diminuto cuerpo hace que estos animales domésticos sean muy populares. Pero los hámsteres no son tan cariñosos como parecen. Estos pequeños roedores son bastante delicados y tienen unas necesidades bastante exigentes que no puedes pasar por alto.
8 min

Conejo cabeza de león

Los conejos enanos son perfectos para tenerlos en casa. Una raza muy popular de estos enanitos es el conejo cabeza de león, que te presentamos en este artículo.
13 min

Conejo enano

Su tamaño pequeño, su aspecto adorable, su carácter sociable y la posibilidad de tenerlo en el exterior hacen que el conejo enano sea muy popular como animal doméstico. Si te planteas hacerte con uno debes tener en cuenta que los animales pequeños también pueden tener necesidades grandes. Cuáles son, cómo tener un conejo enano o toy de forma adecuada a la especie y todo lo que necesitas saber sobre estos adorables orejudos lo puedes leer aquí.