Alimentación para gatos esterilizados

Alimentación para gatos esterilizados

Alimentación para gatos esterilizados

No todos los gatos son iguales. Un gato necesita unos aportes nutricionales específicos en cada una de las etapas de su vida. Existen, además, algunos de naturaleza muy activa, mientras que otros prefieren pasar el día relajados al lado de la estufa. El alimento perfecto para un gato sería aquel que estuviese adaptado a las necesidades especiales de cada minino. La esterilización es una experiencia importante para el cuerpo del gato. ¿Qué es exactamente la esterilización? ¿Qué características debe tener el alimento destinado a gatos castrados o esterilizados?

La esterilización

La pregunta sobre si es bueno o malo esterilizar a un gato es muy controvertida. El hecho es que se recomienda que los gatos deben esterilizarse a una edad temprana por razones de bienestar. Los estudios revelan que la castración llevada a cabo por un veterinario solo plantea problemas en casos muy raros. Además, los gatos esterilizados son menos propensos a desarrollar ciertos tipos de cáncer, así como a sufrir estrés. No obstante, la castración modifica el metabolismo y el equilibrio hormonal del gato, lo cual puede ir acompañado de más cambios: las hormonas sexuales que se encargan de regular el apetito y la tasa metabólica disminuyen. Esto reduce la necesidad de energía, pero el apetito se eleva. Asimismo, estos animales que normalmente salen al exterior, una vez castrados, suelen ser más tranquilos y tampoco tienden a alejarse tantos kilómetros de casa. Los dueños de los gatos pueden también observar que estos aumentan su peso.

El mejor pienso para gatos esterilizados

Una vez esterilizados, los gatos necesitan una ingesta menor de calorías para satisfacer su demanda diaria. En cambio, necesitan vitaminas y otros nutrientes esenciales para mantenerse sanos y alegres. Una reducción de la cantidad de alimento conlleva que el gato no tenga una nutrición adecuada para que todas sus funciones vitales se desarrollen adecuadamente. No obstante, se debería dar una menor cantidad de calorías al gato para que no aumente de peso. Esta reducción de calorías debería ser de hasta un 30 %. ¿Lo ves imposible? Ya verás como no.

La alimentación ideal para gatos castrados debería tener las vitaminas y los nutrientes necesarios, así como una baja cantidad de calorías y grasas. Muchos de los alimentos que se venden en la actualidad ofrecen estas características nutricionales. Estos, por otra parte, contienen importantes aditivos de alto valor nutricional. Algunos de estos, como la L-carnitina, pueden favorecer el mantenimiento del peso equilibrado del gato. Una relación calcio/fósforo equilibrada de la comida para gatos es esencial para la estabilización de minerales en su cuerpo. Además, puede reducir el riesgo de cálculos urinarios y renales. Las proteínas de gran calidad, por otra parte, garantizan buena conservación de la masa muscular, incluso para aquellos gatos menos activos. Por último, el enriquecimiento con antioxidantes refuerza el mecanismo de reparación de las células.

El cambio de dieta

Encontrar el mejor alimento para tu gato esterilizado es el primer paso. Ahora viene introducirlo en su dieta. Como probablemente ya sabes, los gatos no suelen colaborar cuando hay que renunciar a su comida favorita por otra más equilibrada pero desconocida para ellos. Es por ello que el cambio en la dieta se debe hacer de forma gradual. Al principio se puede probar mezclando un poco de su anterior comida con la nueva. De este modo se irá aumentando de manera progresiva la proporción de la nueva comida hasta que se sustituya la antigua por completo. También sería ideal que redujeras los premios con chucherías y snacks hasta que el gato acepte comer su nueva comida.

¡Buena suerte a ti y a tu gato!

Nuestros artículos más útiles

Diabetes en gatos – Todo lo que necesitas saber

Al igual que las personas, los gatos pueden padecer varias enfermedades hereditarias o dolencias relacionadas con la alimentación. Algunos requieren de asistencia veterinaria combinada con una nutrición adaptada. Una enfermedad felina cuyo éxito de tratamiento depende de una alimentación apropiada para la especie, es la diabetes felina. La diabetes en gatos o diabetes mellitus felina, es una enfermedad seria. El diagnóstico es una desagradable sorpresa para cualquier amante de los gatos. A pesar de ser más frecuente de lo que se cree, muy pocos han oído hablar de esta enfermedad. ¿Qué es la diabetes felina? ¿Cuáles son las causas? ¿Cómo es una alimentación correcta para poder apoyar el tratamiento?

Taurina para gatos

La taurina es conocida por muchos, sobre todo por su relación con las bebidas energéticas. A continuación, te contamos por qué la taurina es tan importante para los gatos.