Equitación para adultos

Equitación para adultos

Se sabe que a los niños les encantan los caballos. Pero la equitación no es solo un deporte para niños y adolescentes. La equitación para adultos goza de gran popularidad. Para practicar este deporte solo necesitas un poco de valentía: ¡vale la pena!

Ventajas

Los niños en edad escolar suelen tener más tiempo libre para este pasatiempo, pero son sobre todo las personas adultas las que se llevan muy bien con los caballos. Con la edad, los amantes de los caballos han desarrollado muchas características que les ayudan en el trato con los caballos: una cierta calma interior, una rutina diaria regular, un objetivo claro en la mente y a menudo un uso más consciente del lenguaje corporal. Por supuesto, la seguridad financiera de los adultos también es importante para una afición tan costosa como lo es la equitación.

Problemas con las clases de equitación para adultos

  • Miedos
    Cuando empiezas con las clases de equitación es normal tener una sensación extraña. Sin embargo, si cada vez que estás montado sobre el caballo te da ansiedad es esencial que hables con tu instructor de equitación. El miedo se transfiere a los caballos, por lo que puede llegar a ser muy peligroso.
  • Ejercicio/Salud

Para practicar la equitación para adultos es necesario tener una buena salud. Esto se debe a que, por ejemplo, la caída de un caballo es más delicada para un adulto que para un niño. Los huesos duelen después de los primeros paseos, el músculo tarda más en formarse y las agujetas son más intensas. Por lo tanto, debes tener una buena condición de salud, pues para montar a caballo se requiere cierta flexibilidad. De hecho, se recomienda hacer algo de deporte aparte.

Clases de equitación para adultos

  • La escuela de equitación correcta
    Debes sentirte cómodo en la escuela. Además, es importante que el instructor tenga experiencia previa con la formación para adultos.
  • Clases de equitación
    Las clases en grupo con alumnos jóvenes no son prácticas para adultos, pues estos necesitan un poco más de atención que los niños. Lo ideal son, al menos al principio, las clases individuales, pues el efecto del aprendizaje es mayor. Si la escuela ofrece clases para grupos reducidos de adultos, como alternativa puedes unirte a ellas.
  • Así son las clases de equitación para adultos
    Para desarrollar una posición correcta, los adultos necesitan un poco más de tiempo que los niños, pues carecen de la flexibilidad básica. Por lo que al principio se monta con la cuerda. El caballo para principiantes debe adaptarse a tu tamaño y ser de naturaleza tranquila y relajada.
Equitación para adultos
Nuestros artículos más útiles