Mi cesta

¡Tu cesta está vacía!

zooplus utliza cookies para asegurar el correcto funcionamiento de la web, personalizar el contenido y los anuncios que le mostramos y para analizar nuestros datos de tráfico. Asimismo, informamos a nuestros colaboradores en publicidad y análisis sobre el uso que hace de nuestra página. Utilizando esta página web, acepta el uso de cookies. Aceptar cookies

La app de zooplus

Ir a la app
ENVÍO GRATIS desde 49€ | Solo 2,99 € a partir de 29 €
5% dto en pedido superior a 69 € código CONTIGO5 y 3% si es inferior código CONTIGO3

Accesorios para viajar con gatos

Los viajes no suelen ser una de las actividades favoritas de los gatos. Por eso, en esta sección te ofrecemos artículos para que el transporte de tu gato sea lo más cómodo y seguro posible. Desde transportines para gatos y correas y collares para gatos hasta localizadores GPS y cámaras de vigilancia. ¡Descúbrelos todos!

Transporte de gatos: viajar de forma segura y sin estrés

Para los gatos es primordial estar en su entorno conocido y en suelo firme. Son pocos los gatos a los que les gusta viajar, pero con los accesorios adecuados le facilitarás a tu minino el camino hacia su cuidador temporal, el veterinario o las vacaciones.

Los transportines, las jaulas, los bolsos y las mochilas para gatos son una modalidad segura de llevar a tu pequeño felino de un lugar a otro. Los accesorios para transportar gatos están pensados para evitar, dentro de lo posible, el estrés de los viajes. Por eso, este tipo de productos pertenecen al equipamiento básico en todo hogar con gatos. Gracias a la amplia variedad que existe hoy en día, seguro que encontrarás el ideal para vuestras necesidades.

¿Qué hay que tener en cuenta al viajar con un gato en coche, tren o avión?

Sea al veterinario, al lugar de cuidado durante las vacaciones o de viaje, siempre debes garantizar la seguridad máxima durante el transporte de tu gato. Para poder decantarte por un transportín, un bolso o una jaula, es importante tener en cuenta el medio de transporte que vas a utilizar:

  • Coche: lo más adecuado para desplazarse en coche con un gato es un transportín, que se puede sujetar con el cinturón de seguridad. Algunos modelos incluso están provistos de una pieza especial para los cinturones, parecida a la que tienen las sillas para niños.
  • Autobús: en la mayoría de los casos, los gatos pueden viajar en autobús como equipaje de mano. Por lo tanto, el transportín o el bolso elegido debe cumplir con las medidas establecidas para el equipaje de mano.
  • Tren: según la distancia que se vaya a recorrer, existen diferentes normas en cuanto al pago del billete y a la forma de transportar gatos en el tren. Para viajes de media y larga distancia se precisa una jaula o transportín de unas medidas determinadas y que debe colocarse a los pies del viajero.
  • Avión: es necesario asegurarse de que el transportín o bolso cumpla con las normas de la IATA (International Air Transport Association) o de la aerolínea en cuestión. Esta es la única manera de garantizar que el método de transporte elegido sea aceptado en el aeropuerto.

Por otra parte, es importante plantearse con qué fin se va a adquirir el accesorio para el transporte. En función de ello, te puedes decantar por un modelo u otro. Para un plus de seguridad, también disponemos de arneses y collares para gatos.

¿Qué productos son adecuados para el transporte de gatos? Transportines, bolsos y demás

Un bolso o transportín para gatos tiene el objetivo de hacer que el transporte sea lo más cómodo posible. Ha de garantizar la seguridad y ofrecerle a tu minino un lugar confortable para retirarse cuando se sienta abrumado. Existen distintos tipos de productos para transportar gatos:

Transportines para gatos: estables y prácticos

Los transportines para gatos que están hechos de plástico son fáciles de limpiar, están disponibles en diferentes tamaños y, frecuentemente, cuentan con una abertura adicional. Para viajar con gatos en coche, hay ciertos transportines que están provistos de una fijación adicional para el cinturón de seguridad. Las cajas de transporte con tapa abatible facilitan el acceso al interior. También existen transportines de mimbre que, además de ser muy bonitos, son ideales como lugar de descanso y para el transporte de los gatos.

Bolsos y mochilas para gatos: ligeros y flexibles

Los bolsos y mochilas para gatos son textiles, por lo que son muy ligeros y se pliegan y almacenan de forma sencilla. Además, están permitidos para llevar a los animales en la cabina del avión. Los bolsos son fáciles de transportar y constituyen un lugar de retiro conocido a tu minino en cualquier parte. Gracias a ello, su nivel de estrés por el viaje será menor.

Jaulas para gatos: resistentes y espaciosas

Las jaulas para gatos son ideales para transportar a tu gato en el maletero del coche. Disponen de mucho espacio, por lo que tu gato se sentirá más cómodo dentro. Además, ofrecen mayor visibilidad para que pueda observar lo que sucede a su alrededor.

¿Cómo elegir el tamaño correcto?

A la hora de buscar el tamaño adecuado de transportín, bolso o jaula para gatos, es importante fijarse en dos aspectos básicos. Por un lado, debe ser lo suficientemente largo para que tu minino pueda tumbarse. Para ello, puedes medir el largo de tu gato cuando está de pie y sumarle unos 20 cm. Por otro lado, también ha de tener la anchura suficiente para que tu gato pueda darse la vuelta dentro. Tampoco hay que elegir un tamaño mucho más grande para evitar que el gato salga lanzado en caso de una frenada brusca.

Cómo hacer que el gato pierda el miedo al transportín y amenizar el transporte

Los gatos son unos seres muy sensibles y, en la mayoría de los casos, les afecta mucho o les entra miedo al ir de viaje en un transportín, bolso o jaula. Estos dos consejos te serán de ayuda:

  • Transportines, bolsos y jaulas: ayuda a tu gato a relacionar el artículo para el transporte elegido con recuerdos positivos. Coloca el producto en el salón de tu casa algunos días antes de la visita al veterinario o del viaje y conviértelo en un lugar muy confortable, incluso puedes poner dentro algunos snacks. Lo mejor es que lo equipes con una manta o un cojín cómodo.
  • El transporte: el sensible órgano de equilibrio de los gatos hace que estos sean propensos a los mareos y las náuseas. Por eso, intenta que el viaje en coche sea lo más corto posible y asegúrate de que haya una buena ventilación pero sin corrientes de aire. Al llevar el transportín o el bolso en la mano es importante intentar mantenerlo recto y evitar golpearlo con las piernas al caminar.