Erizo africano

Erizo africano

La cosa se pone espinosa: los erizos son animales domésticos exóticos, pero cada vez más populares. Los vídeos de erizos monísimos que salen en las plataformas contribuyen a que estos pequeños insectívoros cada vez se encuentren en más hogares europeos. Sin embargo, la tenencia del erizo africano, asociada con un gran esfuerzo, está muy cuestionada entre los ecologistas.

¿Se puede tener un erizo como animal doméstico?

Los erizos son especies protegidas y, por lo tanto, no se deben tener como animales domésticos. En varios países, la excepción la constituye el erizo africano (Atelerix albiventris). Este erizo se importó por primera vez en EE. UU. en los años 90, lo que años más tarde se prohibiría. Sin embargo, se ha seguido criando y, actualmente, se tiene como animal doméstico especialmente en EE. UU.

Aspecto

El erizo de vientre blanco tiene púas distribuidas por todo el lomo. Estas miden unos 15-20 mm de largo y son de diferentes colores. En cambio, tiene el vientre suave y blanco, como ya sugiere uno de sus nombres. Sus orejitas son redondas y tiene las patas pequeñas. A diferencia de otros erizos, en las patas traseras cuenta con cuatro dedos, en lugar de cinco. El erizo africano puede medir entre 14 y 21 cm y pesar de 300 a 500 g.

ARTICLE BANNER CUPONES

Comportamiento

El hábitat natural del erizo africano son las sabanas y las praderas secas de África Central. El erizo pigmeo africano es crepuscular y nocturno, y se esconde durante el día. Al atardecer, se dedica a buscar comida. Estos erizos no son roedores, sino insectívoros, y pueden vivir entre cinco y ocho años en cautividad. A diferencia de los erizos europeos, los africanos no hibernan, pero pueden tomarse un descanso en verano. En este periodo, son más inactivos que de costumbre. No obstante, este descanso es poco frecuente en los animales en cautiverio.

Los cuidadores de erizos los describen como cariñosos y confiados, y dicen que se dejan acariciar. Cuando avistan un peligro, se hacen una bola y usan su manto de púas como escudo contra los enemigos. En los primeros meses de vida, el erizo africano muda las púas (quilling). Esto también puede suceder en menor medida en los animales adultos. A priori, esto no es motivo de alarma. Hay que buscar las púas para ver si se trata de una caída de púas patológica. Las púas enfermas suelen tener un aspecto quebrado. Si es el caso, es necesario hablar con un veterinario especializado para descartar enfermedades.

Erizo africano

Tenencia

La tenencia del erizo africano está asociada a una gran responsabilidad. Por eso, quien decida tener uno debe estar seguro de si tiene suficiente tiempo, dinero y espacio para ofrecerle una vida acorde a la especie.

El terrario

El terrario del erizo debe medir por lo menos 150 x 60 x 60 cm. Lo mejor es que tenga varios pisos para que pueda moverse a placer. Las jaulas con tela metálica o rejilla son inadecuadas porque el peligro de que el erizo se lastime es enorme. Además, en ellas no está protegido contra las corrientes de aire. A la hora de elegir un terrario adecuado, hay que asegurarse de que no sea completamente de cristal, ya que al erizo le gusta refugiarse durante el día y que no lo observen desde todos los ángulos. Además, el terrario debe tener rendijas de ventilación para garantizar un suministro de oxígeno óptimo. Si tiene varios pisos, hay que procurar que las escaleras estén adaptadas a las necesidades del erizo. Estas bolitas espinosas no son buenas trepadoras, por lo que no deben ser ni muy empinadas ni muy planas.

El equipamiento

Para el lecho se puede utilizar lecho para roedores o arena fina. Respecto a la arena, hay que elegir una que no le haga daño al caminar sobre los granos. El lecho se debe cambiar regularmente. El heno no es adecuado, puesto que la paja se enreda en sus patitas y puede provocarle lesiones graves. También hay que colocar escondites, ya que el erizo africano es un animal nocturno que descansa durante el día. Para ello, pueden utilizarse casitas de roedores y tubos. Por cada erizo debe haber una casita. Los comederos y bebederos también son un elemento indispensable. El erizo de vientre blanco toma baños de arena para limpiarse. Para ello, se puede rellenar una bañera descubierta o cubierta con arena para chinchilla. También hay que colocar un aseo esquinero, p. ej., un aseo para roedores con arena para gatos. El aseo y la bañera se deben limpiar diariamente.

