Complementos alimenticios para gatos

Complementos alimenticios para gatos

Las latas de comida para gatos tienen todo lo necesario para la buena salud de tu minino ¿o no? El término alimento completo indica que el minino recibe todas las vitaminas y minerales necesarios para tener una vida saludable. Según la edad, la constitución o las posibles enfermedades, algunos felinos necesitan nutrientes adicionales en forma de complementos alimenticios. Por suerte existe gran variedad de complementos alimenticios para gatos con los que puedes completar la nutrición de tu bigotudo. ¡Esta pequeña guía de alimentos complementarios para gatos te ayudará a encontrar la composición de alimentos adecuada!

Vitaminas para gatos

  • Vitamina A: los ojos, la piel y el pelaje de los mininos necesitan vitamina A. Una deficiencia puede conllevar enfermedades oculares y problemas en la piel. Un exceso también es peligroso, pues puede causar cambios en el esqueleto y desórdenes en el crecimiento. Un gato adulto de unos 3 kilos necesita unas 300 UI (unidades internacionales) de vitamina A al día.
  • La vitamina D refuerza el intestino, los huesos, los riñones, las glándulas mamarias y el útero y regula el metabolismo del calcio y el fósforo. Un exceso puede ocasionar la calcificación de las paredes vasculares y una carencia puede causar raquitismo. Los gatos domésticos que no salen son propensos a tener insuficiencia de vitamina D, pues los felinos que pasan tiempo en el exterior pueden sintetizar la vitamina de la luz solar a través de la vitamina D3.
  • La vitamina E, al igual que la vitamina A, es liposoluble. Es un antioxidante que protege las grasas y los lípidos del cuerpo del ataque de radicales libres. Un felino adulto necesita unos 2 mg de vitamina E al día, sin embargo, una gata preñada o los gatitos necesitan más.
  • Los gatos generan la vitamina C por sí solos, pero debido a su escasez debe ser añadida a través de la alimentación. Entre 100 y 300 mg de vitamina C apoyan el sistema inmunitario, que es importante, sobre todo, en felinos con estrés, bigotudos enfermos o gatos mayores.

Minerales para gatos

Las vitaminas no son lo único importante de la alimentación para gatos, ¡los minerales tampoco pueden faltar!

  • Los minerales son nutrientes que están presentes en forma de iones o como compuestos inorgánicos. Son esenciales para el organismo felino, una carencia puede causar trastornos graves.
  • Una relación óptima entre calcio y fósforo en la comida para gatos es de gran importancia. Para un metabolismo óseo ideal debe estar entre 1,2 y 1.
  • El sodio, el cloro y el potasio coordinan el balance hídrico y la absorción de nutrientes del cuerpo del minino.

Aminoácidos esenciales para gatos

¡Hay otros nutrientes importantes para los gatos! Los aminoácidos esenciales no pueden generarlos por sí solos. Dado que son necesarios para los procesos metabólicos, deben suministrarse a través de la comida. Uno de los aminoácidos fundamentales es la taurina, que se encarga de regular el latido del corazón y la red neuronal.

Dado que el exceso de taurina es expulsado por el metabolismo del gato, no existe peligro de sobredosis. Sin embargo, una carencia puede causar ceguera, trastornos del sistema inmunitario o rigidez del miocardio. La cantidad recomendada está entre 100 y 200 mg de taurina al día. Por ello, muchos amantes de los gatos han decidido completar el pienso para gatos con taurina.

Pero no te preocupes, la mayoría de la comida para gatos de buena calidad ya contiene gran parte de minerales y vitaminas, sobre todo cuando se ofrecen como alimentación completa. Por eso la alimentación de felinos adultos y sanos no siempre ha de complementarse.

Nuestros artículos más útiles
Los gatos son unos animales puramente carnívoros, aunque los que viven en el exterior no rechazan algún que otro tallo de hierba para gatos. Esta les ayuda a estimular la digestión y a favorecer la expulsión natural de las bolas de pelo.
Muchas personas asocian a los gatos con la leche. El apetito desmedido por la leche de los gatos se ilustra en muchos libros infantiles y películas. Esta ansia se da también en la vida real, pues a los felinos les encanta la leche. Una teoría sobre el porqué del entusiasmo de los mininos por la leche dice que se debe a que les recuerda al periodo del amamantamiento. Pero realmente ¿los gatos pueden beber leche?
Al igual que las personas, los gatos pueden padecer varias enfermedades hereditarias o dolencias relacionadas con la alimentación. Algunos requieren de asistencia veterinaria combinada con una nutrición adaptada. Una enfermedad felina cuyo éxito de tratamiento depende de una alimentación apropiada para la especie, es la diabetes felina. La diabetes en gatos o diabetes mellitus felina, es una enfermedad seria. El diagnóstico es una desagradable sorpresa para cualquier amante de los gatos. A pesar de ser más frecuente de lo que se cree, muy pocos han oído hablar de esta enfermedad. ¿Qué es la diabetes felina? ¿Cuáles son las causas? ¿Cómo es una alimentación correcta para poder apoyar el tratamiento?