Los cuidados de los caballos

Los cuidados de los caballos

Limpieza del caballo

Los caballos mudan el pelo en primavera y en otoño. A pesar de que la mayoría de estos animales tiene un pelaje corto y fácil de cuidar, los cuidados de los caballos son indispensables y deben realizarse a diario.

El cuidado de los cascos

Los cascos deben limpiarse con regularidad, al menos siempre antes y después de cada salida. No obstante, el engrasado regular del cuerno del casco es superfluo. Este es permeable al aire y al agua, por lo que el contenido de humedad del casco se regula con facilidad en los caballos sanos. El exceso de grasa en los cascos puede obstruir los poros y reducir la permeabilidad de estos. ¡Por supuesto que hay excepciones! Por ejemplo, el engrasado de los cascos de los caballos que están en boxes puede evitar que estos se ablanden por la orina. Encontrarás más información sobre el cuidado de los cascos en el magazín de caballos de zooplus.

Justo encima de los cascos se encuentra la cuartilla. Esta es peluda y muy susceptible a las enfermedades por hongos y a la grapa. El lavado regular y el tratamiento con pomadas y aerosoles especiales son de gran ayuda. Las patas deben revisarse regularmente para detectar lesiones e inflamaciones.

Cuidados del pelaje

Aparte de la limpieza regular antes de cada salida y la limpieza a fondo después de la misma, el pelaje del caballo solo necesita un cuidado especial durante la época de muda. El cuidado intensivo con una almohaza de goma, el uso de un peine dentado de acero durante el cambio de pelaje y el empleo de un cepillo suele mantenerlo limpio y bien cuidado. Para los animales que también se ejercitan durante el invierno más frío puede ser de gran ayuda cortarle el pelo. De esta manera se secan antes después de haber sudado. Sin embargo, a temperaturas bajo cero también pueden resfriarse con más facilidad. Por eso es muy importante que no te olvides de ponerle la manta para caballos.

Los cuidados de los caballos

Cuidados de la crin de los caballos

Dependiendo de la condición del pelo, el cuidado de la crin y de la cola puede ser muy complejo. Aparte del cepillado regular, los aerosoles y las lociones para el pelo pueden ayudar. En el caso de melenas particularmente largas y finas, como las de los caballos árabes, la única manera de evitar que los delicados pelos se anuden o incluso tengan que cortarse es trenzarlos cuando los caballos están en sus boxes o entrenando.

Nuestros artículos más útiles