El erizo africano es un animal muy curioso y le encanta la variedad. Por eso, es recomendable ir cambiando de sitio los objetos, como tubos, maderas o piedras, de vez en cuando. También es importante eliminar los restos de comida, las heces y la orina del terrario todos los días.

Tiempo en libertad

El erizo pigmeo africano debe poder corretear en libertad a diario porque es un animal muy activo y dinámico. Para ello, se puede acoplar el terrario a un parque exterior (sin barrotes). Si se deja correr al erizo por casa, hay que asegurarse de que no haya objetos peligrosos ni plantas tóxicas a su alcance. Algunas plantas venenosas para los erizos son, por ejemplo, el áloe, la hiedra y el ciclamen.

Alimentación

Como decíamos antes, el erizo africano es un insectívoro. En su hábitat natural, se alimenta de lombrices, caracoles, larvas, huevos de ave y, menos frecuentemente, frutos. En cautiverio, los insectos también deben ser su alimento principal. Por ejemplo, se le pueden dar gusanos de la harina, lombrices de tierra, escarabajos, caracoles o grillos. Lo mejor es comprar insectos en tiendas de animales, ya que los de la naturaleza suelen ser portadores de enfermedades.

Además de insectos, también puede comer pienso para gatos de buena calidad con un porcentaje de carne mínimo del 60 %. No obstante, el pienso no debe dársele como alimento completo. Lo mismo vale para la comida húmeda: se debe ofrecer para aportar variedad y tiene que ser de buena calidad. De vez en cuando, también se le puede dar fruta, pero no demasiada, ya que podría provocarle diarrea. A algunos erizos les gustan los huevos revueltos (sin condimentar y cocinados sin aceite). Lo importante es que la alimentación del erizo africano sea variada, ya que, de lo contrario, podría tener deficiencias.

Asimismo, el erizo pigmeo africano debe tener agua fresca a su disposición a diario. Los erizos son intolerantes a la lactosa por naturaleza, por lo que no hay que darles nada de leche. No pueden procesar la lactosa y esta les provoca problemas digestivos.

Erizo africano

Enfermedades

Los diagnósticos de parásitos, como pulgas o ácaros, no son infrecuentes en el erizo africano. Si se detecta que el animal no para de rascarse, hay que llevarlo a un veterinario.

El Wobbly Hedgehog Syndrome (WHS) es una enfermedad típica del erizo africano. Se manifiesta con parálisis progresivas y un movimiento tambaleante característico. Se trata de una enfermedad del sistema nervioso central y es mortal para el animal.

Es frecuente que les salgan llagas en las patas, que se suelen deber a malas condiciones de tenencia. Puede que el lecho o los objetos del terrario sean demasiado afilados. En este caso, es necesario cambiar la arena y retirar los objetos afilados. Si el erizo tiene las patas malheridas, hay que llevarlo al veterinario.

Cría

La cría del erizo africano es muy complicada. Antes de ponerse a criarlo, es necesario informarse bien y familiarizarse con los riesgos. Además, la cría del erizo africano es muy cara. No siempre se encuentran compradores para los animalitos. Por eso, hay que estar dispuesto a cuidar de varios erizos si no se encuentran compradores. El periodo de gestación de este animal es de entre 30 y 40 días. En general nacen de dos a cuatro crías, que llegan al mundo ciegas y desnudas. Las crías se vuelven independientes a los 40 días. Para la cría se necesitan varios terrarios, uno para la madre, el padre y las crías respectivamente. Es frecuente que la madre rechace una camada o se la coma después del parto.

Nuestros artículos más útiles
10 min

Hámster

Los hay de diferentes tamaños y colores: hámsteres dorados, sirios, enanos, etc. Su adorable aspecto y su diminuto cuerpo hace que estos animales domésticos sean muy populares. Pero los hámsteres no son tan cariñosos como parecen. Estos pequeños roedores son bastante delicados y tienen unas necesidades bastante exigentes que no puedes pasar por alto.
3 min

Hurones

Los hurones no son animales domésticos comunes, por lo que, antes de hacerte con uno, debes tener en cuenta unas cuantas cosas.
12 min

Conejo enano

Su tamaño pequeño, su aspecto adorable, su carácter sociable y la posibilidad de tenerlo en el exterior hacen que el conejo enano sea muy popular como animal doméstico. Si te planteas hacerte con uno debes tener en cuenta que los animales pequeños también pueden tener necesidades grandes. Cuáles son, cómo tener un conejo enano o toy de forma adecuada a la especie y todo lo que necesitas saber sobre estos adorables orejudos lo puedes leer aquí.