Preparados, listos, ¡a olfatear!: cómo hacer una alfombra olfativa

alfombra olfativa

Concentración, por favor: alfombra olfativa casera para superolfatos

El perro menea la cola excitado y mira hacia el rincón de los juguetes con ojos de deseo. «Sé perfectamente que has escondido golosinas ahí», piensa mi perro Hércules cuando ve la alfombra olfativa y me pide que juguemos.

La situación habla por sí sola: una alfombra olfativa para perros es uno de los elementos esenciales para peludos, y con razón.

Estas alfombras están compuestas por muchos trozos de tejido anudados y solapados entre los que se colocan chucherías. Se trata de que el perro las detecte olfateando por el laberinto de tejido. A continuación, tiene que hurgar en la alfombra para sacar las golosinas con la pata, la nariz y el morro.

kilos gratis

Adiós al aburrimiento: ¿por qué es tan interesante una alfombra olfativa?

A los perros les gusta que los pongamos a prueba, tanto física como mentalmente. Sin embargo, entre el trabajo, la casa y el mal tiempo, no siempre es fácil ofrecerles un entretenimiento variado.

Hércules y yo lo sabemos muy bien: en otoño e invierno, cuando empieza a oscurecer antes, llueve y hace frío, los paseos se vuelven más cortos. Por eso, me puse a buscar alternativas.

Un día di con los juegos de inteligencia olfativos, que fomentan la habilidad olfativa y la concentración. Tienen la ventaja de que puedes hacerlos en todas partes. Además, no ocupan mucho espacio y el perro disfruta de variedad fuera del bosque, campo, etc.

El olfateo intensivo hace que las células grises trabajen a todo gas. Esto no solo permite que se desfogue de lo lindo, sino que también entrena su sentido del olfato lúdicamente. Además, satisface sus necesidades naturales con un factor de diversión garantizado.

Por cierto: la alfombra de olfato casera no es solo ideal para interiores cuando hace mal tiempo. También la puedes colocarla en un lugar fresquito en verano cuando haga demasiado calor para dar paseos largos.

¿Para qué perros es adecuada?

Básicamente, una alfombra olfativa es apta para todas las razas que se diviertan olfateando, incluso para cachorros.

Siempre debes adaptar el tamaño de la alfombra y la duración del luego para no agobiar a tu peludo.

Una alfombra olfativa es muy beneficiosa para perros zampabollos. Puedes darle una gran parte de la ración de pienso colocándola en la alfombra de forma lúdica. De esta manera se pueden controlar mejor las cantidades y la velocidad de la ingesta de alimento.

Cómo hacer una alfombra olfativa para perros: ¡éxito garantizado!

Primero de todo, respira. No tienes que ser un profesional de la costura para hacer una alfombra olfativa. Además, seguramente ya tendrás la mayoría de materiales en casa y podrás ponerte manos a la obra enseguida.

Qué necesitas:

  • Dos o tres mantas o retales
  • Una esterilla de goma con agujeros (p. ej., una alfombrilla de goma para el fregadero)
  • Unas tijeras
  • Un metro
alfombra olfativa

Procedimiento:

  1. Preparación: corta las mantas o los retales en tiras iguales (de unos 3-5 cm de ancho y unos 30 cm de largo).
  2. Nudos, nudos y más nudos: ata las tiras de tela entre los agujeros de la esterilla. Es mejor que hagas nudos dobles para que las tiras no se aflojen fácilmente con un olfateo apasionado. Ve anudando tiras en la esterilla hasta que quede bien llena.

Tan única como tu peludo

Con un poco de práctica y telas de diferentes colores, puedes crear dibujos coloridos con los nudos. Si has elegido una esterilla recortable como base, también puedes intentar darle formas chulas, como de flor o corazón.

Ahora sí: preparados, listos, ¡a olfatear!

El perro no necesitará instrucciones porque su nariz le dirá lo que tiene que hacer.

Recuerda: nunca dejes solo a tu perro con un juguete sin supervisión. Esto es particularmente importante si tu perro suele ser muy salvaje al jugar y romper piezas de los juguetes. La alfombra olfativa también entraña peligro de atragantamiento si arranca trozos de tela en un momento de frenesí.

Conclusión de Hércules: amor al primer olfateo

Puede que suene cursi, pero la mirada de Hércules siempre parece decir: «¡Otra vez, otra vez, otra vez!». Hasta ahora, solo lo había visto así de emocionado cuando juega con su frisbee.

Buscar chucherías en la alfombra olfativa lo divierte un montón. Además, la plena concentración y el meticuloso olfateo lo desfogan mentalmente de lo lindo. Para nosotros, esta es una alternativa estupenda cuando hace mal tiempo.

Literalmente, Hércules nunca está hasta las narices de jugar con la alfombra, ¡ni siquiera después de un año de usarla! Respecto a la durabilidad, la alfombra sigue viva y parece casi nueva.

Además, Hércules utiliza la alfombra olfativa para otros fines, p. ej., como cojín acogedor o esterilla extremadamente pequeña para él. Sus cuatro camas (!) no le bastan, claro.

Consejo: la alfombra olfativa para perros es un regalo casero fantástico para un amigo y su peludo.

Nuestros artículos más útiles
6 min

¿Cómo saber si mi perro es feliz? 10 signos de felicidad canina

¿Cómo puedo estar seguro de que mi perro es feliz? ¿Lo estoy haciendo bien y le estoy dando una vida con la que esté satisfecha? Todos nos hemos planteado estas preguntas alguna vez. La probabilidad de que tu peludo sea feliz es bastante alta, si disfruta de su tiempo. Puedes conseguir esto haciendo actividades con él como jugar o practicar deporte. Además —y esto no nos cansaremos de recordarlo—, es importante que le des comida de calidad, para que tenga una buena salud física y mental, que le hará estar de buen humor. Hoy se sabe también que la felicidad de los perros está muy ligada a sus hormonas.
7 min

Adoptar un perro: ¿macho o hembra?

Lo tienes claro: quieres adoptar un can. Pero aún no has decidido si quieres un perro macho o hembra. Muchas personas que adoptan un animal por primera vez tienen esta duda. Te damos consejos para que te resulte más fácil tomar esta decisión.

5 min

Tener dos perros en casa

A diferencia de los conejos o de los loros, los perros no tienen por qué tener necesariamente un compañero de su misma especie, pues tú ya eres su principal apoyo. No obstante, es cierto que muchos adoran convivir con otro perro o incluso con varios. La ventaja de tener más de un can en la familia es evidente: tu peludo siempre tendrá a alguien con quien jugar. Si están bien educados, pasear dos perros no supone un problema ni tampoco su alimentación ni sus cuidados. Sigue leyendo para saber los pros y los contras de tener dos perros en casa y la mejor manera de crear una buena relación entre ellos.