11/17/18 | Marta

Muy buena

El montaje no fue fácil y la casa la tuve que asegurar con tornillos extras. Una vez montada genial. Es grande y espaciosa. A nuestra cobaya le encanta. En la parte de arriba nosotros le hemos puesto una tabla de ladó a lado y le encanta, pasa mucho rato entre la tabla y la casa. La parte de arriba queda algo más escondida y se mete cuando quiere más intimidad. La parte de abajo la usa para esconderse. Si es verdad que la puerta es pequeña por su tamaño. Y la he tenido que forrar por el olor.

02/01/18 | RUTH

Tal cual la foto

El montaje pelin engorroso....Mis dos conejos estan encantados pueden moverse por ella y les gusta subir y bajar. Las pegas que le encuentro son que la puerta de abajo me parece pequena..a la hora de meter el esquinero resulta muy justa, deberia poderse abrir la verja de abajo entera o gran parte de ella

05/14/16 | Arantxa

Esta bastante bien

A pesar de su precio y de tardar una semana en llegar ha merecido la pena, esta muy bien la verdad, es un mueble bonito

08/13/13

Les encanta

A mis conejos les encanta, tanto que, aunque están libres por la casa y la jaula la usan como lugar para comer y hacer sus cosas, desde que se la montamos están tan encantados que apenas salen si no es para corretear. El piso inferior les gusta mucho porque ofrece cobijo al estar cubierto, mientras que el superior se complementa muy bien con la casita elevada. Para los cones es ideal, aunque la puerta es algo pequeña, esta elevada y una rampa no le vendría mal. Además, la rampa para subir al piso superior es algo empinada y se ven inseguros. MONTAJE: Eso si, a nosotros nos ha dado algún quebradero de cabeza, más que los muebles suecos: el montaje es sencillo, pero venía una pieza duplicada y otra faltaba. Suerte que lo pudimos apañar ya que la duplicada y la ausente eran muy similares, pero habría sido un fastidio tener que reclamar la pieza ausente. Recomiendo añadirle ruedas con freno. USO: Por otro lado, para limpiar el interior es fácil ya que puedes extraer las dos bandejas, arriba y abajo, que son de plástico. Eso si los cones hacen sus cosas por la bandeja y tienes lecho higiénico por toda la bandeja. Sin embargo, nuestros conejos hacen sus cosas en una bandeja esquinera. La esquinera solo la podemos poner en el piso superior para poder cogerla, limpiarla y ponerla limpia a diario, ya que de ponerla en el inferior supondría extraer la bandeja superior completa, agacharse y estirarse para cogerla del piso inferior. Esto se debe a que la puerta del piso inferior, por la que entran y salen los cones, es tan pequeña que la bandeja no cabe. Nada cómodo, y menos con las prisas del día a día. Y para poner la comida en el piso inferior también es complicado, por el difícil acceso: o metes la mano por la puerta y estiras el brazo para llegar, o se lo pones cerca de la puerta con la probabilidad de que al saltar dentro lo tiren sin querer. Por otro lado, si sigues los planos, la rampa para subir al piso de arriba se monta justo delante de la puerta, y si ya es de por sí pequeña, eso estrecha más aún el hueco para acceder por ahí al piso inferior. Por eso, lo que hemos hecho ha sido montarla al lado opuesto, en espejo, y hemos cambiado también la orientación de la bandeja superior para que los orificios coincidan, lo cual no ha supuesto dificultad, pero digamos que tienes que darle al coco para sacarle partido. Además, así queda mucho más espacio útil en el piso de arriba, ya que el hueco de acceso queda justo debajo de la casita interior, que está elevada y no apoyada, por lo cual pueden subir sin dificultad. EN RESUMEN: una jaula que a ellos les encanta, lo que es lo más importante, y por eso la elección ha sido acertada y estamos muy satisfechos, pero que por el diseño de algunos complementos, en concreto la rampa de subida y la puerta de entrada, para poder adaptarla a que sea de fácil manejo para los "humanos" hemos tenido que tunearla un poco.

11/25/11 | Sara

No es lo que parece ...

Parece incomodo pero es muy comodo y con una decoracion ... tecnologica e intelectual ...